Principales Estatutos De Estudio Bíblico

Por el Hno. Harold Camping
Traducido al Castellano por el Hno. Ricardo Pereddo
fuentedsabiduria@hotmail.com

“Entre tanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.” 1Timoteo 4:13

LA BIBLIA TIENE MAS DE UN NIVEL DE SIGNIFICADO (2 | 3 | 4)

Hasta ahora en nuestro estudio por la gracia de Dios, hemos descubierto dos fundamentos importantes, que deben ser mantenidos en mente mientras estudiamos la Palabra de Dios.

  1. La Biblia SOLAMENTE y Ella en Su totalidad, es la Palabra de Dios.
  2. Debemos interpretar la Escritura con la Escritura.

Mantén estos estatutos en tu mente y por la gracia de Dios, la Verdad de Dios será encontrada en la Biblia.

El uso de palabras y frases, debe ser estudiado en oraciones individuales. El contexto en el cual la oración es usada y como Dios las usa en otros lados de la Biblia.

Mientras más familiarizado el estudiante esté con la Biblia, encontrará que eso es de más ayuda en su estudio.

“Debemos reconocer que la Biblia es la Palabra de Dios y que Su Santo Espíritu nos guía a Su Verdad.
Si estudiamos diligentemente y oramos que Dios abra nuestros ojos espirituales a Su Verdad escondida en Su Palabra, por Su gracia creceremos en Ella.”

Rogando la dirección del Todopoderoso, ahora daremos un vistazo a un tercer estatuto, que también es de gran importancia.

Este estatuto también debe ser entendido para poder comprender las riquezas espirituales de las Sagradas Escrituras.

Este estatuto es el hecho de que la Palabra de Dios, ordinariamente tiene más de un nivel de significado, y estos niveles son:

  1. La posición o entorno histórico.
  2. La enseñanza espiritual o moral.
  3. La explicación e informe de la salvación.

Con la dirección de Dios, empecemos ahora a examinar estos niveles con gran detalle.

LA BIBLIA ES SUMAMENTE CERTERA EN SU REGISTRO DE EVENTOS HISTÓRICOS

Mucha gente tiene la noción de que porque la Biblia es la Palabra de Dios y está concernida con la salvación, no es confiable en áreas como la de historia, ciencia y otros campos de aprendizaje.

Pero la Biblia es la revelación de Dios a medida que Él habló a través de hombres de antaño, sabemos que Ella debe ser Verdadera y totalmente confiable.

Un blanco u objetivo de ataque favorito de propios y extraños, es la creación del universo. Dios en Su Palabra, declara que Él creó el universo en seis días.

Cuando escudriñamos la Sagrada Escritura, encontramos que esta declaración está apoyada abundantemente. No hay ninguna persuasión para la teoría que enseña que más de seis días de 24 horas fueron requeridos.

La ciencia moderna ha concluido que la tierra tiene billones de años de edad. ¿Es valida esta conclusión? Estas conclusiones cientificas sobre el origen del universo, se basan en evidencia que es sumamente escasa.

Ninguno de los científicos de nuestros días vivió en ese tiempo y la constancia o registro escrito, sólo se remonta a unos cinco mil años.

El científico de hoy en día, ve la escasa evidencia disponible a la luz de las hipótesis que se ve obligado a hacer. Obviamente sus conclusiones no son mas certeras, que sus hipótesis o conjeturas en la que basó su opinión.

Es completamente imposible que estas conclusiones científicas tengan ni siquiera una fracción de certeza como las declaraciones Majestuosas de la Palabra de Dios, la cual nos declara la manera en que Dios creó los cielos y la tierra.

Dios en Su Sagrada Escritura registra un diluvio que destruyó todo lo que tenia aliento de vida en la faz de la tierra. Este diluvio cubrió los montes más altos (Génesis 6 , 7 , 8 , 9).

Sugerir que este diluvio pudo haber sido un diluvio local y/o parcial, es negar la autoridad de las Sagradas Escrituras. Dios declara que en los días de Peleg la tierra fue dividida o repartida (Génesis 10:25).

Este evento histórico, es visto en la evidencia científica que indica que un día, la tierra era un solo continente que se dividió o quebró en partes más pequeñas.

A menos que Dios en Su Sagrada Escritura nos enseñe que un evento o conversación no debe ser entendido como algo histórico, Ella es absolutamente confiable sobre el hecho de que cada conversación y cada evento histórico registrado en la Biblia, de hecho se llevó a cabo.

Puede ser que la evidencia arqueológica no compruebe la existencia de alguna nación en particular que es mencionada en la Biblia y podemos encontrar algún incidente inusual en Ella.

“De todos modos, no tenemos ningún derecho para sugerir que lo que Dios ha registrado en Su Sagrada Escritura, no es autoritativo.”

Cuando Dios habla de la nación de Israel pasando a través del mar Rojo y que “Entonces los hijos de Israel entraron por medio de la mar en seco, teniendo las aguas como muro á su diestra y á su siniestra:” Éxodo 14:22

Estaríamos negando la Verdad de Dios, si sugerimos que ninguna otra cosa que sea un milagro, fue lo que ocurrió. Dios alteró las leyes físicas para hacer que las aguas se pusiesen como muros a los lados mientras pasaba Su pueblo.

Dios también declara que un profeta llamado Jonás fue lanzado al océano y tragado por un gran pez. Sugerir que esto no fue un evento histórico, es repudiar a Dios.

Dios habla de la resurrección corporal del Señor JesúsCristo, quédate completamente seguro que este evento sucedió en la historia del mundo.

La Biblia es impecablemente precisa en lo que Dios nos ha dejado concerniente a eventos históricos (los hechos que Él trae a nuestra atención), y es seguro que la Biblia también es exacta sobre los eventos del futuro.

Eventos como el retorno de nuestro Señor JesúsCristo en gloria y el rapto de Sus creyentes en Mayo 21 del 2011, la destrucción de este presente universo por medio de fuego al final del Día Del Juicio en Octubre 21 del 2011.

La creación del nuevo cielo y la nueva tierra como la eterna habitación para los verdaderos creyentes y la destrucción total y eterna de este universo, de Satanás, de sus ángeles y de los no creyentes.

Todas estas cosas deben ser entendidas como eventos que vienen en un futuro muy cercano. Con seguridad estos eventos se llevarán a cabo, de la misma manera que los eventos registrados en la Biblia, se llevaron a cabo.

Debemos enfatizar que, negar la certeza y exactitud histórica de la Biblia en su relato de la creación y el diluvio, dará lugar a preguntas y dudas acerca de los eventos futuros.

Habrá dudas sobre la destrucción del mundo por medio de fuego y la destrucción total de Satanás, sus ángeles y los inconversos. Esto también hará que dudemos de que por medio de la Palabra de Dios, podemos saber el día y la hora cuando Cristo regrese a juzgar este mundo.

Dios nos advierte así:

“Sabiendo primero esto, que en los postrimeros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias,
Y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación.
Cierto ellos ignoran voluntariamente, que los cielos fueron en el tiempo antiguo, y la tierra que por agua y en agua está asentada, por la palabra de Dios;
Por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua:
Mas los cielos que son ahora, y la tierra, son conservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio, y de la perdición de los hombres impíos.”
2Pedro 3:3-7

“Mas el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella están serán quemadas.
Pues como todas estas cosas han de ser deshechas, ¿qué tales conviene que vosotros seáis en santas y pías conversaciones,
Esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos siendo encendidos serán deshechos, y los elementos siendo abrasados, se fundirán?
Bien que esperamos cielos nuevos y tierra nueva, según sus promesas, en los cuales mora la justicia.”
2Pedro 3:10-13

El propósito de Dios al escribir la Biblia, no fue para darnos un libro de historia o ciencia. Él la escribió para revelarnos Su Maravilloso Plan de Salvación, y lo hizo en un contexto histórico.

Su plan llega a dar fruto en la historia, cuando Dios elige incidentes históricos ó conversaciones, a través de los cuales el programa de la salvación brillara.

Es absolutamente seguro, que el incidente y/o conversación de la manera que fue registrada en los escritos originales, son precisos y completamente confiables.

La Sagrada Escritura es mucho más que un simple registro de eventos históricos. Ella tiene un segundo nivel de significado que tiene que ver con la enseñanza de valores morales y espirituales.

DIOS EN SU PALABRA ENSEÑA VALORES MORALES Y ESPIRITUALES

Dios declara que: “Toda Escritura es inspirada divinamente y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instituir en justicia,” 2Timoteo 3:16

En Su Sagrada Escritura, Dios nos da principios, estatutos y guías, tanto morales como espirituales, por medio de las cuales debemos vivir y de allí tener Vida abundante.

En Su amor condescendiente y gran misericordia, Dios dio a los seres humanos (los cuales hizo conforme a Su imagen y semejanza), una revelación escrita de cómo debemos vivir para existir con felicidad y eficazmente en este mundo.

El verdadero creyente en Cristo, aquel que ha recibido su alma resucitada eterna, desde el momento de su salvación tendrá un deseo constante de obedecer a Dios.

Esta persona prestará atención a las admoniciones y exhortaciones de la Biblia, porque ella ama a Dios quien es el que la amonesta.

Cuando peca, el verdadero creyente queda profundamente preocupado consigo mismo, él se sentirá violado.

En su cuerpo mortal él continúa deseando al pecado, pero en su alma donde él ha nacido de arriba, él ya no desea pecar nunca más.

Dios en la persona del Espíritu Santo, habita dentro de él. El ha sido hecho un hijo de Dios y el Espíritu Santo lo traerá bajo convicción si es que él no confiesa y se aleja de su pecado.

Este proceso algunas veces es denominado “creciendo en gracia,” o “creciendo en santificación” y es la experiencia de cada verdadero hijo de Dios.

“Este es el proceso por medio del cual el hijo de Dios hará buenas obras, en otras palabras, él o ella hará obras que agradan a Dios.”

Ninguna de estas obras son la causa ni la base para su salvación, sino que son un resultado esperado debido a la operación de salvación que Dios efectúa en esta persona.

Dios lo declara de esta manera:

“Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios:
No por obras, para que nadie se gloríe.
Porque somos hechura suya, criados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó para que anduviésemos en ellas.”
Efesios 2:8-10

Para recibir el mayor valor de las pautas, modelos o patrones presentadas en la Palabra de Dios para la vida, mantén estos estatutos en mente.

  1. La Biblia es la autoridad final.
  2. La Biblia debe ser leída con la mira a ser obedientes a lo que encontramos allí.
  3. La Biblia interpreta y explica las reglas que Dios ha dado.

Arriba ^

Muchas reglas para la conducta del hombre, pueden ser leídas en la Biblia como por ejemplo:

Dios en Su Santa Palabra declara “.buscad primeramente el reino de Dios y su justicia.” Allí Dios también declara que no debemos cometer adulterio.

Dios enfatiza que debemos ser santos y justos como nuestro Padre celestial es Santo. Si, reglas de conducta son encontradas a través de toda la Biblia.

La Biblia es el nivel, criterio o parametro que Dios estableció para el bienestar de los seres humanos.

Dios en Su Sagrada Escritura, registra cientos de situaciones históricas que pueden ser examinadas a la luz de estas reglas, para descubrir las bendiciones que llegan con la obediencia y la maldición que viene por la desobediencia.

Esto anima y ayuda a evadir las consecuencias que vienen si vivimos en violación a estas ordenanzas.

“Dios nos da los recuentos de José, Daniel y las bendiciones que les dio a ellos debido a su obediencia a Dios, como también los recuentos de Israel y Judá, que estuvieron bajo juicio, debido a su desobediencia.”

Dios declara:

“Y estas cosas les acontecieron en figura; y son escritas para nuestra admonición, en quienes los fines de los siglos han parado.” 1Corintios 10:11

Esta información no tiene valor a menos que reconozcamos que la Biblia y Ella en Su totalidad, es la Palabra de Dios.

No existe ninguna otra autoridad más alta, que pueda abrogar, invalidad o explicar las declaraciones de la Biblia. Ella solamente y en Su totalidad, es formal y digna de confianza

Es imperativo que escudriñemos los ejemplos y declaraciones de la Biblia con el deseo de ser obedientes a ellos.

Es posible que de nosotros mismos sepamos que la Biblia es la irrefutable y autoritaria Palabra de Dios, pues a menos que Él nos de un corazón por medio del cual nos rendiremos a todo lo que encontramos en la Escritura, nunca podremos llegar a empezar a ver las implicaciones y el valor final de Su verdad.

La Biblia es mucho más que un simple libro de reglas, Ella es la Palabra de Dios Viva. Cuando por la gracia de Dios nos acercamos humilde y obedientemente a Su Palabra, Ella llega a ser la espada del Espíritu y Dios la aplica a nuestras vidas.

Nosotros nunca podremos interpretar la Biblia de la manera apropiada, ni tampoco ver Sus riquezas, a menos que por la gracia de Dios nos acerquemos a Ella con un intenso deseo de ser obedientes a lo que Dios nos ha dado allí.

Dios declara: “…no matarás…” pero no podremos saber lo que Él quiere decir con ese mandato, a menos que examinemos todo lo que en la Biblia que está relacionado a matar.

Es entonces que podremos saber que Dios no ordena que no podemos matar animales. Todo lo contrario, Dios nos ha dejado ejemplos cuando Él mismo insiste que la vida de humanos deba sea quitada.

Es imperativo que TODA la Biblia sea leída e investigada para ganar entendimiento de las leyes morales y espirituales que nos ha dado.

Cuando un pecador sin salvación va a la Biblia y por la gracia de Dios está listo para ser obediente a todo lo que encuentra en Ella, encontrará que los seres humanos no estamos a la altura de los valores, estándares ó criterio de Dios.

Este conocimiento debe hacer que nos pongamos de rodillas y lloremos rogando a Dios que nos libere de nuestra prisión de pecado a través del Señor JesúsCristo quien ha sido presentado como el Redimidor.

En la medida en que el hombre viva de acuerdo a las leyes de la Biblia, disfrutará de las bendiciones de Dios, pero nunca llegará a conocer la mayor de las bendiciones y felicidad (la vida eterna), si Dios no le da un corazón con el cual será obediente al mandamiento de creer en el Señor Jesucristo.

Por la gracia de Dios, hemos enseñado que la Biblia es impecablemente certera en Sus registros de eventos históricos. A través de estos eventos y la orden directa de la Sagrada Escritura, Dios nos da valores morales y espirituales.

LA BIBLIA ES EL EVANGELIO DE GRACIA

El tercer nivel de significado resplandece persistentemente a través de la Sagrada Escritura. La Biblia es la presentación del Evangelio de gracia.

Incuestionablemente este es el propósito más importante de la Sagrada Escritura. Ella fue escrita para que el ser humano pueda saber de su necesidad de un Salvador.

“Estas empero son escritas, para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios; y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.” Juan 20:31

“Dios nos da conocimiento del terrible predicamento a través de Su Maravilloso Plan Para Salvación.
Él descubre para nosotros que sin Cristo, estamos condenados a eterna maldición debido a nuestros pecados.”

Maravillosamente, Dios nos enseña el escape que Él mismo ha provisto a través del Señor JesúsCristo.

La presentación del mensaje del Verdadero Evangelio es dado en dos maneras básicas.

  1. Por medio de declaraciones que hablan directamente a la pregunta de salvación.
  2. Por medio de eventos históricos y frases que son tipos o figuras del programa de salvación de Dios.

Por la gracia de Dios, examinaremos ambos métodos de la presentación del Evangelio.

DIOS HABLA DIRECTAMENTE A LA CUESTIÓN DE LA SALVACIÓN

Casi desde el principio de la Biblia Dios hace declaraciones que hablan directamente el tema de la salvación.

En Génesis 3, Dios declara que habría enemistad entre Satanás y la mujer, como también entre su simiente y la simiente de la mujer y que la cabeza de Satanás seria herida.

Esto refleja la enemistad que existe entre el reino de Cristo y el reino de Satanás. La simiente de la mujer es Cristo, que yendo a la cruz venció a Satanás.

En Génesis, Dios nos da un vistazo adicional de Su Maravilloso Plan Para Salvación cuando declara que el cetro no se apartaría de Judá.

Por medio de este lenguaje bíblico, Dios nos deja saber que un Rey vendría de Judá y que este Rey, estaría íntimamente relacionado a la salvación.

Dios nos da mas información sobre Su Maravilloso Plan Para Salvación en Salmo 103, donde Él habla de Él mismo como el Salvador “.quien perdona todas tus iniquidades.” y “.rescata del hoyo tu vida.”

En Isaías 53 Dios es más especifico, allí Él describe al Salvador como Uno que vendría como un hombre de dolores, sobre quien Dios derramaría todos los pecados de Sus escogidos.

Dios en el Nuevo Testamento da una revelación mas completa de Su Maravilloso Plan Para Salvación. Los primeros cuatro libros presentan al Señor Jesús como nuestro Salvador.

Juan el bautista es inspirado a presentar a Cristo como “.el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.” Juan 1:29

Dios en Juan 3:16 nos da una especifica y al mismo tiempo hermosa promesa cuando registra: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado á su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”

Bajo la revelación del Espíritu Santo, la revelación del Verdadero Evangelio continúa en las epístolas. El apóstol Pablo y otros, fueron inspirados a escribir a varias iglesias y en detalle revelar la declaración de la salvación.

La Biblia en Su totalidad, es un libro que presenta el Glorioso Evangelio de salvación a través del Señor JesúsCristo.

Cualquiera que por la gracia de Dios, la lee con una actitud humilde y es permitido llegar a reconocer que Ella es la Palabra de Dios, puede llegar a ser convencido de su pecado, y por medio de Su Palabra, Dios lo traerá a Su reino.

DIOS FRECUENTEMENTE ESCONDE EL EVANGELIO DE GRACIA

Dios en Su Sagrada Escritura da muchas declaraciones que tienen que ver directamente con el mensaje de la salvación, pero en las cuales el mensaje no siempre es inmediatamente aparente.

El mensaje de salvación está frecuentemente escondido dentro del lenguaje bíblico. Debemos reconocer que el mensaje de salvación, es el mensaje más importante de la Biblia.

Una vez que por la gracia de Dios nos demos cuenta de esto, esperaremos que éste mensaje brille a través de cada página de las Sagradas Escrituras.

Anteriormente en nuestro estudio aprendimos que podemos confiar en la Biblia de manera implícita, incluso cuando Dios por medio de Ella habla desde un punto de vista histórico.

Por la gracia de Dios, descubrimos que Dios en Su Palabra frecuentemente da valores espirituales y morales, los cuales si los obedecemos, nos aseguran felicidad sobre esta tierra.

Por Su gracia, también aprendimos que la mayor presentación de la Biblia, es el Evangelio de la gracia de Dios de la manera que es revelado a través del Señor JesúsCristo, nuestro Salvador.

Es en este nivel de significado que la salvación es frecuentemente vista en un lenguaje claro. El mensaje de salvación puede ser encontrado escondido en conversaciones e incidentes históricos en la Biblia.

Los aspectos ocultos de este tercer nivel de significado, deben ser examinados en conjunto con el primer nivel de significado (los aspectos históricos) y el segundo nivel de significado (las enseñanzas morales y espirituales).

Eventos históricos, palabras, frases y conceptos por sí solos no dan la impresión de que hablan del mensaje de salvación. De todos modos, por la gracia de Dios sabemos que la Biblia es la Palabra de Dios.

Por Su gracia sabemos que la intención de la Biblia es traer seres humanos cara a cara con su necesidad de un Salvador. Por la misericordia de Dios llegamos a entender que Dios no puso nada en la Biblia por accidente, por casualidad, o con indiferencia.

No fue el propósito de Dios escribir la Biblia para darnos una lección de historia. Dios no escribió la Biblia meramente para darnos lecciones morales y espirituales y así el hombre pudiese vivir más confortable en la tierra.

El grandioso predicamento del ser humano es que él va camino a destrucción eterna debído a sus pecados. Esta es una faceta principal del mensaje más importante de la Sagrada Escritura.

El resto del mensaje, es que por medio de creer en Cristo podremos escapar este terrible aprieto. Superficialmente, mucho de la Biblia parece no tener relación directa al Maravilloso Plan de Dios Para Salvación.

“Pero como hemos explicado, Dios ha dejado amplia evidencia en Su Palabra que Su propósito central es traer Su Maravilloso Plan Para Salvación a la atención de los seres humanos.”

¿Es permisible que solo aquellas declaraciones que hablan directamente del mensaje de salvación, sean consideradas relevantes al mensaje de salvación?

¿Es el equilibrio de la Biblia simplemente el marco histórico en el que se proyecta el mensaje del evangelio?

Por Su gracia, Dios en Su Sagrada Escritura provee respuestas a estas preguntas. Esto es lo que con la dirección de Dios, desarrollaremos a medida que continuemos en este estudio.

Dios nos enseña cómo manejar las palabras, frases y conceptos que a primera vista parecen no tener relación directa a Su plan de salvación.

2 | 3 | 4 <-- Haga Clic aquí para entrar a otra sección.

Arriba ^



Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Antigua Versión Reina-Valera Revisión de 1909.