OMNISCIENCIA

Por Craig Alan Myers
Traducido al Castellano por el Hno. Ricardo Pereddo
fuentedsabiduria@hotmail.com

“Entre tanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.” 1Timoteo 4:13

El diccionario de la real academia de la lengua castellana, define la palabra omnisciencia como el: “Conocimiento de todas las cosas reales y posibles, atributo exclusivo de Dios.“

Y el diccionario Webster declara que ella es: “el estado de tener conocimiento infinito, entendimiento, comprensión y discernimiento universal. Tener conocimiento universal ó completo.“

Esto está en contraste con los humanos y los ángeles, los cuales están limitados en cuanto a lo que conocen del pasado, del presente y del futuro.

Dios no tiene tales límites, Él sabe todo sobre el pasado, todo sobre el presente y todo sobre el futuro, y cada uno de ellos con la misma claridad y entendimiento.

Dios nos enseña en el Antiguo Testamento que Su entendimiento no tiene limites y declara:

“El cuenta el número de las estrellas; A todas ellas llama por sus nombres.
Grande es el Señor nuestro, y de mucha potencia; Y de su entendimiento no hay número.”
Salmo 147:4-5

Dios también nos enseña que: “Los ojos de Jehová están en todo lugar, Mirando á los malos y á los buenos.” Proverbios 15:3

Salomón mientras dedicaba el templo, fue inspirado a reconocer que: “…(porque sólo tú conoces el corazón de todos los hijos de los hombres;)” 1Reyes 8:39

El Señor Jesús declaró que Su Padre sabe cuando un pájaro cae a tierra y declara: “¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae á tierra sin vuestro Padre.” Mateo 10:29

Y que incluso todos los cabellos de nuestras cabezas son contados por Dios y dice: “Pues aun vuestros cabellos están todos contados.” Mateo 10:30

Incluso el evento o hecho más pequeño e insignificante, no escapa Su atención y conocimiento.

Dios no solo conoce el pasado y el presente, sino también el futuro. Además Dios como ningún otro, declara el fin (los eventos del futuro) desde el principio y registra:

“Acordaos de las cosas pasadas desde el siglo; porque yo soy Dios, y no hay más Dios, y nada hay á mí semejante;
Que anuncio lo por venir desde el principio, y desde antiguo lo que aun no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quisiere;
Que llamo desde el oriente al ave, y de tierra lejana al varón de mi consejo. Yo hablé, y lo haré venir: he lo pensado, y también lo haré.”
Isaías 46:9-11

Temprano en la historia, Dios dejó saber a Adán y Eva que el Mesías vendría a redimir a la humanidad y registra:

“Y enemistad pondré entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.” Génesis 3:15

No es que Dios ve lo que pueda pasar, sino que Él determina lo que sucederá. Más de un cuarto de la Biblia registra las revelaciones que Dios declaró de eventos futuros.

El conocimiento perfecto de todas estas cosas hace posible que Dios decida y juzgue correctamente.

Los seres humanos constantemente deben revisar y cambiar sus decisiones debido a que llegan a tener conocimiento de la existencia de nueva información.

Dios nunca tiene que hacer revisiones o cambiar Su manera de pensar, ya que cuando Él decide actuar, ya conoce todo y a perfección.

“Porque yo Jehová, no me mudo; y así vosotros, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.” Malaquías 3:6

Todo lo contrario a nosotros, la perspectiva de Dios no es distorsionada ni limitada.

El valor práctico de la doctrina de la Omnisciencia de Dios es este: Incluso cuando nos encontramos perplejos, confundidos y ansiosos sobre lo que no ha sucedido todavía, podemos descansar seguros de que Dios sabe el por qué.

Dios nunca es sorprendido por ninguna cosa, los cristianos confrontan las circunstancias difíciles y cuestiones de la vida, sabiendo que Dios ya los había incorporado a Su Maravilloso plan.

Cada verdadero cristiano también sabe que lo que Dios tiene en mente, es para nuestro beneficio espiritual.

Nuestra labor no es cuestionar las obras de Dios, sino aceptarlas y buscar ser mucho más obedientes a lo que Él por Su gracia en nosotros, ya ha revelado en Su Sagrada Escritura.

“Porque como también vosotros en algún tiempo no creísteis á Dios, mas ahora habéis alcanzado misericordia por la incredulidad de ellos;
Así también éstos ahora no ha creído, para que, por la misericordia para con vosotros, ellos también alcancen misericordia.
Porque Dios encerró á todos en incredulidad, para tener misericordia de todos.
¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán incomprensibles son sus juicios, e inescrutables sus caminos!
Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿ó quién fué su consejero?
¿O quién le dió á él primero, para que le sea pagado?
Porque de él, y por él, y en él, son todas las cosas. A él sea gloria por siglos. Amén.”
Romanos 11:30-36



Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Antigua Versión Reina-Valera Revisión de 1909.