¡MIRAD Y LEVANTAD VUESTRAS CABEZAS!

Por el Hno. James Smith -1865-
Traducido al Castellano por el Hno. Ricardo Pereddo
fuentedsabiduria@hotmail.com

“Entre tanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.” 1Timoteo 4:13

“Y cuando estas cosas comenzaren á hacerse, mirad, y levantad vuestras cabezas, porque vuestra redención está cerca.” Lucas 21:28

Para cada verdadero creyente, en cualquier estado, en cualquier lugar, en cualquier condición en la que nos encontremos, busquemos Su gracia para seguir la orden que nos da de mirar y levantar nuestras cabezas.

No mires hacia atrás como la mujer de Lot.

No mires dentro de ti de la manera que muchos hacen.

No mires a tu rededor como hizo David.

Sino que levanta tu cabeza y mira hacia Dios. Él es tu Padre, tu Salvador. Solo Él te puede ayudar, Él ordena ¡alza la vista y se librado porque Yo soy Dios!

Alza la vista para que la Luz te guíe y Él dirigirá tu camino.

Alza la vista porque Su gracia te santifica pues la gracia de Cristo es suficiente para los Suyos.

Alza la vista pues Su fuerza te capacita para hacer y soportar Su voluntad y Su “…potencia en la flaqueza se perfecciona…” 2Corintios 12:9

Alza la vista para que el descanso en Él, te anime y como uno a quien su madre sosiega, así el Señor te apaciguará.

Alza la vista para que Su fortaleza te de valor el Señor dará coraje al que desvanece, y a aquellos que no tienen fuerza, Él aumentará sus fuerzas.

Alza la vista para encontrar la resistencia que te mantendrá y el Dios que te mantiene, te capacitará para que calladamente soportes la carga más pesada y silenciosamente resistas la aflicción más dolorosa.

Alza la vista buscando la providencia que te sustentará - y el tarro de harina no se agotará, y la vasija de aceite no se agotará; sino que “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme á sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.” Filipenses 4:19

Mira en fe ejercitando confianza en la Palabra del Dios fiel.

Mira en oración preguntando a Dios por lo que en Su gracia ha prometido.

Mira en esperanza esperando lo que pides en el nombre de Jesús.

Mira en adoración y adora la Soberanía, Justicia y Sabiduría de Dios.

Mira constantemente - ¡que nada te asuste ni desarraigue! Más bien di: “Por tanto á ti, oh Jehová Señor, miran mis ojos: En ti he confiado, no desampares mi alma.” Salmo 141:8

Mira y levanta tu cabeza, porque esto mantendrá tu cabeza de estar divagando, tu corazón de hundirse, tus rodillas de estar temblando, tus pies de resbalarse y tus manos de la ociosidad.

Es imposible decir lo que nos pasará en estos últimos días o todo lo que será requerido de nosotros antes del regreso de nuestro Señor, pero no dejes de mirar y levantar tu cabeza.

Si miramos en esa dirección de la manera que Dios quiere que miremos, proveerá todo lo que necesitemos, nos protegerá contra lo que tememos y nos hará más fuertes que nuestros enemigos y aprensiones.

Compañero cristiano, ¿tienes miedo? Mira y levanta tu cabeza y escucha a Jesús diciéndote: “Por nada estéis afanosos; sino sean notorias vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con hacimiento de gracias.” Filipenses 4:6

¿Te encuentras desanimado? Mira y levanta tu cabeza a “El que sacia de bien tu boca De modo que te rejuvenezcas como el águila.” Salmo 103:5

¿Te encuentras abatido? Mira y levanta tu cabeza rogando a Jesús: “Hazme oir gozo y alegría; Y se recrearán los huesos que has abatido.” Salmo 51:8

No te concentres en tu pecado Mira y levanta tu cabeza para poder ver la sangre (el dar Su vida) infinitamente meritoria, del amado Hijo de Dios donde se encuentra el perdón.

No te concentres en ti mismo Mira y levanta tu cabeza y ve a Jesús quien VIVE y hace intercesión por ti en el cielo.

¿Has perdido tus bienes, tus recursos y tus comodidades? Mira y levanta tu cabeza pues Aquel quien te despojó de ellas, ¡te ama y Él será mucho más que estas cosas para ti!

Él curará tu corazón quebrantado, calmará tu espíritu perturbado, alegrará tu mente decaída y te llenará de Su paz y bienestar.

Mira y levanta tu cabeza para recibir TODO lo que necesitas, para desechar TODO lo que temes y para vencer TODO lo que obstruye tu relación con É.

Mira y levanta tu cabeza todos los días, y así como David, tu también puedas decir: “Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; De mañana me presentaré á ti, y esperaré.” Salmo 5:3

Mira y levanta tu cabeza en cada prueba declarando: “ALZARÉ mis ojos á los montes, De donde vendrá mi socorro. Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.” Salmo 121:1-2

No mires a tu pecado - ¡te desanimará!

No mires en ti mismo ¡¡te angustiará!

No mires a Satanás ¡te desconectará de Dios!

No mires a los hombres ¡te engañarán y te defraudarán!

No mires a tus pruebas - ¡te desalentarán!

“POR tanto nosotros también, teniendo en derredor nuestro una tan grande nube de testigos, dejando todo el peso del pecado que nos rodea, corramos con paciencia la carrera que nos es propuesta, Puestos los ojos en al autor y consumador de la fe, en Jesús; el cual, habiéndole sido propuesto gozo, sufrió la cruz, menospreciando la vergüenza, y sentóse á la diestra del trono de Dios.” Hebreos 12:1-2

Mira solamente, mira siempre, mira intensamente ¡a Jesús!

¡Corre mirando, trabaja mirando, lucha mirando, sufre mirando, vive mirando, y muere mirando! ¡Oh, es nuestra oración que Dios permita que mires, mires y mires solo a Jesús!



Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Antigua Versión Reina-Valera Revisión de 1909.