JESÚS SALVA

Traducido al Castellano por el Hno. Ricardo Pereddo
fuentedsabiduria@hotmail.com

“Entre tanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.” 1Timoteo 4:13

Todo persona que profesa ser cristiano, estará de acuerdo con la declaración de que JesúsCristo salva, como también que es Cristo Jesús quien debe recibir TODA la gloria por la salvación que ha sido operada.

Lamentablemente entre la vasta cantidad de cristianos profesantes que declaran estar de acuerdo con estas verdades, existen muchos que no dan total asentimiento al significado bíblico de esta doctrina.

A pesar de que con sus labios estas personas dan honor a Cristo, subconscientemente dan al ser humano parte de la gloria por el milagro de la salvación.

En otras palabras, estos cristianos profesantes no dudan en declarar que Cristo desde antes de la fundación del mundo, al pagar por el pecado de Sus escogidos, hizo que la salvación fuese posible.

Al mismo tiempo declaran que ahora le toca al hombre determinar si desea o no recibir la oferta de salvación, y de allí acoger a Cristo como su Señor y Salvador.

Atentando dar base bíblica y demostrar esta enseñanza como una enseñanza verdadera, ellos presentan la declaración de Dios en el libro por medio de Juan y declaran:

“Mas á todos los que le recibieron [los que recibieron a Jesús como Salvador], dióles potestad de ser hechos hijos de Dios, á los que creen en su nombre:” Juan 1:12

Basados en este versículo, el argumento de estas personas es: ¿Si ves? Cualquiera que recibe a Cristo, se le da el poder de ser un hijo de Dios. Así que cualquiera puede recibir a Cristo ejercitando su libre albedrío y llegar a ser salvo.

Pero esta enseñanza en su totalidad es una completa mentira, ya que estas personas pasan por alto lo que Dios declara en el siguiente versículo.

En él, Dios claramente enseña cómo es que estas personas llegan a recibir a Cristo y cómo es que ellas llegan a recibir la potestad de ser hechos hijos de Dios, cuando declara:

“Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, mas de Dios.” Juan 1:13

Como puedes ver, la única manera que una persona llega a ser salva (nacer otra vez ó nacer espiritualmente) es por medio de la voluntad de Dios.

No olvidemos que lo que predicamos es lo que creemos y si no creemos a Dios y Su Palabra, estaremos predicando un evangelio de hombres que no da salvación.



Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Antigua Versión Reina-Valera Revisión de 1909.