¿Nadie Sabe El Día Ni La Hora?

Por el Hno. Harold Camping
Traducido al Castellano por el Hno. Ricardo Pereddo
fuentedsabiduria@hotmail.com

“Entre tanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.” 1Timoteo 4:13

La enseñanza común en el mundo cristiano es que nadie sino solo Dios, conoce el tiempo del fin del mundo. Entonces, ¿cómo es que alguno se atreve a enseñar que el rapto y el Día Del Juicio ocurrirán el 21 de Mayo del 2011?

¿No dice la Biblia claramente que nadie sabe el día ni la hora del retorno de Cristo? Verdaderamente, Dios en Su Santa Escritura sí declaró eso.

¿NADIE SABE EL DÍA NI LA HORA?

“Dios en Su Sagrada Escritura nos explica la razón por la cual Él enseñó eso.
En el momento cuando la era de la iglesia del Nuevo Testamento estaba a punto de empezar, el Señor Jesús amonestó á Sus discípulos así:”

“Y les dijo: No toca á vosotros saber los tiempos ó las sazones que el Padre puso en su sola potestad;” Hechos 1:7

Enseguida después de esto, nuestro Creador recalca en el siguiente verso:

“Mas recibiréis la virtud del Espíritu Santo que vendrá sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalem, en toda Judea, y Samaria, y hasta lo último de la tierra.” Hechos 1:8

Por medio de estos versos Dios nos permite aprender, que durante la era de la iglesia institucional visible, habría una gran curiosidad concerniente al tiempo del fin.

Pero los creyentes no debían estar preocupados con estas preguntas. Ellos debían concentrar y enfocar toda su atención en la obra de propagar El Verdadero Evangelio a todo el mundo.

De allí, sin importar qué tan brillante o estudiado un discípulo de la Biblia haya sido, o qué tan diligentemente haya estudiado la Biblia, o qué tan fiel haya servido a Cristo, era imposible aprender de la Biblia el calendario para el fin del mundo.

Cualquiera que declarara que sabía el tiempo del fin, siempre estuvo errado. De todos modos, Dios dejó una declaración impactante en Su Sagrada Escritura.

Dios la registra así: “El que guarda el mandamiento no experimentará mal; y el tiempo y el juicio conoce el corazón del sabio.” Eclesiastés 8:5

En Su Sagrada Escritura, Dios denomina a un verdadero creyente como un hombre sabio a quien Él ha dado una confianza profunda en la autoridad de la Biblia.

Verdaderos creyentes han existido desde el principio del tiempo, pero Dios nunca reveló a los corazones de ellos la línea de la historia de la manera que está registrada en la Sagrada Escritura.

Por ejemplo, a través de la mayor parte de la era de la iglesia institucional corporativa, generalmente se creía que la creación había ocurrido en el año 4004 A.C.

Pero, hace unos 35 años atrás (estamos en este momento en el año 2010), Dios empezó a abrir el entendimiento de verdaderos creyentes en lo referente al calendario del tiempo de la historia del mundo.

De esta manera por la gracia de Dios, fue descubierto que la Biblia enseña que cuando los eventos del pasado son coordinados con nuestro calendario moderno, podemos aprender fechas de la historia, como la de la creación (11.013 A.C.).

De la misma manera, aprendimos que el diluvio en los días de Noé, ocurrió en el año 4990 A.C. El éxodo de los judíos de la tierra de Egipto en el año 1447 A.C. Y la muerte de Salomón, en el año 931 A.C.

Sin embargo, no fue hasta hace unos pocos años atrás, que por medio de la Biblia solamente y Ella en Su totalidad, que el conocimiento exacto de todo el calendario del tiempo de la historia, fue revelado a los verdaderos creyentes. Esta línea de tiempo se extiende hasta el fin de los tiempos.

Durante estos últimos años pasados, Dios ha estado revelando una gran cantidad de verdades, que se encontraban completamente escondidas dentro de la Biblia, hasta este tiempo en que nos encontramos tan cerca del fin del mundo.

¿COMO PUEDE ESTAR SUCEDIENDO ESTO?

Que esto debía suceder, Dios lo profetizó claramente en Su Sagrada Escritura. La Biblia es la Palabra Viva que requiere del Espíritu Santo para abrir el entendimiento espiritual de la persona que lee o escucha las Palabras de la Biblia.

“De esta manera, la razón por la que solamente ahora verdades bíblicas importantes están siendo entendidas, es porque no fue el plan de Dios abrir el entendimiento de ninguno a las muchas verdades de la Biblia hasta que nos encontráramos muy cerca del fin del mundo.”

Dios en Su Sagrada Escritura es muy claro sobre el hecho de que esto debía ser así.

EL LIBRO QUE FUE SELLADO.

En el libro por medio de Daniel, Dios tiene mucho que decir sobre los eventos del fin. Mucho de esto fue entendido por Daniel y debido a que era una información tan horrenda y tan fatal, gran agonía vino sobre Daniel y Dios registra:

“Y yo Daniel fuí quebrantado, y estuve enfermo algunos días: y cuando convalecí, hice el negocio del rey; mas estaba espantado acerca de la visión, y no había quien la entendiese.” Daniel 8:27

Después de esto Dios registra claramente lo que le ordenó a Daniel:

“Tú empero Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin: pasarán muchos, y multiplicaráse la ciencia.
Y dijo: Anda, Daniel, que estas palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del cumplimiento.”
Daniel 12:4 y 9

En otras palabras, Dios nos está diciendo que hay información importante concerniente al tiempo del fin (el libro), pero esta información no debía ser revelada “…hasta el tiempo del fin…” hasta que el mundo esté cerca de su fin.

No olvidemos que Dios declara:

“Porque yo protesto á cualquiera que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere á estas cosas, Dios pondrá sobre él las plagas que están escritas en este libro.
Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad, y de las cosas que están escritas en este libro.”
Apocalipsis 22:18-19

Dios en estos versos atestigua con toda seguridad, que después de que la Biblia fue consumada más o menos en el año 95 D.C. ninguna otra palabra debía ser agregada a Ella.

De esta manera, cualquier información acerca del tiempo del fin que había sido dada a Daniel (pero que no debía ser entendida hasta el tiempo del fin), debía haber sido incluida ó contenida en la Biblia antes de que la Ella fuese terminada.

No obstante, Dios escribió esta información de modo que no podía ser entendida hasta que el mundo estuviese sumamente cerca de su fin.

No debemos olvidar, que el entendimiento proviene solamente del Señor JesúsCristo. Dios en el registro de los dos discipulos que iban camino a Emaús, nos enseña esto así:

“Entonces les abrió el sentido, para que entendiesen las Escrituras;” Lucas 24:45

Dios por medio de este verso y muchos otros, explica el por qué la Biblia ha sido escrita en un lenguaje sumamente complejo y difícil de entender.

Esta es una de las razones por las que JesúsCristo habló en parábolas y Dios lo registra de esta manera:

“Y sin parábola no les hablaba; mas á sus discípulos en particular declaraba todo.” Marcos 4:34

EL LIBRO ES ABIERTO

Pero después Dios registra:

“Y VI en la mano derecha del que estaba sentado sobre el trono un libro escrito de dentro y de fuera, sellado con siete sellos.
Y vi un fuerte ángel predicando en alta voz: ¿Quién es digno de abrir el libro, y de desatar sus sellos?
Y ninguno podía, ni en el cielo, ni en la tierra, ni debajo de la tierra, abrir el libro, ni mirarlo.
Y yo lloraba mucho, porque no había sido hallado ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo.
Y uno de los ancianos me dice: No llores: he aquí el león de la tribu de Judá, la raíz de David, que ha vencido para abrir el libro, y desatar sus siete sellos.
Y miré; y he aquí en medio del trono y de los cuatro animales, y en medio de los ancianos, estaba un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, que son los siete Espíritus de Dios enviados en toda la tierra.
Y él vino, y tomó el libro de la mano derecha de aquel que estaba sentado en el trono.
Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro animales y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero, teniendo cada uno arpas, y copas de oro llenas de perfumes, que son las oraciones de los santos:
Y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro, y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y nos has redimido para Dios con tu sangre, de todo linaje y lengua y pueblo y nación;”
Apocalipsis 5:1-9

Dios en estos versos, nos enseña que hay un libro que había sido sellado y que debía ser abierto por Cristo mismo. El Único libro que puede estar en vista aquí, es el libro que Dios describe en Daniel 12.

“Este libro fue sellado con siete sellos. Por lo tanto, para que toda la información registrada en este libro llegara a estar disponible para el entendimiento del ser humano, todos los siete sellos debían ser removidos.”

Ciertamente, Dios describe la extracción de los siete sellos así: “Y CUANDO él abrió el séptimo sello, fué hecho silencio en el cielo casi por media hora.” Apocalipsis 8:1

¿CUANDO HUBO SILENCIO EN EL CIELO?

Algunos años atrás, por la gracia de Dios aprendimos que el silencio en el cielo por un espacio de media hora, se refiere a los 2.300 días que fueron la primera parte de los 23 años (exactamente 8400 días) del período de La Tribulación Final.

Este período empezó en Mayo 21, 1988. Fue durante este período de 2.300 días, que ambos, en las iglesias y a través del mundo, muy pocos (si alguno) fue salvado.

Arriba ^

Dios en Apocalipsis 8:1 reporta que hubo silencio en el cielo. Empezando en Mayo 21, 1988, la carencia de salvación debió haber sido la situación, porque Dios registra que gozo en el cielo ocurre cuando un pecador se arrepiente.

Usando la parábola del hijo prodigo, Dios registra este gozo que ocurre en el cielo, un gozo que no se lleva a cabo ni se produce en silencio y Dios registra:

“Mas era menester hacer fiesta y holgarnos, porque este tu hermano muerto era, y ha revivido; habíase perdido, y es hallado.” Lucas 4:32

“Por la gracia de Dios, hemos aprendido que Mayo 21, 1988 fue el último día de la era de la iglesia institucional visible, como la representante del reino de Dios aquí en la tierra.”

Este día fue también el primer día del período de 23 años de La Tribulación Final. Durante este tiempo, Satanás ha sido empleado por Dios para oficialmente regir sobre las iglesias, como también sobre todo el mundo.

Durante los primeros 2.300 días de este período de 8.400 días, el Espíritu Santo fue quitado de en medio de TODAS las iglesias institucionales, como también de en medio del mundo en general.

En lo concerniente a la salvación, esto produjo silencio en el cielo. Esta triste y lamentable situación, debe continuar dentro de las iglesias corporativas, hasta el fin del período de 23 años de La Tribulación Final.

Sin embargo, empezando 2300 días después de Mayo 21, 1988 (el fin de la era de la iglesia institucional), el Espíritu Santo fue una vez más “derramado,” produciendo lo que Dios en Su Sagrada Escritura denomina como “la lluvia tardía.”

“PEDID á Jehová lluvia en la sazón tardía: Jehová hará relámpagos, y os dará lluvia abundante, y hierba en el campo á cada uno.” Zacarías 10:1

“Pues, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia, hasta que reciba la lluvia temprana y tardía.” Santiago 5:7

A través del mundo (pero no en ninguna iglesia institucional, corporativa), Dios empezó la gran cosecha de salvación final, trayendo gran gozo en el cielo.

Esta salvación no está ocurriendo en ninguna iglesia de ninguna denominación, pero continuará fuera de las iglesias, hasta el final de La Tribulación Final en Mayo 21 del 2011.

Debido a que al principio del período de La Tribulación Final (Mayo 21, 1988), Cristo quitó el séptimo y final sello de este libro, que ordenó a Daniel sellar. Por la gracia de Dios, ahora podemos entender el por qué Dios ha revelado a nosotros tanta información por medio de Su Sagrada Escritura.

Esta información incluye el tiempo preciso del fin, como también mucho sobre el plan del juicio de Dios sobre los no salvos.

La palabra “tiempo” es sinónimo de “hora.” Juicio se refiere al Día Del Juicio, que frecuentemente es llamado “El Día.”

De esta manera, lo que Dios está declarando en Eclesiastés 8:5, sobre conocer tiempo y juicio de la manera que Dios allí lo profetiza, significa saber “el día” y “la hora.”

Esto encaja perfectamente con la misericordia y amor de Dios para todo el mundo. No olvidemos que Dios dio a Noé información precisa, para que él pudiera advertir al mundo de la destrucción determinada e inaplazable.

De la misma manera, Dios ordenó a Jonás dar a la gente de Nínive, el día preciso que Él planeaba destruirlos.

Asimismo, debido a Su misericordia y amor, Dios ha dado a los verdaderos creyentes de nuestro día la información exacta del día del rapto que al mismo tiempo es el primer día del período denominado como el Día Del Juicio.

De esta manera los verdaderos creyentes pueden advertir al mundo del castigo amenazador e inminente que se avecina. ¡Qué amable, qué paciente, qué misericordioso y amoroso es Dios!

Maravillosamente, Dios todavía está salvando mucha gente en estos días, de la misma manera que Él salvó a los ciudadanos de Nínive en los días de Jonás pues Dios registra:

“Después de estas cosas miré, y he aquí una gran compañía, la cual ninguno podía contar, de todas gentes y linajes y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y palmas en sus manos;” Apocalipsis 7:9

“Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán; porque ellos se arrepintieron á la predicación de Jonás; y he aquí más que Jonás en este lugar.” Mateo 12:41

UNA ADVERTENCIA SOLEMNE A AQUELLOS EN LAS IGLESIAS

Tener conocimiento del momento real del rapto y entendimiento del Día Del Juicio es de gran importancia.

“Dios en 1Tesalonicenses 5 advierte que el Día Del Juicio, viene a destruir a aquellos que niegan que cerca del fin del mundo, los verdaderos creyentes sabrán el tiempo (la hora), del regreso de Cristo a arrebatar (raptarlos), a Sus escogidos al cielo y a empezar Su Juicio y lo declara de esta manera:”

“Porque vosotros sabéis bien, que el día del Señor vendrá así como ladrón de noche, Que cuando dirán, Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción de repente, como los dolores á la mujer preñada; y no escaparán.” (v. 2-3)

Cristo enseña que Él mismo vendrá como ladrón en la noche, de esta manera:

“He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus vestiduras, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza.” Apocalipsis 16:15

Como también:

“Acuérdate pues de lo que has recibido y has oído, y guárdalo, y arrepiéntete. Y si no velares, vendré á ti como ladrón, y no sabrás en qué hora vendré á ti.” Apocalipsis 3:3

Obviamente Cristo no es un ladrón, Él es Eterno Dios, Temible Majestad, el Santo Dios, pero Él asimila Su regreso a la acción de un ladrón, al describir lo que un ladrón hace cuando viene.

De esta manera, Dios nos está enseñando que así Él y el Día Del Juicio vendrán como ladrón para todos los que no están velando.

“El ladrón no viene sino para hurtar, y matar, y destruir: yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” Juan 10:10

Dios claramente nos enseña aquí, que cuando Cristo venga con el Día Del Juicio, Él viene a destruir y a quitar la vida de aquellos a los cuales Él viene como ladrón.

EL LADRÓN VIENE EN LA NOCHE

Cristo y el Día Del Juicio vienen en la noche y como Cristo declara: “Que cuando dirán, Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción de repente…”

Debido a que destrucción viene sobre ellos, sabemos con seguridad que estas personas no son salvas. Ya que no tienen salvación, estas personas se encuentran en oscuridad espiritual.

Estas personas, espiritualmente se encuentran en la noche, el Día Del Juicio viene a ellos como un ladrón en la noche. A pesar de la oscuridad espiritual en ellos, estas personas están convencidas que están en paz con Dios y seguros bajo Su cuidado. ¿Quiénes son estas personas?

Por medio del lenguaje de este verso de 1Tesalonicenses 5, Dios describe perfectamente a todos aquellos en el mundo que en Mayo 21 del 2011 todavía se identifiquen con una iglesia institucional, corporativa, visible.

Debido a la apostasía y prostitución con el mundo dentro de las iglesias corporativas, visibles, ellas enseñan muchas cosas que no están de acuerdo con la Biblia, como un plan de salvación que va contrario a lo que Dios en Su Sagrada Escritura declara.

El Espíritu Santo las ha abandonado, es por eso que las personas dentro de ellas, se encuentran bajo el juicio de Dios y Dios registra:

“Porque es tiempo de que el juicio comience de la casa de Dios: y si primero comienza por nosotros, ¿qué será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?” 1Pedro 4:17

De esta manera, debido a la advertencia dada por Dios en 1Tesalonicenses 5:1-4, con dolor en nuestro corazón debemos admitir y declarar, que las personas dentro de las iglesias no tienen salvación.

Debemos recordar que las iglesias enseñan a sus feligreses que:

  1. Ya ellos que son miembros confesados de la iglesia a la que asisten, se encuentran seguros bajo el cuidado de Dios.
  2. Ninguna persona puede llegar a saber el día u hora del regreso de Cristo. De esta manera, ellos están convencidos que Cristo vendrá como un ladrón en la noche.

Estos seres amados, no comprenden ni se dan cuenta para nada, que ellos mismos se encuentran en oscuridad o noche espiritual.

Esta condición espiritual en la que se encuentran, garantiza que cuando Cristo regrese, ellos serán destruidos en el Día Del Juicio, ¡qué terrible!

“En cambio los verdaderos creyentes son los que conocen el tiempo (la hora), y mucho sobre el Día Del Juicio (el día).
Ellos no se encuentran en la noche de la oscuridad espiritual.”

Pero no debemos olvidar que Dios es sumamente misericordioso y amador. Todavía existe la posibilidad para cualquiera que es movido a clamar humildemente su perdón, a buscar y rogar a Dios que posiblemente ellos también reciban salvación. ¡Amén!

“Buscad á Jehová todos los humildes de la tierra, que pusisteis en obra su juicio; buscad justicia, buscad mansedumbre: quizás seréis guardados en el día del enojo de Jehová.” Sofonías 2:3

Arriba ^



Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Antigua Versión Reina-Valera Revisión de 1909.