El Orgullo Homosexual y El Exito De Casamientos De Personas Del Mismo Sexo
Son Una Señal De Que El Día Del Juicio Está Sumamente Cerca

Por el Hno. Harold Camping
Traducido al Castellano por el Hno. Ricardo Pereddo
fuentedsabiduria@hotmail.com

“Entre tanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.” 1Timoteo 4:13

El éxito mundial del movimiento llamado “ORGULLO HOMOSEXUAL” y casamientos de personas del mismo sexo, son una señal dramática que Dios ha provisto, para advertirnos que el mundo se encuentra en el umbral del Día Del Juicio.

“Dios en Su Sagrada Escritura, ha dado un número de señales para advertir a los seres humanos que el Día Del Juicio y el fin del mundo se encuentran sumamente cerca.”

Por ejemplo:

  1. La nación de Israel fue destruida por los romanos en el año 70 B.C. Como consecuencia de esto, esta nación no existió por más de 1.800 años, ni tampoco tenían su propia tierra.
  2. Pero en el año 1948, casi milagrosamente, el pueblo judío, llegó a ser otra vez una nación, Dios planeó este evento por muchas razones. Una de ellas fue para demostrar que el mundo se estaba acercando a su fin (Mateo 24:32-33)

  3. Otra señal que Dios nos ha dado para dejarnos saber que nos encontramos sumamente cerca del fin, es la suscitación, crecimiento y aumento en las actividades del movimiento carismático Pentecostal, el cual se inició hace ya varias décadas y se ha propagado como un reguero de pólvora a lo largo del mundo en muchas denominaciones (Mateo 24:24; Apocalipsis 13:13-14).
  4. La decadencia espiritual que puede ser vista en las iglesias (1Pedro 4:17, Jeremías 25:28-29) es otra señal que Dios nos ha dado.
  5. Por la misericordia de Jehová para con los hijos de los hombres, también nos ha dado otra señal en 1Tesalonicenses 5. Allí Dios advierte que vendría un tiempo cuando verdaderos creyentes sabrían por medio de la Biblia el tiempo del Día Del Juicio.

Dios también advierte que muchos otros que también leen la Biblia, insistirían que Él vendrá como ladrón en la noche. En otras palabras, que no podríamos saber el tiempo de Su venida.

En nuestros días, si se le pregunta a una persona que es miembro de una iglesia si sabe ¿cuándo es que Cristo va a regresar? La respuesta que usualmente es dada es: “La Biblia dice que no podemos saber. Jesús viene como un ladrón en la noche.”

Pero si se le hace la pregunta: ¿Esta Ud. lista para encontrarse con Dios cuando Él venga? La respuesta usual dada es, “Sí, Dios me ha salvado, y estoy lista para reunirme con Él en cualquier momento que venga.”

Con estas respuestas, lo que estas personas declaran muy eficazmente es: “Cristo va a venir como un ladrón en la noche, pero yo estoy segura y en paz con Dios porque yo soy salva.”

Sin darse cuenta con esta respuesta, estas personas hacen real en ellas la señal que Dios nos ha dado en la Biblia, con la cual una vez más nos asegura que el día del juicio ya casi está aquí.

Y Dios nos advierte: “Porque vosotros sabéis bien, que el día del Señor vendrá así como ladrón de noche,
Que cuando dirán, Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción de repente, como los dolores á la mujer preñada; y no escaparán.
Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sobrecoja como ladrón;
Porque todos vosotros sois hijos de luz, é hijos del día; no somos de la noche, ni de las tinieblas.
Por tanto, no durmamos como los demás; antes velemos y seamos sobrios.”
1 Tesalonicenses 5:2-6

Para aquellos que no están velando, Cristo da la aterradora advertencia, de que Él vendrá sobre ellos como ladrón en la noche. Dios es sumamente claro que Él traerá destrucción súbita sobre ellos (el Día del Juicio) y no escaparán.

Dios advierte: “…Y si no velares, vendré á ti como ladrón, y no sabrás en qué hora vendré á ti.” Apocalipsis 3:3

Bíblicamente hablando, estar velando significa encontrarse escudriñando las Escrituras para aprender de parte de Dios, cuando Él vendrá. De esta manera hemos aprendido que Su regreso tomará lugar el 21 de Mayo del 2011, en otras palabras, este año.

Dios con esta señal está dando la terrible advertencia que aquellos en las iglesias debido a que creen que no podremos saber el día exacto de Su retorno, como también que Cristo vendrá como ladrón en la noche (pero que de todos modos ellos están salvos), con seguridad entrarán a Su juicio y soportarán Su ira, ¡qué horrible!

LA SEÑAL DEL ORGULLO HOMOSEXUAL

Pero ninguna señal es tan dramática y clara como el fenomenal y mundial éxito del movimiento del orgullo homosexual. En la Biblia Dios describe Su participación en este grupo dramático.

Debemos mantener en mente, que cada una de las Palabras en el idioma original de la Biblia, procedió de los labios de Dios.

En la Biblia Dios nos deja saber que unos 4.000 años atrás, existieron cuatro ciudades que fueron destruidas abruptamente por Él, debido a la perversidad en ellas.

El nombre de la ciudad principal, fue Sodoma (Génesis 19). En Sodoma vivió un hombre llamado Lot quien era un creyente en el Dios de la Biblia.

“Debido a Su incomparable misericordia sobre los hijos de los hombres, Dios fue personalmente a advertir a Lot que debía dejar Sodoma inmediatamente, porque debido a la vileza y ofensa de sus habitantes, Él iba a traer una inminente destrucción.”

Dios vino a Lot en la forma de dos distinguidos hombres santos. Cuando los habitantes de Sodoma jóvenes y viejos, vieron que estos dos hombres santos entraron en la casa de Lot, demandaron que Lot los sacara para que ellos “pudiesen conocerlos.”

En lenguaje bíblico, el deseo de “conocerlos” significa que los habitantes de Sodoma querían tener sexo con los hombres santos.

Ellos fueron tan exigentes a este pedido, que se encontraban listos a derribar la puerta de la casa de Lot. Finalmente, Dios los cegó para que no pudiesen encontrar la puerta.

En la mañana siguiente después que Lot y Sus dos hijas se encontraban seguros fuera de Sodoma, Dios la destruyó completamente con fuego y azufre, junto a las otras ciudades comarcanas.

“Entonces llovió Jehová sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos;
Y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra.”
Génesis 19:24-25

LA DESTRUCCIÓN DE SODOMA ILUSTRA EL DÍA DEL JUICIO

Dios en Judas 6 y 7 registra que Él nos ha revelado la destrucción de Sodoma, Gomorra y las ciudades comarcanas, para darnos un ejemplo del Día Del Juicio.

Dios usará fuego para incinerar todo el mundo cuando Dios lo destruya:

“Mas el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella están serán quemadas.” 2Pedro 3:10

Y Dios además declara:

“Y á los ángeles que no guardaron su dignidad, mas dejaron su habitación, los ha reservado debajo de oscuridad en prisiones eternas hasta el juicio del gran día:
Como Sodoma y Gomorra, y las ciudades comarcanas, las cuales de la misma manera que ellos habían fornicado, y habían seguido la carne extraña, fueron puestas por ejemplo: sufriendo el juicio del fuego eterno.”
Judas 6-7

En muchas citas bíblicas Dios nos informa que vendría un tiempo cuando toda la tierra experimentaría la ira de Dios. Dios habla de Su ira como el Día Del Juicio y el Día Del Juicio es tipificado por la destrucción de Sodoma.

Como señalamos anteriormente, el pecado que estaba ocurriendo en Sodoma justo antes de su destrucción, fue la homosexualidad.

Dios en Judas 7 habla de este pecado cuando declara que ellos “…habían seguido la carne extraña…” Eso se relaciona dramáticamente con el mundo de hoy.

Para entender esto, debemos mirar a algo más de información que Dios ha proporcionado en la Sagrada Escritura.

Por medio de esta información que Dios ha registrado, aprenderemos que el movimiento del orgullo homosexual se desarrollaría exitosamente como una señal para indicar al mundo, que el Día Del Juicio está a punto de ocurrir.

Dios en Romanos 1 profetiza sobre un tiempo futuro, cuando la homosexualidad seria muy importante en el mundo. Casi dos mil años atrás Dios declaró:

“Por lo cual también Dios los entregó á inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de suerte que contaminaron sus cuerpos entre sí mismos:
Los cuales mudaron la verdad de Dios en mentira, honrando y sirviendo á las criaturas antes que al Criador, el cual es bendito por los siglos. Amén.
Por esto Dios los entregó á afectos vergonzosos; pues aun sus mujeres mudaron el natural uso en el uso que es contra naturaleza:
Y del mismo modo también los hombres, dejando el uso natural de las mujeres, se encendieron en sus concupiscencias los unos con los otros, cometiendo cosas nefandas hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la recompensa que convino á su extravío.”
Romanos 1:24-27

Nunca antes en la historia del mundo antes del tiempo presente, se vio el cumplimiento de esa profecía.

A través de la historia del mundo, la homosexualidad fue un pecado que estaba presente en un pequeño grado, particularmente como adoración de ídolos.

Pero por ejemplo en la historia de los Estados Unidos, siempre fue visto como un pecado extremadamente vergonzoso. Debido a ello, se usaba la frase, “eso se mantiene en el closet.”

Pero en los últimos 20 años más o menos, incrementalmente este pecado ha llegado a ser una historia de éxito.

Este pecado no solo está siendo aceptado en los Estados Unidos como un estilo de vida alternativa, sino también en todo el resto del mundo.

“En lugar de ser escondido, es presentado o expuesto a gritos y con mucho orgullo. Debido a ello el titulo del movimiento “EL ORGULLO HOMOSEXUAL,” ha sido elegido con mucha precisión.”

Dios en Su Sagrada Escritura, ha advertido claramente que esa actividad es pecaminosa de la misma manera que el asesinato, el adulterio, robar y mentir es pecado.

Dios advierte claramente así:

“No te echarás con varón como con mujer: es abominación.” Levítico 18:22

Por la gracia de Dios por ejemplo, esta es la forma en que en los Estados Unidos este pecado siempre fue considerado.

UN GRAN CAMBIO EN LA MORALIDAD DEL MUNDO

Pero algo drástico ha pasado a la moralidad del mundo. Por Su gracia, Dios nos deja saber lo que ha sucedido al declarar:

Arriba ^

“Por lo cual también Dios los entregó á inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de suerte que contaminaron sus cuerpos entre sí mismos:
Los cuales mudaron la verdad de Dios en mentira, honrando y sirviendo á las criaturas antes que al Criador, el cual es bendito por los siglos. Amén.
Por esto Dios los entregó á afectos vergonzosos; pues aun sus mujeres mudaron el natural uso en el uso que es contra naturaleza:”
Romanos 1:24-26

Tomamos la libertad de resaltar las palabras “…los entregó…” que también podría traducirse “…los dejó…”

“Esta frase “…los entregó…” es tremendamente importante.
En el lenguaje griego original de la Biblia, la palabra “…entregó…” está escrita como una sola palabra.”

Es el verbo griego (paradidomi) que normalmente se utiliza como una palabra judicial que significa "entregar."

Por ejemplo, Dios usa esta palabra así: “Y LUEGO por la mañana, habiendo tenido consejo los príncipes de los sacerdotes con los ancianos, y con los escribas, y con todo el concilio, llevaron á Jesús atado, y le entregaron á Pilato.” Marcos 15:1

Y también:

“Y Pilato, queriendo satisfacer al pueblo, les soltó á Barrabás, y entregó á Jesús, después de azotarle, para que fuese crucificado.” Marcos 15:15

El verbo (paradidomi) también puede ser traducido ó tiene la connotación de ser "traicionado," como por ejemplo:

“Y vino la tercera vez, y les dice: Dormid ya y descansad: basta, la hora es venida; he aquí, el Hijo del hombre es entregado en manos de los pecadores.” Marcos 14:41

De esta manera, Dios en Romanos 1:24-26 claramente nos está dejando saber que Él tenía planeado entregar al mundo a la asquerosa actividad de la homosexualidad.

¡Qué extraño! ¿Por qué haría Dios esto? En todo lo que podemos saber, Dios normalmente restringía este pecado en particular.

Mentir, robar, el adulterio, el odio y los asesinatos han sido pecados comunes a todo lo largo de la historia del mundo.

Pero el pecado de la homosexualidad que penetraba todos los niveles de la sociedad y había invadido públicamente a Sodoma y las ciudades comarcanas durante el tiempo de su destrucción, normalmente debido a la afrenta, humillación y deshonra que traía, siempre fue mantenido oculto.

Sorprendentemente, el movimiento del Orgullo homosexual de nuestro tiempo, es presentado con mucho orgullo a todo el mundo. Esto coincide con lo que estaba sucediendo en Sodoma en el momento de su destrucción.

Dios registra:

“Y antes que se acostasen, cercaron la casa los hombres de la ciudad, los varones de Sodoma, todo el pueblo junto, desde el más joven hasta el más viejo;
Y llamaron á Lot, y le dijeron: ¿Dónde están los varones que vinieron á ti esta noche? sácanoslos, para que los conozcamos.”
Génesis 19:4-5

Recordemos que la frase “…para que los conozcamos.” en lenguaje bíblico, significa que ellos deseaban tener sexo con los hombres santos.

Dios llama nuestra atención a este atrevido comportamiento público al registrar:

“La apariencia del rostro de ellos los convence: que como Sodoma predican su pecado, no lo disimulan. ¡Ay del alma de ellos! porque allegaron mal para sí.” Isaías 3:9

¿HACE ESTO QUE DIOS SEA RESPONSABLE POR EL PECADO?

Pero, ¿Cómo puede un Dios Santo entregar al mundo a un pecado tan repugnante? ¿No hace esto que Dios sea responsable y por lo cual debe dar cuentas por el pecado del hombre? Por supuesto, esto no puede ser.

Primeramente, debemos aprender que el ser humano por naturaleza se encuentra en rebelión total contra Dios. De allí por naturaleza, ya ha desobedecido cada una de las leyes que Dios le ha dado.

Pero el pecado es supremamente destructivo, Dios dio al ser humano leyes por medio de las cuales debía vivir, para que de esa manera tuviese una buena y feliz existencia en esta tierra.

En la medida que una persona obedece a Dios, ordinariamente encontrará que podrá tener una vida feliz y más fructífera.

Debido a que la naturaleza del ser humano es violar cada ley que Dios le ha dado, En Su incomprensible misericordia, Dios ha hecho algunas cosas para ayudar a la raza humana a ser más obediente a Sus leyes, como por ejemplo:

  1. Cuando Dios creó al ser humano, Él puso en la personalidad de cada persona una conciencia con la cual entendería que existe un Dios al cual cada persona debe responder. Esa es la razón por la que por naturaleza, cada persona es un ser religioso.
  2. Hasta cierto grado, Dios ha escrito Su Ley en el corazón de cada persona y Dios registra:
  3. “Porque los Gentiles que no tienen ley, naturalmente haciendo lo que es de la ley, los tales, aunque no tengan ley, ellos son ley á sí mismos:
    Mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio juntamente sus conciencias, y acusándose y también excusándose sus pensamientos unos con otros.”
    Romanos 2:14-15

  4. Dios toma parte activa restringiendo ó frenando el pecado en la vida del hombre natural, de modo que los propósitos que Él tiene para este mundo se lleven a cabo (Génesis 20:6).

“Sin embargo, Dios también puede eliminar estas restricciones.
Dios puede hacerlo si los pecados de esa persona le ayudarán a lograr Sus propósitos santos para este mundo.”

Por ejemplo: Dios endureció el corazón de Faraón al remover las restricciones de su estado natural normal (esto significa que Dios permitió que Faraón actuase de la manera pecaminosa que él actuaría naturalmente), cuando Israel iba a ser liberado de la esclavitud Egipcia y ser permitido regresar a su propia tierra (Éxodo 8:19-32).

Dios hizo esto: “…para declarar en ti [Faraón] mi potencia, y que mi Nombre sea contado en toda la tierra.” Éxodo 9:16

Otro ejemplo que por Su gracia Dios nos ha dado, se relaciona con la preparación de todas las personas en todas las iglesias de nuestros días para la introducción o incorporación al Día Del Juicio.

Dios registra:

“Por tanto, pues, les envía Dios operación de error, para que crean á la mentira; Para que sean condenados todos los que no creyeron á la verdad, antes consintieron á la iniquidad.” 2Tesalonicenses 2:11-12

Por medio de estos versos, Dios nos esta enseñando que Él puede quitar de una persona, la acción y efecto de concienciarse o tener sensibilidad contra pecado y de esta manera aquello que es pecaminoso, será considerado como algo sin pecado.

Esa es la razón por la que muchas acciones pecaminosas de nuestros días, entre las cuales se encuentra la de la homosexualidad son cada vez más, consideradas como muy natural y sin pecado.

De esta manera podemos aprender de la maravillosa misericordia de Dios sobre los hijos de los hombres, debido a que normalmente Él frena las tendencias naturales de la humanidad para que no sean extremadamente pecaminosas.

Dios en Su amorosa paciencia, generosidad y bondad restringe el pecado para que el ser humano pueda vivir una vida razonable y feliz.

Debido a lo que Dios nos enseña en Romanos 1:24-27, podemos saber firmemente, que este fenómeno que estamos presenciando del movimiento del orgullo homosexual, ha resultado ya que Dios ha quitado Su restricción sobre el pecado en los seres humanos.

Como resultado de quitar Su restricción contra el pecado en los seres humanos para prepararlos para el Día Del Juicio, el pecado de otro modo vergonzoso y único como el de la homosexualidad, se ha convertido en una práctica generalizada y aceptada por la mayoría de los seres humanos.

Así debido a Su incomprensible gracia para con los hijos de los hombres, aprendemos que Dios ha planeado la situación actual del orgullo homosexual y los matrimonios del mismo sexo para mostrar al mundo que está en el umbral del Día del Juicio.

Por medio de los registros que dejó para nosotros, Él nos ha demostrado que, existe una situación obvia y paralela entre Sodoma, cuando estaba en el umbral de la destrucción, y el mundo de nuestros días, quien también se encuentra en el umbral de la destrucción.

Ambos tienen el único pecado público de la homosexualidad (ir tras carne extraña) que presentan con mucho orgullo y en voz alta. Debido a ello Dios, en Judas 7 enfatiza:

“Como Sodoma y Gomorra, y las ciudades comarcanas, las cuales de la misma manera que ellos habían fornicado, y habían seguido la carne extraña, fueron puestas por ejemplo: sufriendo el juicio del fuego eterno.”

De esta manera, por Su gracia podemos saber que debido al continuo éxito mundial del movimiento del Orgullo Homosexual y los matrimonios homosexuales, Dios nos ha dado pruebas convincentes de que el mundo está en el umbral del Día del Juicio.

Esta conclusión no es ofrecida porque es la opinión de algún erudito de la bíblia. Es dada porque esto es lo que Dios enseña en Su Sagrada Escritura.

Esta señal dramática que incrementalmente se evidencia en todo el mundo, se acopla perfectamente con la enseñanza bíblica sólida de que el primer día del Día Del Juicio, será el 21 de Mayo del 2011.

La Única esperanza que cualquier ser humano tiene para escapar el terrible Día Del Juicio, es que humildemente ruegue e implore a Dios por Su misericordia.

“A pesar de ninguno de nosotros merece Su perdón y misericordia, Dios por Su incomparable gracia, todavía está salvando personas en todo el mundo.”

De esta manera, si una persona humildemente ruega y suplica a Dios que Él le otorgue Su misericordia no merecida, es posible que Dios salve a esa persona antes de ese terrible primer día de la ira de Dios el próximo Mayo 21.

“Cercano está el día grande de Jehová, cercano y muy presuroso; voz amarga del Día de Jehová; gritará allí el valiente.
Día de ira aquel día, día de angustia y de aprieto, día de alboroto y de asolamiento, día de tiniebla y de oscuridad, día de nublado y de entenebrecimiento,
Día de trompeta y de algazara, sobre las ciudades fuertes, y sobre las altas torres.
Y atribularé los hombres, y andarán como ciegos, porque pecaron contra Jehová: y la sangre de ellos será derramada como polvo, y su carne como estiércol.
Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jehová; pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo: porque ciertamente consumación apresurada hará con todos los moradores de la tierra.”

Arriba ^



Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Antigua Versión Reina-Valera Revisión de 1909.