LA TRIBULACION FINAL

Capítulo 12

Por el Hno. Harold Camping
Traducido al Castellano por los Hnos. Ricardo y Olga Pereddo
fuentedsabiduria@hotmail.com

“Entretanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.” 1Timoteo 4:13

Dios Destruye La Iglesia Institucional Visible (1 de 2)

NOTA DE LOS TRADUCTORES: Esta traducción es del estudio publicado en 2002.

Dios en el Antiguo y el Nuevo Testamento registra amplia evidencia que nos permite ver que el cuerpo externo institucional visible del Nuevo Testamento estaría bajo la ira de Dios y que como Dios lo había profetizado, sería destruído de la misma manera que el pueblo judio.

La nación de Israel estuvo bajo la ira de Dios y fue destruída, la era del pueblo judio la nación de Israel, como la representante del reino de Dios aquí en la tierra, terminó después que Cristo provino de ellos y fue crucificado.

En Su Palabra, Dios nos da una cantidad significante de verdades que se relacionan al futuro de la iglesia del Nuevo Testamento, como por ejemplo:

“Dios declara y enseña que estudiando lo que Él ha registrado del pueblo judio, la nación de Israel quien fue la congregación del Antiguo Testamento, llegaríamos a aprender la expectativa de Dios hacia las congregaciones y denominaciones del Nuevo Testamento.
El hecho de que todas ellas llegarían a apostatar, y también sobre Su juicio de rechazo y destrucción sobre ellos.”

Esta advertencia es aplicable a cualquier congregación de la historia del Nuevo Testamento, además llega a ser una advertencia mucho más significante, a medida que el fin se acerca.

LA NACIÓN DE ISRAEL: UNA SEÑAL DE QUE ESTAMOS CERCA DEL FIN

Una de las señales más importantes que nos indican que la historia del mundo está por terminar, es el regreso de Israel a su tierra.

Hablando de las señales antes del fin, el Señor Jesús declara: “De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama se enternece, y las hojas brotan, sabéis que el verano está cerca.
Así también vosotros, cuando viereis todas estas cosas, sabed que está cercano, á las puertas.”
Mateo 24:32-33

Estudiando cuidadosamente la Biblia, ella nos revela que la única nación a la cual se le puede atribuir el criterio de ser la higuera, es la nación de Israel.

Después de casi 2.000 años, los judíos están una vez más en su propia tierra. Verdaderamente esta es una señal de que estamos cerca del fin de los tiempos, y de que el Señor Jesús “…está cercano, á las puertas.” y pronto vendrá en las nubes a juzgar.

La nación de Israel políticamente hablando, se mantiene firme en su rechazo a Cristo como el Mesías. Esto se identifica perfectamente con la profecía de Mateo 24 donde Dios declara que la higuera retoñaría.

Significativamente, Dios no anticipa fruto en ella. Excepto por una pequeña cantidad de verdaderos creyentes de la nación de Israel, se nos enseña que no hay ni habrá fruto en esta nación.

Sabiendo que estamos cerca del fin del tiempo, debemos estar mucho más interesados e incumbidos sobre lo que está pasando en la iglesia hoy en día.

Ya que estamos cerca del fin, significa que Dios está salvando a la gran multitud de toda tribu y pueblo la cual ningún hombre puede contar, que saldría de esta gran tribulación.

Ya que esto es así, quiere decir que la era de la iglesia corporativa, institucional del Nuevo Testamento como representante visible del reino de Dios aquí en la tierra ha llegado a su fin.

La era de la iglesia del Antiguo Testamento la nación de Israel, como la representante del reino de Dios aquí en la tierra, terminó como resultado directo de su prostitución, apostasía e infidelidad contra Dios.

El lenguaje bíblico sobre la iglesia del Nuevo Testamento y su potencial de apostasía, es paralelo al que fue declarado para la nación de Israel.

De allí, que si el fin del tiempo está cerca, evidencia substancial de apostasía y prostitución espiritual será encontrada dentro de la congregación institucional, visible, corporativa.

Esto es precisamente lo que hemos descubierto en este estudio, Dios explica repetidamente sobre la naturaleza del pecado de la iglesia institucional. Muchas cosas que van contrarias a la Biblia, se practican abiertamente en las congregaciones y denominaciones de hoy.

Esta apostasía no es la de sectas o grupos religiosos los cuales claramente podemos ver, están bajo el poder de Satanás, no. Esta apostasía es la que ya existe en las iglesias evangélicas ó cristianas institucionales que se relacionan o se identifican con la Biblia.

Para nuestra total tribulación, desconsuelo y amargura, estos pecados se aplican en un alto porcentaje incluso a las iglesias y denominaciones contemporáneas que se consideran más conservadoras.

“Como nunca antes en la historia, la Biblia está disponible a más personas.
Oportunidad de estudiar la Biblia no produce mas fidelidad a la Palabra de Dios, en lugar de esto, infidelidad incremente a la Palabra de Dios se ha desarrollado en todo el mundo.”

La nación de Israel fue destruida por naciones políticas: Asiria, Babilonia y Roma. ¿Será destruida la iglesia de hoy por una nación política?

Dios advierte que la iglesia institucional corporativa y visible del Nuevo Testamento sería destruida, y Él usa ejemplos de cuerpos políticos, particularmente el de Babilonia.

Sabemos que Babilonia (lo que ahora llamamos Iraq) no existe, pero ¿es el plan de Dios el usar una nación comunista como Rusia para destruir a las iglesias?

A través de los años he tratado de entender mas completamente declaraciones proféticas como las de Daniel, Apocalipsis, 2Tesalonicenses 2, 1Tesalonicenses 4, Mateo 24, etc.

Por mucho tiempo me pregunté. ¿Cuál es el papel del comunismo, esta ideología que es tan satánica en su naturaleza y la cual ha barrido la tierra con éxito por los últimos 70 a 80 años?

En su postura contra Dios, parecería que debe tener un papel muy importante. Predominantemente, el comunismo es una ideología política, pero debido a su postura contra Dios, esta ideología tiene insinuaciones o indicaciones religiosas.

Me preguntaba, ¿es el plan de Dios usar esta ideología para silenciar el Evangelio y traer juicio sobre la iglesia corporativa? o ¿pondrá Dios a la iglesia corporativa e institucional bajo un problema grande y terrible por medio de alguna otra acción política?

Quizás, ¿un presidente de los Estados Unidos que esté totalmente en contra del Evangelio y persiga a la iglesia y traiga juicio sobre ella?; Es significante mencionar que Satanás, trabajando por medio del Comunismo, ha hecho lo mejor posible por destruir la causa de Cristo.

El Comunismo ha hecho la vida difícil para la iglesia corporativa, institucional, visible; y por estos medios ha esperado que los verdaderos creyentes dejaran de existir.

La nación de China fue tomada por la ideología comunista con venganza. Niños fueron separados de sus padres y cuidadosamente fueron adoctrinados en los ideales del comunismo.

El Evangelio de Cristo no estaba disponible para ellos, las iglesias fueron destruidas, muchos pastores fueron asesinados. Se hizo todo lo posible para extirpar todas las religiones, incluyendo al Verdadero Evangelio.

Pero por Su gracia, Dios permitió que la cortina de bambú fuese abierta y pudimos ver que la iglesia institucional corporativa había florecido en China.

Allí las congregaciones no son encontradas en cada esquina como en numerosas comunidades en los Estados Unidos y el resto de las américas (en muchos pueblos de China, no han escuchado sobre Cristo), pero de todas maneras existió un cuerpo vibrante de creyentes dentro de la nación de China.

El comunismo no tuvo éxito, Satanás no habia podido destruir a la iglesia por medio de vias políticas. De esta manera vemos que este no es el medio por el cual Dios iva a destruir a la iglesia corporativa, visible.

DIOS USA A SATANÁS PARA DESTRUIR

Satanás se convierte en el líder dominante dentro de la congregación. En 2Tesalonicenses 2 Dios habla sobre el hombre de pecado sentándose en el templo. Veremos que el hombre de pecado, solo puede ser Satanás.

Dios declara: “Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y darán señales grandes y prodigios; de tal manera que engañarán, si es posible, aun á los escogidos.” Mateo 24:24

Y también Dios nos informa: “Y le fue dado hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También le fue dada potencia sobre toda tribu y pueblo y lengua y gente.” Apocalipsis 13:7

La bestia que sale del mar solo puede ser Satanás y su dominio, el cual él rige por medio de falsos evangelios y falsos profetas. Por este medio, le es posible destruir las iglesias que están bajo el juicio de Dios.

De esta manera le es permitido vencer a los santos (los verdaderos creyentes) dentro de las congregaciones.

“La destrucción de la iglesia del Nuevo Testamento no es por medio de alguna acción política, sino por medio de la acción de infidelidad de la misma iglesia al convertirse apóstata.”

Dios nos enseña que la manera en que Él lidió con la nación de Israel, es una pista y guía que nos permite aprender cómo esto se está materializando, pues la nación de Israel es el tipo, figura o representación de la iglesia del Nuevo Testamento.

Lo que le pasó a la nación de Israel, nos permite ver lo que le está pasando y lo que pasará a las congregaciones de nuestros días.

No olvidemos que Dios había organizado un programa de prueba para la nación de Israel.; El programa de prueba incluía naciones contemporáneas. Durante los días del fin de la existencia de las 10 tribus de Israel, la prueba para ellos fue la nación de Asiria.

La nación de Israel miró con persistencia y deseo a los caballos hermosos y las bonitas vestimentas de los Asirios, y decidieron que los dioses de ellos eran dioses victoriosos.

Ellos empezaron a fornicar espiritualmente con Asiria, ellos empezaron a correr tras sus dioses. Ellos corrieron tras una nación cuya lengua no entendían. Fueron los Asirios los que Dios usó para destruir a Israel.

También la nación de Judá empezó a prostituirse espiritualmente con los dioses de Babilonia y de Asiria. La nación de Judá contempló sus éxitos (explicados en la Biblia como sus hermosos caballos y bellas vestiduras) y ellos los siguieron. Como resultado, Judá empezó a desear vehementemente a sus dioses.

Babilonia también fue una nación cuyo lenguaje los judíos no entendían. Fue esta nación la que destruyó a Judá en 587 A.C.

Pongamos mucha atención sobre el hecho de que este es el escenario que Dios nos da para guiarnos a la verdad concerniente a la destrucción de la iglesia del Nuevo Testamento.

EL PROGRAMA DE PRUEBA QUE DIOS DA A LA IGLESIA CORPORATIVA E INSTITUCIONAL

Dios es claro sobre el hecho de que Él organiza programas de prueba para los seres humanos, si el hombre falla la prueba, cosas terribles le suceden, si el es victorioso el resultado son grandes bendiciones.

La primera referencia a este estatuto, surgió en el huerto en Edén. Antes que el pecado entrara al mundo, Dios organizó el primer programa de prueba para los seres humanos al poner en aquel huerto, un árbol del cual el hombre no debía comer.

Dios lo declara así: “Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto comerás;
Mas del árbol de ciencia del bien y del mal no comerás de él; porque el día que de él comieres, morirás.”
Génesis 2:16-17

Esto es verdaderamente asombroso, antes que hubiese ningún pecado en el mundo, Dios estableció un programa de prueba como estatuto fundamental por medio del cual Dios se relacionaría con los seres humanos.

El campo de prueba fue un árbol al cual Dios lo llamó el árbol de ciencia del bien y del mal. Si el hombre hubiese sido victorioso, las implicaciones eran de que él viviría para siempre.

Si él fallaba, él sufriría la consecuencia más precaria: La Muerte. Sabemos por medio de la Biblia que la muerte que Dios tenia en mente, no era simplemente muerte física, sino también la segunda muerte, la maldición o muerte eterna.

Este principio fundamental de la forma en que Dios lidia con los seres humanos, es encontrado repetidamente en la Biblia. Israel por ejemplo fue probado por Dios cuando Moisés los dejó por cuarenta días para recibir las tablas de la Ley en el monte Sinaí.

Israel falló la prueba al hacer y adorar al becerro de oro. Como resultado la ira de Dios vino sobre ellos y 3.000 hombres fueron muertos. (Éxodo 32:19-28)

“En las Sagradas Escrituras, el número 40 nos da una pista que un programa de prueba está en progreso.
Israel estuvo en el desierto 40 años después de salir de Egipto.
Ellos fallaron la prueba y solo pocos confiaron en Dios.”

De aquí que Dios enseña que: “Porque los hijos de Israel anduvieron por el desierto cuarenta años, hasta que toda la gente de los hombres de guerra que habían salido de Egipto, fue consumida, por cuanto no obedecieron á la voz de Jehová; por lo cual Jehová les juró que no les dejaría ver la tierra, de la cual Jehová había jurado á sus padres que nos la daría, tierra que fluye leche y miel.” Josué 5:6

Significativamente, podemos enseñar que fueron 400 años exactos desde el tiempo en que Israel salió de Egipto (1447 A.C.) hasta que Saúl llegó a ser rey sobre Israel (1047 A.C.) Esto ocurrió en los días de Samuel, quien fue el último profeta de Dios que juzgó a Israel.

Cuando Samuel llegó a la vejez el pueblo judío, la nación de Israel vino; a él a pedirle que pusiera un rey que reinara sobre ellos en lugar de Dios:

“Entonces todos los ancianos de Israel se juntaron, y vinieron á Samuel en Rama,
Y dijéronle: He aquí tú has envejecido, y tus hijos no van por tus caminos: por tanto, constitúyenos ahora un rey que nos juzgue, como todas las gentes.
Y descontentó á Samuel esta palabra que dijeron: Danos rey que nos juzgue. Y Samuel oró á Jehová.
Y dijo Jehová á Samuel: Oye la voz del pueblo en todo lo que te dijeren: porque no te han desechado á ti, sino á mí me han desechado, para que no reine sobre ellos.”
1Samuel 8:4-7

Saúl fue ungido como rey de Israel exactamente 400 años después que Israel bajo la orden directa de Dios, salió de Egipto.

Arriba ^

Otro interesante programa de prueba con relación al número 40, se encuentra en el libro de Jonás. Dios instruyó al profeta Jonás que pregonara contra Nínive por su maldad (Jonás 1:2.)

Dios en Jonás 3:4 registra estas palabras significantes: “Y comenzó Jonás á entrar por la ciudad, camino de un día, y pregonaba diciendo: De aquí á cuarenta días Nínive será destruida."

Maravillosamente por la gracia de Dios, Él los movió a arrepentimiento y las personas de Nínive fueron victoriosos en su prueba. Dios registra:

“Y los hombres de Nínive creyeron á Dios, y pregonaron ayuno, y vistiéronse de sacos desde el mayor de ellos hasta el menor de ellos.” Jonás 3:5

“Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino: y arrepintióse del mal que había dicho les había de hacer, y no lo hizo.” Jonás 3:10

Probablemente el programa de prueba más grandioso de todos, ocurrió en el Nuevo Testamento, y el Señor JesúsCristo fue el objeto de la prueba.

Él había tomado sobre Él, el cuerpo de hombre, la naturaleza de un hombre, consecuentemente Él también estuvo bajo este estatuto.

Esto es visto en: Lucas 4 “Y JESUS, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto por cuarenta días, y era tentado [probado] del diablo. Y no comió cosa en aquellos días: los cuales pasados tuvo hambre." (v.1-2)

“El primer Adán fue probado en el huerto en Edén, y el segundo Adán, Cristo, también fue probado.
El primer Adán falló la prueba desobedeciendo a Dios y de allí que hundió a la raza humana en pecado, pero nuestro Señor fue victorioso en la prueba.”

Él se mantuvo totalmente Fiel y obediente a Dios. Su perfecta obediencia ha hecho el incomprensible reino de Dios, una realidad para todos aquellos que creen en Él. Obviamente, el estatuto de que Dios prueba a la raza humana, está firmemente establecido en la Biblia.

La Iglesia del tiempo del fin, también encara un programa de prueba. Lamentablemente, la Biblia revela que la iglesia de los últimos tiempos fallaría este programa de la misma manera que Adán y Eva fallaron en sus días y de la misma manera que la nación de Israel falló repetidamente.

Dios nos enseña en Su Palabra que la iglesia del Nuevo Testamento no sería exitosa en esta prueba y vendría a estar bajo la ira de Dios con el mismo resultado que fue obtenido cuando Adán y Eva fallaron la prueba.

DIOS Y SU PROGRAMA FINAL DE PRUEBA

El programa de prueba que Dios identifica con la iglesia corporativa y visible del fin de los tiempos, se enfocaría en una nación cuya lengua la congregación no podría entender.

Debido a la importante dinámica de esta verdad, revisaremos la manera en que la Biblia la declara, y de esta manera la desarrollaremos. Dios nos da al menos dos pistas prominentes en el Antiguo Testamento sobre la naturaleza del programa final de prueba.

Dios registra la primera pista de esta manera: “Cuando se levantare en medio de ti profeta, ó soñador de sueños, y te diere señal o prodigio,
Y acaeciere la señal o prodigio que el te dijo, diciendo: vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles;
No darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños: porque Jehová vuestro Dios os prueba, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma.”
Deuteronomio 13:1-3

Dios claramente declara que Él prueba, eso significa que Él está probando a la congregación por medio de las actividades de falsos profetas en medio de ellos.

Además, Dios en Su misericordia nos deja saber la característica de este profeta y la naturaleza de su enseñanza. Dios registra que estos profetas falsos vendrían con prodigios y sueños por medio de los cuales alejarían de Dios a la congregación.

La introducción al capítulo 13 es el último verso de Deuteronomio 12 donde Dios advierte a la congregación: “Cuidaréis de hacer todo lo que yo os mando: no añadirás a ello, ni quitarás de ello.”

En esta advertencia, Dios declara que el hombre no debe añadir ó quitar de la Palabra de Dios. El reconocer la Palabra de Dios como Su Palabra, y tener un deseo intenso de ser obediente a ella, significa adorar a Dios como el dador de la Palabra.

De otra manera, si creemos que hay fuentes adicionales de información divina (creer que provienen de Dios, cuando no es así) significa adorar un dios fuera del Dios de la Biblia.

Dios da la misma advertencia en el Nuevo Testamento: “Porque yo protesto a cualquiera que oye las palabras de la profecía de este libro: si alguno añadiere a estas cosas, Dios pondrá sobre él las plagas que están escritas en este libro.
Y si alguno quitare de las Palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del Libro de la Vida, y de la Santa Ciudad, y de las cosas que están escritas en este Libro.”
Apocalipsis 22:18-19

La frase “…este libro…” solo puede referirse a la Biblia. La Biblia solamente y en su totalidad es la Palabra de Dios. Articulaciones adicionales, versículos enumerados que son enviados por medio de sueños o visiones o cualquier otro medio, son una adición a la Biblia.

Si alguno escucha esos mensajes y cree que provienen de Dios, esta persona está adorando a otro dios que no es el Dios de la Biblia. Dios nos advierte en el verso 18 que cualquiera que comete estos pecados, está bajo las plagas escritas en la Biblia; esto significa que está bajo maldición de condenación eterna.

“Dios en Deuteronomio 13 declara que el profeta es un soñador de sueños, eso significa que él está convencido que lo que él escucha en estos sueños, proviene de Dios.
Dios además indica que para probarnos, esa señal o maravilla, esa declaración profética o visión llegará a cumplirse.”

De esta manera él ha recibido una visitación supernatural, pero porque el mensaje que recibió no proviene de Dios, tuvo que ser de Satanás.

Cuando este soñador de sueños enseña que el mensaje que él recibió en un sueño o visión provino de Dios; y debido a ello (ese sueño / visión) es la Palabra de Dios, él está guiando a la gente a seguir a otro dios que no es el Dios de la Biblia.

Este pecado es serio y letal dentro de la congregación, Dios en Deuteronomio 13 declara que este profeta debe ser muerto (v. 5) aunque él sea el más amado de alguno en la congregación.

Las frases claves en estos versos son, “porque Jehová vuestro Dios os prueba, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma.” Deuteronomio 13:3

Estas frases nos enseñan algo sobre el plan final de Dios para probar a la iglesia. Dios claramente declara que Él probará a la congregación permitiendo entrada a aquellos que dirán que declaran la Palabra de Dios, pero que en verdad son falsos profetas (pues su fuente divina es otra y no la Biblia), dentro de la congregación.

1CORINTIOS 14 NOS DA UNA PISTA SOBRE EL PLAN FINAL DE PRUEBA

La segunda pista del Antiguo Testamento sobre el plan final de prueba que vendría contra la iglesia es el que vino contra la nación de Israel.

La señal a esta pista se encuentra en el Nuevo Testamento en 1Corintios 14:21 “En la ley está escrito: En otras lenguas y en otros labios hablaré á este pueblo; y ni aun así me oirán dice el Señor.”

Para entender esta pista debemos conocer el escenario en el que se encuentra. 1Corintios 14 discute el fenómeno de las lenguas el cual estuvo presente en la iglesia en Corinto. Dios dio a ciertos individuos como un regalo del Espíritu Santo, mensajes en lenguas los cuales ellos, ni ningún otro en la congregación podían entender.

Dios declara: “Porque el que habla en lenguas, no habla á los hombres, sino á Dios; porque nadie le entiende, aunque en Espíritu hable misterios.” 1Corintios 14:2

Adicionalmente, dentro de la congregación Dios dio a ciertos individuos el don de interpretación. Por este medio, el don de Dios, el mensaje recibido en las lenguas pudo ser entendido por la congregación.

Dios también nos informa que cuando el mensaje que Él enviaba por medio de lenguas fue interpretado, este edificaba a la congregación.

“Así que, quisiera que todos vosotros hablaseis lenguas, empero mas que profetizaseis: porque mayor es el que profetiza que el que habla lenguas, si también no interpretare para que la iglesia tome edificación.” 1Corintios 14:5

Este fue un evento espiritual válido en Corinto. Ellos solo tenían la parte de la Biblia que nosotros conocemos como el Antiguo Testamento.

Dios todavía estaba traspasando el silencio entre lo supernatural y lo natural cuando Él dio mensajes a Pablo, Juan, Pedro y Agabo (Hechos 11:28), pues estos mensajes provinieron de Dios.

El Nuevo Testamento no había sido terminado, incluso con estas adiciones, las iglesias de aquellos días tenían incompleta la Palabra de Dios.

Durante el mismo tiempo que era posible que los apóstoles recibieran mensajes directamente de Dios, hubieron individuos en la iglesia de Corinto que recibieron mensajes de Dios por medio de lenguas.

“El mensaje pudo haber sido en la forma de una oración, alabanza o revelación.
No obstante era un mensaje que provenía de Dios, y por ende era una adición a la Palabra escrita de aquel tiempo.”

En el centro del desenvolvimiento o exposición del fenómeno de las lenguas (1Corintios 14:21) Dios ha dejado registrada una reseña a la Ley donde Él había escrito que hablaría al pueblo por medio de lenguas y ellos no escucharían.

Esta es una reseña al Antiguo Testamento, Dios habla sobre lenguas en Deuteronomio 28:47 como examinamos anteriormente en nuestro estudio.

Moisés se dirige a Israel cuando ellos estaban a punto de entrar a la tierra prometida. Él les advirtió que ellos no estarían concernidos con El Verdadero Evangelio,; “Por cuanto no serviste a Jehová tu Dios con alegría y con gozo de tu corazón, por la abundancia de todas las cosas.” Deuteronomio 28:41

El resultado de su rebelión contra Dios, fue castigo. Esto es declarado en los versos restantes de Deuteronomio 28; pero Dios condensa la advertencia así.

“Servirás por tanto á tus enemigos que enviare Jehová contra ti, con hambre y sed y con desnudez y con falta de todas las cosas; y Él pondrá yugo de hierro sobre tu cuello, hasta destruirte.
Jehová traerá sobre ti gente de lejos, del cabo de la tierra, que vuele como águila, gente cuya lengua no entiendas.”
( v. 48-49)

El enemigo que iba a destruirlos fue una nación cuya lengua ellos no podrían entender. De aquí que este pasaje sea la reseña de la Ley referida en 1Corintios 14 concerniente al fenómeno de las lenguas.

Las 10 tribus fueron destruidas por la nación de Asiria después que Israel participó en prostitución espiritual con los Asirios. Como resultado de su rebelión espiritual, Dios hizo que la nación de Asiria, (una nación cuya lengua Israel no entendía) los destruyera.

En el año 710 A.C. la nación que consistía de las 10 tribus de Israel, terminó en las manos de los Asirios. Dios dio una advertencia final sobre esto, unos años antes que sucediera.

La advertencia es registrada así: “Porque en lengua de tartamudos, y en extraña lengua hablará á este pueblo,
A los cuales Él dijo: este es el reposo: dad reposo al cansado; y este es el refrigerio: mas no quisieron oír.”
Isaías 28:11-12

La sucesión al juicio de Dios sobre Israel, ocurrió 123 años después. La nación de Judá corrió como una prostituta tras Babilonia, una nación malvada, cuya lengua ellos no entendían, y Babilonia es la nación que destruyó a Judá en el año 587 A.C.

Unos pocos años antes, Dios les habia advertido así por medio del profeta Jeremías: “He aquí yo traigo sobre vosotros gente de lejos, oh casa de Israel, dice Jehová; gente robusta, gente antigua, gente cuya lengua ignorarás, y no entenderás lo que hablare.
Su aljaba como sepulcro abierto, todos valientes.
Y comerá tu mies y tu pan, que habían de comer tus hijos y tus hijas; comerá tus ovejas y tus vacas, comerá tus viñas y tus higueras; y tus ciudades fuertes en que tú confías, tornará en nada á cuchillo.”
Jeremías 5:15-17

Notemos cuidadosamente que el enfoque de Dios, está en una nación “…cuya lengua ignorarás y no entenderás…”; Este pasaje también se refiere al lenguaje funesto de 1Corintios 14:21. Deuteronomio 13, Deuteronomio 28, 1Corintios 14.

Estos pasajes y el Juicio de Dios, se enlazan a la iglesia del fin de los tiempos cuando consideramos los estatutos aprendidos anteriormente.

  1. El primer estatuto es
    • Que la nación de Israel fue una figura o tipo de la iglesia del Nuevo Testamento.
      El juicio de Dios sobre ellos por su adulterio espiritual, enfoca e ilumina la naturaleza del Juicio de Dios sobre la iglesia del Nuevo Testamento debido a su infidelidad y su rebelión espiritual.

  2. El segundo estatuto es
    • que Dios prepara y organiza programas de prueba para los hombres.
      En Deuteronomio 13 vimos que el programa de prueba dentro de la iglesia está vinculado a falsos profetas que recibirían mensajes y harían señales sobrenaturales.

“Dios amonesta que estos falsos profetas animarían a las congregaciones a ir tras otros dioses por medio de las revelaciones de sus experiencias supernaturales, las cuales no provienen de Dios.
Estos 2 estatutos bíblicos, nos dan entendimiento de cómo Dios iba a juzgar a la iglesia institucional del tiempo del fin.”

La próxima sección que empieza con, Las lenguas: El programa de prueba para el fin de los tiempos será estudiado en nuestro próximo capítulo, Dios Destruye La Iglesia Institucional. (2 de 2) <-- Haga click aquí

Arriba ^



Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Antigua Versión Reina-Valera Revisión de 1909.