LA TRIBULACION FINAL

Capítulo 4

Por el Hno. Harold Camping
Traducido al Castellano por los Hnos. Ricardo y Olga Pereddo
fuentedsabiduria@hotmail.com

“Entretanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.” 1Timoteo 4:13

La Relación De Satanás Con La Iglesia Institucional, Visible

NOTA DE LOS TRADUCTORES: Esta traducción es del estudio publicado en 2002.

En este estudio encontraremos que La Tribulación Final tiene que ver totalmente con la apostasía y prostitución de la iglesia visible, corporativa, externa y el fin de su era como la representante del reino de Cristo aquí en la tierra.

De aquí que hemos tomado un vistazo objetivo de la historia, carácter y propósito de la iglesia.

“Con una perspectiva propia de la iglesia externa visible, entenderemos el fin de su era como la representante del reino de Cristo aquí en la tierra.
Por la gracia de Dios, mientras estudiemos el fin de la era de la iglesia externa, visible; entenderemos el periodo de La Tribulación Final.”

Esa es la razón por la que hemos tomado tiempo considerable estudiando cómo es que Dios construyó Su iglesia y Sus congregaciones.

Antes de la cruz, había un cuerpo de creyentes llamado la nación de Israel con la cual Dios estaba casado. Dentro de este cuerpo había una pequeña cantidad de verdaderos creyentes llamados el remanente escogido por gracia.

De todos modos la iglesia o nación completa se mantuvo en rebelión contra Dios, es por eso que basado en la ley del divorcio dada en Deuteronomio 24:1 Dios se divorció de Israel.

Después de la cruz, la iglesia del Nuevo Testamento que empezó en Pentecostés, también es un cuerpo externo. Cuando Jesús vino, el cumplimiento de las leyes ceremoniales terminó.

La ley ceremonial de Deuteronomio 24 que permitió divorcio a causa de la fornicación, también llegó a su fin.

Desde ese momento no puede haber más divorcio por ninguna razón, pero Dios no se casó con la iglesia del Nuevo Testamento.

La intención de Dios era de cortar y destruir a ese cuerpo si es que llegaba a ser apóstata. Él no hubiese podido hacer esto si se hubiese casado con ella.

Dentro del cuerpo de la iglesia del Nuevo Testamento se encuentra la iglesia eterna invisible (aquellos que fueron salvados personalmente por Cristo). Es con esta iglesia eterna con la que Cristo está casado (Vea el Capitulo 3).

Para obtener una perspectiva de todo el programa de salvación creado por Dios, tenemos que saber cual es el lugar de Satanás.

Satanás ha estado íntimamente involucrado con la iglesia en el pasado y él estará involucrado con el cuerpo externo, visible de la iglesia a medida que nos acercamos al fin del tiempo.

¿QUIÉN ES SATANÁS?

De todo lo que leemos en la Biblia, aprendemos que él fue creado como un ángel junto a legiones de ángeles, pero él quería ser igual a Dios, él quería ser un rey a su manera.

Dios registra esto de él: “¡Cómo caiste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas las gentes.
Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo, en lo alto junto á las estrellas de Dios ensalzaré mi solio, y en el monte del testimonio me sentaré, á los lados del aquilón;
Sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.”
Isaías 14:12-14

Dios además declara que Él creó a los ángeles para que sean espíritus ministradores usados a favor de aquellos que Él iba a salvar:

“¿No son todos espíritus administradores, enviados para servicio á favor de los que serán herederos de salud?” Hebreos 1:14

Dios sabía antes de crear ninguna cosa, que el hombre se rebelaría contra Él y que pasaría a estar bajo Su ira. Anticipando esto; Él creó los ángeles para ser usados a favor de aquellos que serían salvados.

Los ángeles son sirvientes de Dios, Lucifer aspiraba a ser un rey a su manera, él se rebeló contra Dios así como muchos otros ángeles se rebelaron. Lucifer vio su oportunidad de llegar a ser rey cuando Dios creó la tierra, a Adán, a Eva y les dio el reinado de ella.

“Y los bendijo Dios; y díjoles Dios: Fructificad y multiplicad, y henchid la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.” Génesis 1:28

Satanás se presentó en forma de serpiente, el animal más inteligente de todos los animales que Dios había creado en Edén. Tentó a Eva para que comiera del fruto prohibido y de esta manera desobedeciera a Dios. Adán también comió del fruto lo cual los constituyó enemigos de Dios.

“La rebelión contra Dios los constituyó esclavos de Lucifer, de aquí que Dios permitió que Lucifer quien es Satanás y también es llamado la serpiente, tener reinado espiritual sobre la raza humana y desde ese momento el corazón de los no salvos ha estado bajo el dominio de Satanás.”

Esto no significa que Dios abandonó totalmente Su poder sobre la raza humana. Dios en ningún momento en la historia permitió que Satanás hiciera alguna cosa que arruinara o frustrara el eterno plan de Dios para la tierra y sus habitantes.

EL REINADO DE SATANÁS SOBRE EL MUNDO ANTES DE LA CRUZ

Hasta que Cristo viniese al mundo como Salvador, es decir en los primeros 11.000 años de la historia de este mundo, el reinado de Satanás sobre la raza humana fue grandioso.

Pocos llegaron a alcanzar salvación, la mayoría fueron mantenidos bajo la oscuridad del pecado. Solo ocasionalmente leemos en la Biblia que alguno llegó a alcanzar salvación.

Por ejemplo, en los días del diluvio cuando posiblemente había por lo menos un un millón (1.000.000) de personas viviendo, solo ocho (8) entraron al arca y escaparon el castigo. Esto es un porcentaje muy pequeño de la población mundial de aquel entonces.

Cuando Sodoma, Gomorra y las ciudades comarcanas iban a ser destruidas, Abraham rogó a Dios que si hubiesen solamente 10 justos en la ciudad, no la destruyese:

“Y volvió á decir: No se enoje ahora mi Señor, si hablare solamente una vez: quizá se hallarán allí diez. No la destruiré, respondió, por amor de los diez.” Génesis 18:32

En Su Sagrada Escritura, Dios enseña que la única manera que uno puede llegar a ser justo es siendo salvo. El corazón del hombre es continuamente malvado y registra:

“Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” Jeremías 17:9

Y Dios además claramente nos deja saber que entre los seres humanos no hay justo, no ni siquiera uno: “Como está escrito: No hay justo, ni aun uno.” Romanos 3:10

Por medio de la Palabra de Dios aprendemos que la única vía por la cual uno puede llegar a ser justo, es siendo redimido de la ira de Dios, la cual es justo castigo para todos nosotros debido a nuestros pecados.

De esta manera por la gracia de Dios, podemos ver claramente, que Abraham pidió a Dios que librara a estas ciudades de Su ira, si es que entre ellos había solo diez (10) que fueran salvos.

Miles de personas vivían en Sodoma, Gomorra y las ciudades comarcanas, y 10 personas hubiese sido un porcentaje muy pequeño de personas salvas entre estas ciudades.

La promesa fiel de Dios fue, que si entre ellos se hallaban 10 justos (diez personas salvas) Él no destruiría las ciudades Génesis 18:32.

Dios destruyó a esas ciudades y menos de 10 fueron salvados, verdaderamente solo Lot y posiblemente sus dos hijas fueron salvos de entre todas esas ciudades.

La oscuridad espiritual de Sodoma y Gomorra existió sobre toda la tierra antes de la cruz. En lugares como China, el Pacifico Sur, Norte y Sur América, nadie fue salvado.

Todas las gentes estaban completamente bajo el reinado de Satanás, ellos estaban ciegos debido al pecado.

De la nación de Israel, que había sido separada para representar el reino de Dios en esta tierra, solo un porcentaje pequeño fue salvo.

Por ejemplo durante los 40 años que se encontraron en el desierto, después de salir de Egipto para ir a la tierra de Canaán, virtualmente toda la nación pereció debido a su incredulidad: “Y vemos que no pudieron entrar a causa de incredulidad.” Hebreos 3:19

Esto no es solamente una simple declaración, ¿Cómo es que sucedió esto? Esta era la gente especial de Dios, ellos fueron: “…como la niña de su ojo.” Deuteronomio 32:10

Ahora, si hacemos un examen honesto y sincero de lo que vemos; debemos preguntarnos: ¿no es esto exactamente lo que está sucediendo entre nosotros en nuestros días?

¿No es esto lo que vemos en nosotros mismos o a nuestro rededor, especialmente dentro del pueblo que declara seguir y creer en Cristo?

“Durante el periodo de la caída de Adán y Eva hasta el tiempo de la cruz, Dios permitió que Satanás esclavizara el corazón de la raza humana hasta el punto que fueron mantenidos en la oscuridad del pecado.
Esto coincidió con el plan electivo de Dios.

Dios eligió a un pequeño número de esta nación para salvación, si Él hubiese elegido a más personas, Dios hubiese provisto para la salvación de ellos, pero ese no fue el plan de Dios.

De esta manera en un alto grado, Dios permitió que Satanás controlara el corazón de los no salvos. Evidencia del control de Satanás sobre el corazón de los hombres es visto por ejemplo en los días de Elías cuando solo 7.000 fueron salvados

“Y yo haré que queden en Israel siete mil; todas rodillas que no se encorvaron á Baal, y bocas todas que no lo besaron.” 1Reyes 19:18

De una nación de posiblemente 2.000.000 (dos millones) de gente, 7.000 es solo un poquito más de 1/3 de 1%.

La nación de Israel fue la nación líder (la única nación), donde mayormente gente estaba siendo salvada, Son pocas las excepciones como Rahab la ramera, Rut la moabita, la reina de Sabá y la ciudad de Nínive, pero estas excepciones son notables.

Durante el periodo de 11.000 años antes que Cristo viniese, Satanás tenia gran libertad, el era audaz en su libertad. Dios le permitía entrar al cielo.

Dios nos enseña que Satanás apareció entre los hijos de Dios. “Y un día vinieron los hijos de Dios á presentarse delante de Jehová, entre los cuales vino también Satán.” Job 1:6

Satanás allí agregó que Job era fiel pues Jehová le había impartido muchas bendiciones, el fue el acusador de los hermanos, el disfrutó esta libertad a través del tiempo hasta que Cristo vino.

Allí le dijo que Job se mantenía fiel a El, porque “¿No le has tú cercado á él, y á su casa, y á todo lo que tiene en derredor? Al trabajo de sus manos has dado bendición…” Job 1:10

Cuando Satanás se rebeló contra Dios, se llevó muchos ángeles con él. Estos son llamados diablos, ángeles caídos o espíritus diabólicos.

En Su Sagrada Escritura, Dios también nos deja saber que espíritus diabólicos moraban en los corazones de la gente, particularmente cuando Cristo caminó en la tierra.

“Y estaba en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu de un demonio inmundo, el cual exclamó á gran voz.” Lucas 4:33

Y en el Antiguo Testamento también podemos leer de espíritus diabólicos: “Y el espíritu malo de parte de Jehová fué sobre Saúl: y estando sentado en su casa tenía una lanza á mano, mientras David estaba tañendo con su mano.” 1Samuel 19:9

EL REINADO DE SATANÁS SOBRE LA RAZA HUMANA, NUNCA FUE TOTAL

Durante el periodo de 11.000 años, el reinado espiritual de Satanás sobre el corazón de los no salvos no fue total. El no había llegado a ser Rey de reyes y Señor de señores como Dios quien es Rey de reyes y Señor de señores.

Dios restringe el pecado de los corazones de los no salvos. La restricción del pecado en los no salvos es vista por ejemplo en Génesis 20

Cuando Abraham huyó a Gerar escapando de una hambruna de la tierra donde vivía, mientras se encontraba allí, Abraham tuvo miedo que el rey de Gerar lo matara para tomar a su mujer Sara como esposa.

Este fue un punto bajo en la vida de Abraham, él no confió en Jehová lo suficiente. Abraham fue un individuo igual a nosotros, y el tuvo momentos de pecado. El mintió al rey de Gerar y dijo que Sara era su hermana siendo ya su esposa.

Verdaderamente esta era una verdad a medias, pues Sara era su media hermana. Pero la intención de esta declaración era que ella no era su esposa.

Dios nos permite aprender que Él restringe el pecado entre los seres humanos, al registrar el momento cuando vino a Abimelec en sueños:

“Empero Dios vino á Abimelech en sueños de noche, y le dijo: He aquí muerto eres á causa de la mujer que has tomado, la cual es casada con marido.
Mas Abimelech no había llegado á ella, y dijo: Señor, ¿matarás también la gente justa?
¿No me dijo él: Mi hermana es; y ella también dijo: Es mi hermano? Con sencillez de mi corazón, y con limpieza de mis manos he hecho esto.
Y díjole Dios en sueños: Yo también sé que con integridad de tu corazón has hecho esto; y yo también te detuve de pecar contra mí, y así no te permití que la tocases.”
Génesis 20:3-6

El no había cometido adulterio a pesar de que el hubiese adulterado eventualmente. El no había tomado ni había tratado de tomar a Sara como esposa, pero el ya la había llevado a su casa.

El discutió con Dios que él no había tenido intenciones adúlteras hacia Sara en su corazón. El discutió con Dios que él había hecho esto inocentemente, que él no se había dado cuenta que ella tenía marido.

Pongamos mucha atención pues Dios aquí nos da una tremenda y sorprendente enseñanza. Abimelec un hombre pecador, un hombre que no es salvo, en el camino espiritual de perdición, esclavo de Satanás y de todos modos Dios restringe el pecado en su vida.

Abimelec no hace nada que Dios no quiere que el haga, además Dios nos enseña que el corazón del hombre es engañoso:

“Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” Jeremías 17:9

Y que del corazón salen todas las maldades: “Porque del corazón salen los malos pensamientos, muertes, adulterios, fornicaciones, hurtos, falsos testimonios, blasfemias.” Mateo 15:19

La razón de que el hombre no es más pecador de lo que él es verdaderamente, es porque Dios lo restringe de pecar. El reinado de Satanás no es total, Satanás reina solo en los que Dios le permite reinar.

Arriba ^

Los espíritus diabólicos y los perversos que estaban bajo el control espiritual de Satanás, eran usados frecuentemente para llevar a cabo el propósito de Dios.

Cuando Dios quiso destruir a la nación de Israel por el pecado de fornicación con otros dioses, apostasía e incredulidad, Él permitió que los impíos de Babilonia fueran y la destruyesen.

Cuando Él quiso que Saúl fuese un rey malvado, Dios le quitó Su Espíritu y le dio un espíritu malo.

Esto no convierte a Dios culpable del pecado, pues si Dios quita Su mano de restricción, la maldad que es nuestra esencia natural, será lo que cada ser humano sin salvación demostrará.

La naturaleza del corazón del ser humano es de continuo el mal (Génesis 6). Satanás siempre busca oportunidad para reinar más pesadamente sobre los corazones de los seres humanos.

“Al momento en que Dios quita o retira Su mano de restricción o de protección, los malos espíritus vendrán y los seres humanos sin salvación que son malvados en su naturaleza, escogerán seguir la maldad y serán más malvados.”

Cuando Cristo vino al mundo, este era el estado en que este mundo se encontraba. Pocos eran salvados, el mundo estaba totalmente esclavizado al pecado.

SATANÁS ES ATADO PARA QUE CRISTO CONSTRUYA LA IGLESIA DEL NUEVO TESTAMENTO

Un cambio drástico tomó lugar cuando Cristo vino al mundo para demostrar el sacrificio de salvación que había efectuado desde antes de la fundación del mundo. Fue un cambio estupendamente proporcional por el cual Satanás fue afectado tremendamente.

El mundo fue rápidamente influenciado, Dios en Su Sagrada Escritura nos enseña sobre este cambio de muchas maneras. Por ejemplo, cuando Jesús da la bienvenida a los 70 discípulos que fueron enviados a evangelizar:

“Y volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre.” Lucas 10:17

Jesús entonces declara en el verso 18 “Y les dijo: Yo veía á Satanás, como un rayo, que caía del cielo.” En otras palabras, Satanás fue vencido y perdió su libertad de entrar al cielo, este es un cambio totalmente dramático.

Encontramos un comentario más explicito cuando Dios registra: “Y fué hecha una grande batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles lidiaban contra el dragón; y lidiaba el dragón y sus ángeles.” Apocalipsis 12:7

Satanás fue lanzado fuera del cielo, un cuidadoso estudio de Apocalipsis 12 revela que el lanzamiento de Satanás fuera del cielo, ocurrió debido a la victoria de Cristo sobre Satanás.

Esto fue alcanzado por medio de Cristo al ir a la cruz. Debido a la victoria de Cristo, Satanás no puede ir al cielo ni acercarse a Dios y acusar a los hermanos como hizo durante el tiempo de Job.

Dios tiene más para decirnos sobre Satanás, esto es visto en el impacto de la cruz sobre las acciones de Satanás. Dios había empezado a encargarse de Satanás, él no podría frustrar el plan de Dios de salvar gente de todas partes del mundo.

Cristo ató a Satanás para que el programa de Dios de construir su iglesia tomara lugar, Jesús enseña esto cuando habla de Belzebú, otro nombre dado a Satanás.

“Y si yo por Beelzebub echo fuera los demonios, ¿vuestros hijos por quién los echan? Por tanto, ellos serán vuestros jueces.
Y si por espíritu de Dios yo echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado á vosotros el reino de Dios.
Porque, ¿cómo puede alguno entrar en la casa del valiente, y saquear sus alhajas, si primero no prendiere al valiente? y entonces saqueará su casa.”
Mateo 12:27-29

En estos versos Jesús habla de Satanás como un hombre fuerte, nuestro Salvador declara que Satanás (el hombre fuerte) debía ser atado y su casa saqueada.

¿Quién está en la casa de Satanás?; Lamentablemente TODO EL MUNDO de los impíos, todos los no salvos están bajo el poder espiritual de Satanás.

La intención de Dios desde el principio fue que Cristo viniera como el Salvador de una gran compañía de creyentes de cada nación. Para lograr esto, Satanás fue atado; él no puede frustrar el plan de Dios de evangelizar al mundo.

La intención de Dios fue la de saquear la casa espiritual de Satanás lo que significa que Cristo rescató a aquellos que habían sido predestinados para ser salvos.

Dios nos da información adicional en la Biblia sobre el cambio en la condición de Satanás cuando registra:

“Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por la muerte al que tenía el imperio de la muerte, es á saber, al diablo,” Hebreos 2:14

Dios habla sobre Satanás siendo destruido como resultado de la victoria de Cristo en la cruz. Básicamente Satanás ha sido destruido a pesar de que hasta cierto grado se le permite gobernar sobre los corazones de los seres humanos que no son salvos.

Un cambio fantástico sucedió a Satanás con la victoria de Cristo en la cruz, Satanás y sus ángeles fueron consignados al castigo de muerte eterna:

“Os quiero pues amonestar, ya que alguna vez habéis sabido esto, que el Señor habiendo salvado al pueblo de Egipto, después destruyó á los que no creían:
Y á los ángeles que no guardaron su dignidad, mas dejaron su habitación, los ha reservado debajo de oscuridad en prisiones eternas hasta el juicio del gran día:”
Judas 5-6

Dios los ha puesto en el infierno, pues el infierno es la condición espiritual en la que se encuentran los no salvos. Satanás y los ángeles caídos serán destruídos con la muerte eterna en el castigo final.

Básicamente, Cristo ha consignado a Satanás al castigo final, de aquí que la Biblia habla a menudo de él como estando en un abismo o en el infierno a pesar de que él continúa reinando sobre el corazón de los no salvos con grados de éxito variables.

“Dios le permitirá reinar sobre el corazón de los no salvos hasta el día que Cristo destruya este mundo por siempre.
Satanás ganó este derecho cuando venció a los seres humanos liderados por Adán y Eva en el huerto en Edén.”

La victoria demostrada en la cruz del sacrificio que Cristo llevó a cabo desde antes de la fundación del mundo, garantiza que Satanás será destruído por toda la eternidad. Como resultado, Dios usa el lenguaje como el que vimos en Judas 5-6 que parece indicar que él ya ha sido destruído.

Otro pasaje bíblico que registra el cambio referente al reinado de Satanás sobre los seres humanos debido a la victoria de Cristo en la cruz, es encontrado en Apocalipsis 20:3 donde leemos:

“Y arrojólo al abismo, y le encerró, y selló sobre él, porque no engañe más á las naciones, hasta que mil años sean cumplidos: y después de esto es necesario que sea desatado un poco de tiempo.”

El lenguaje de este pasaje es paralelo al de Judas 5-6 y al de 2Pedro 2:4 donde Dios nos enseña “Porque si Dios no perdonó á los ángeles que habían pecado, sino que habiéndolos despeñado en el infierno con cadenas de oscuridad, los entregó para ser reservados al juicio;”

Aquí Dios discute que Satanás fue atado, esto fue visto dramáticamente en Pentecostés. Antes que Cristo fuera a la cruz, Jesús como el Eterno Dios que es, fue un Predicador del Verdadero Evangelio.

“El Espíritu del Señor es sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas á los pobres: Me ha enviado para sanar á los quebrantados de corazón; Para pregonar á los cautivos libertad, Y á los ciegos vista; Para poner en libertad á los quebrantados:
Para predicar el año agradable del Señor.
Lucas 4:18-19

"Mas él les dijo: Que también á otras ciudades es necesario que anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto soy enviado.
Y predicaba en las sinagogas de Galilea.”
Lucas 4:43-44

Jesús fue el Predicador perfecto, Él predicó por más de tres años, pero de todos modos el resultado de su prédica hasta el día en que regresó al cielo fue solo un puñado de creyentes.

Pero en Pentecostés, algo maravilloso sucedió: Pedro predicó un sermón y 3.000 de 18 naciones fueron salvados. Satanás había sido atado, Dios había empezado Su programa glorioso de salvar una gran multitud de todas las naciones.

Él ató a Satanás y Satanás no podía frustrar El Maravilloso Plan de Dios Para Salvación, gente de todas las naciones han sido salvados desde Pentecostés, este es el cambio fantástico en relación al reinado de Satanás como resultado de la victoria de Cristo en la cruz.

SATANÁS ES ATADO, PERO TODAVIA GOBIERNA A LOS NO SALVOS

El encierro de Satanás no fue total, él continúa gobernando sobre los corazones de los seres humanos no salvos. Por ejemplo, en Efesios 2:2 Dios discute la salvación en el Nuevo Testamento después que Satanás fue encerrado.

Allí Dios enseña sobre aquellos que han sido salvados, e indica que antes de la salvación que Él les proveyó, ellos fueron esclavos de Satanás.

“En que en otro tiempo anduvisteis conforme á la condición de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora obra en los hijos de desobediencia:”

El caminar bajo el mandato de Satanás significa caminar “…conforme al príncipe de la potestad del aire,…” el diablo continúa tentando a los creyentes.

Es por eso que Dios declara: “Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.” Efesios 6:11

La armadura de Dios es la Palabra de Dios, Ella es la Unica protección para que Satanás no pueda vencernos.

“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales en los aires.” Efesios 6:12

Dios se refiere a Satanás como el rey de las oscuridades de este mundo. Dios habla de él como uno que se encarga de perversidades espirituales en lugares altos, en otras palabras él todavía tiene potestad para engañar.

El todavía puede asaltar a los verdaderos creyentes, “Sed templados, y velad; porque vuestro adversario el diablo, cual león rugiente, anda alrededor buscando á quien devore:” 1Pedro 5:8

Satanás está presente en este mundo, su engaño es terrible y al mismo tiempo es magnificente porque es engaño total.

Y Dios nos enseña: “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se transfigura en ángel de luz.
Así que, no es mucho si también sus ministros se transfiguran como ministros de justicia; cuyo fin será conforme á sus obras.”
2Corintios 11:14-15

Esta condición es aplicada a través de todo el periodo del Nuevo Testamento, el reinado de Satanás no es total pues él no puede frustrar el plan de Dios para salvación.

Cuando Dios desea salvar a alguien, esa persona será salvada. Una vez que somos salvados, Dios nos enseña “Que nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo;” Colosenses 1:13

Esto es garantizado a cada verdadero creyente, Satanás no puede parar El Maravilloso Plan de Dios de salvar gente para si mismo. Satanás NUNCA podría detener a Dios.

SATANÁS ES USADO POR DIOS PARA LLEVAR JUICIO A LA IGLESIA

Otro cambio en Satanás es visto con relación a la iglesia institucional, visible y el mundo. El plan de Dios es de usar a Satanás para llevar su ira sobre la Su iglesia (la iglesia visible, corporativa, externa).

Esto estamos viviendo en nuestros dias, la iglesia continuará siendo más y más apóstata hasta el castigo final, el cual vendrá cuando Dios esté listo a destruír al mundo.

Por ejemplo Dios advierte: “Por tanto, cuando viereis la abominación del asolamiento, que fué dicha por Daniel profeta, que estará en el lugar santo, (el que lee, entienda),
Entonces los que están en Judea, huyan á los montes;”
Mateo 24:15-16

Dios allí está anticipando el tiempo cuando la iglesia institucional, corporativa, visible llamada el lugar santo en este contexto, sería dominada por la abominación desoladora (ya estamos viviendo en este tiempo) y los verdaderos creyentes saldrían de ella e irán a Cristo, a la Biblia.

Dios habla de esta abominación desoladora al registrar: “Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y darán señales grandes y prodigios; de tal manera que engañarán, si es posible, aun á los escogidos.” Mateo 24:24

Dios habla de este horrible cambio en la iglesia al declarar: “No os engañe nadie en ninguna manera; porque no vendrá [Cristo por segunda vez] sin que venga antes la apostasía, [el cambio de enseñanza dentro de la iglesia] y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,
Oponiéndose, y levantándose contra todo lo que se llama Dios, ó que se adora; tanto que se asiente en el templo de Dios como Dios, haciéndose parecer Dios.”
2Tesalonicenses 2:3-4

Estas cosas ya están pasando, Dios no está salvando por medio de la iglesia externa, institucional visible. Dios nos está revelando que antes de Su regreso a este mundo, la iglesia se tornará más y más apóstata pues Dios ha traído Su juicio sobre ella.

Esto lo examinaremos en gran detalle, por ahora, la Biblia enseña que vendría el tiempo cuando Dios quitaría las ataduras a Satanás, cuando todos los no salvos estarán atados al pecado como nunca antes en la historia.

Hemos visto la relación de Satanás con el cuerpo de creyentes desde Adán y Eva y hasta antes del comienzo del periodo de La Tribulación Final.

“Desde la caída de Adán y Eva hasta el tiempo de la cruz, el reinado de Satanás sobre los seres humanos fue de tal magnitud que solo un puñado de personas entraron al cuerpo eterno de Cristo.”

En la cruz Satanás fue atado para que Cristo saquease su casa. Desde Pentecostés en el año 33 D.C., gente de todas las naciones han entrado al cuerpo eterno de Cristo.

Satanás podía engañar y perseguir hasta cierto grado, pero él no podía hacer nada para frustrar el plan de Dios de salvar gente para sí mismo, gente tan numerosa que serán una gran nación y ciudadanos eternos del reino de Dios.

Continuaremos nuestro estudio para determinar lo que la Biblia enseña concerniente al fin de la era de la iglesia externa.

El próximo capítulo responderá la pregunta de la expectativa de Dios sobre la apostasía dentro de la iglesia institucional, corporativa, visible.

Arriba ^



Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Antigua Versión Reina-Valera Revisión de 1909.