El Glorioso Huerto En Eden

Por el Hno. Harold Camping
Traducido al Castellano por el Hno. Ricardo Pereddo
fuentedsabiduria@hotmail.com

“Entre tanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.” 1Timoteo 4:13

UNA EXPOSICION DE GÉNESIS 2 ( 1 | 3 )

2:8 “Y había Jehová Dios plantado un huerto en Edén al oriente, y puso allí al hombre que había formado.”

La pregunta inmediata que viene a la mente es la que levantamos al principio de este estudio. Si la creación fue perfecta, ¿por qué es que Dios creó un huerto especial para Adán?

Con seguridad, el resto de la creación no pudo haber sido más hermosa. Si, sabemos que históricamente hubo un área a la cual Dios denominó como el huerto en Edén.

“Por la gracia de Dios, esto toma sentido cuando Él nos deja ver que escondido en Génesis 2, se encuentra El Maravilloso Plan de Dios para Salvación.”

Dios plantó el huerto en Edén para simbolizar ó representar el reino de Dios que mas tarde existiría en esta tierra.

En el principio la tierra fue perfecta, pero después que el hombre se rebeló contra Dios, toda la tierra llegó a estar bajo la maldición del pecado.

Dios sabia esto, de manera Su Maravilloso Plan de Salvación provee que dentro de este mundo lleno de pecado, existiría un reino o gente quienes otra vez tendrían una buena, correcta o adecuada relación con Dios.

Pongamos atención al hecho de que Dios ha registrado que el huerto en Edén fue plantado al Este ú Oriente, la pregunta es: ¿al oriente de qué?

Dios no declara al oriente de qué y no tiene que hacerlo porque generalmente Dios usa la palabra “Este” ú “Oriente,” en relación al Señor JesúsCristo.

Por ejemplo: “Porque sol y escudo es Jehová Dios:…” Salmo 84:11 y también: “Mas á vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salud [salvación] …” Malaquías 4:2

No importa donde te encuentres en el mundo, el sol se levanta desde el oriente. Dios por medio de Ezequiel declara que la Gloria de Dios entra por el oriente y registra:

“LLEVOME luego á la puerta, á la puerta que mira hacia el oriente;
Y he aquí la gloria del Dios de Israel, que venía de hacia el oriente; y su sonido era como el sonido de muchas aguas, y la tierra resplandecía á causa de su gloria.
Y la visión que vi era como la visión, como aquella visión que vi cuando vine para destruir la ciudad: y las visiones eran como la visión que vi junto al río de Chebar; y caí sobre mi rostro.
Y la gloria de Jehová entró en la casa por la vía de la puerta que daba cara al oriente.”
Ezequiel 43:1-4

Los magos que vinieron a presenciar el nacimiento del Señor Jesús, vieron su estrella al oriente.

“Diciendo: ¿Dónde está el Rey de los Judíos, que ha nacido? porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos á adorarle.” Mateo 2:2

De esta manera y por Su gracia, podemos entender el por qué Dios declara que el huerto en Edén [el cual representa al reino de Dios] fue plantado en Edén al oriente.

2:9 “Y había Jehová Dios hecho nacer de la tierra todo árbol delicioso á la vista, y bueno para comer: también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de ciencia del bien y del mal.”

Dios en este verso menciona tres clases de árboles que por Su gracia estudiaremos.

LOS ÁRBOLES PARA LA ALIMENTACION

Estos árboles son hermosos y producen fruto para comer. Espiritualmente ellos representan a los verdaderos creyentes, esto es así porque en Su Sagrada Escritura, Dios frecuentemente representa a los justos como árboles llenos de frutos.

No debemos olvidar que todo verdadero creyente es justo, solamente porque Dios lo ha cubierto con el manto de la justicia de Cristo y registra:

“Y será como el árbol plantado junto á arroyos de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.” Salmo 1:3

Y también:

“El justo florecerá como la palma: Crecerá como cedro en el Líbano.
Plantados en la casa de Jehová, En los atrios de nuestro Dios florecerán.
Aun en la vejez fructificarán; Estarán vigorosos y verdes;
Para anunciar que Jehová mi fortaleza es recto. Y que en él no hay injusticia.”
Salmo 92:12-15

Los verdaderos creyentes debemos sostener a otros dando fruto. En Gálatas 5 Dios registra el fruto del Espíritu. El fruto por medio del cual ministramos a otros creyentes.

El fruto puede ser visto en nuestra vida, también cuando atestiguamos a otros y compartimos El Verdadero Evangelio, al momento que Dios nos convierte en Sus hijos, también nos convierte en árboles fructíferos dentro del huerto de Edén.

ARBOL DE VIDA

El segundo árbol es el árbol de la vida, esto es sorprendente porque en el huerto de Edén no había necesidad para el árbol de vida.

Potencialmente ó por lo menos, Adán y Eva tenían vida eterna. Así que ellos no tenían necesidad de comer del árbol de vida.

Aparte de eso después de que ellos pecaron, Dios los expulsó del huerto y de esta manera ellos no podían comer del árbol de vida.

Una vez más aprendemos que Dios plantó el árbol de vida en el huerto de Edén, para anticipar la dimensión celestial.

Espiritualmente, el árbol de vida representa al Señor JesúsCristo. En el reino de Dios, todo verdadero creyente ha sido permitido tomar parte o participar de Él para recibir vida eterna.

Jesús registra: “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos: el que está en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque sin mí nada podéis hacer.” Juan 15:5

ÁRBOL DE CIENCIA DEL BIEN Y EL MAL

El tercer árbol es el árbol de ciencia del bien y el mal. Un árbol de ciencia del bien en el huerto de Edén, no suena fuera de lugar.

“Dios quiere que el ser humano sepa más y más sobre aquello que es bueno, pero ¿por qué un árbol de ciencia del bien y el mal?
El mal es totalmente foráneo para una creación perfecta, solamente la vista y conocimiento de ese árbol debió haber asustado a Adán y Eva para que se alejaran de aquel árbol.”

El problema obviamente es que Adán y Eva nunca habían experimentado el mal y ellos no sabían lo malo que el mal es.

Así que engañada por Satanás, Eva deseó llegar a saber el significado del mal. Y en lugar de por fe asentir a la Palabra de Dios, ella decidió desobedecer a Dios.

¿Qué es lo que el árbol de ciencia del bien y el mal representa espiritualmente?

Ese árbol representa el programa de Dios para probar la fe y obediencia de aquellos que declaran tener una relación con Cristo.

Desde el principio Dios estableció esta condición dentro de Su reino. Dios probó a Abraham cuando le ordenó que sacrificara a Isaac su hijo en el monte de Moriah.

Arriba ^

Abraham obedeció, y el pasó la prueba. Por otro lado, cuando Moisés subió y estuvo en el monte Sinaí por 40 días y 40 noches, los israelitas no pasaron la prueba.

La nación de Israel se rebeló contra Dios, fundieron oro, erigieron un becerro y lo adoraron como a un dios. El programa de prueba de Dios está presente en mi vida y tu vida cada día.

“Cada vez que la tentación del pecado viene contra nosotros, cada vez que tribulaciones y dificultades nos confrontan, estamos siendo probados por Dios para ver qué tan obedientes somos y donde está asentada nuestra fe.”

2:10 “Y salía de Edén un río para regar el huerto, y de allí se repartía en cuatro ramales.”

En los próximos versos, Dios nos deja saber que durante el tiempo del huerto de Edén, existía un lugar o tierra llamada Asiria, un lugar llamado Etiopía y un río llamado Eufrates.

Históricamente, estos lugares no tienen nada que ver con los lugares y río que llegaron a existir tiempo después.

No olvidemos que el huerto de Edén existió antes del diluvio en el tiempo de Noé, que devastó la tierra por completo. El diluvio en el tiempo de Noé cambió por completo el rostro del planeta tierra.

En los días de la creación, Dios designó nombres que más tarde entrarían en la mente de hombres, para que esas naciones tipificaran un aspecto espiritual del Evangelio de la Biblia.

En las Sagradas Escrituras, Etiopía, Eufrates y Asiria, regularmente se relacionan al reino de Satanás y eso es lo que Dios tiene en vista aquí.

El huerto de Edén es un cuadro ó representación del reino de Dios a medida que este existe en este mundo que es el reino de Satanás.

Antes que nada en lo referente a los ríos, Dios nos enseña que había un río “…para regar el huerto…”

Recordemos que anteriormente vimos que Dios declaró que: “El que cree en mí, como dice la Escritura, ríos de agua viva correrán de su vientre.” Juan 7:38

“La representación dada por Dios aquí, nos dice que cuando verdaderos creyentes producen el fruto del Espíritu, las primeras bendiciones son compartidas con otros creyentes dentro del reino de Dios.”

Una vez que el agua viva empieza a correr desde los verdaderos creyentes, ella continua fluyendo. De aquí que Dios declara que: “…de allí se repartía en cuatro ramales.” Génesis 2:10

Dios en las Sagradas Escrituras usa en número 4 para simbolizar ó representar universalidad. En otras palabras, El Verdadero Evangelio, sería proclamado a través de todo el mundo.

A continuación Dios nos enseña qué es lo que pasa una vez que el agua sale.

2:11 “El nombre del uno era Pisón: éste es el que cerca toda la tierra de Havilah, donde hay oro:”

La Palabra “…Pisón…” encontrada en la Biblia solo en este verso, significa “fluyendo libremente”.

De aquí que Dios transmite ó comunica la idea del Evangelio de Cristo fluyendo libremente desde el reino de Dios.

La Palabra Havilah es encontrada en otros 6 lugares en las Sagradas Escrituras. Cuatro de ellas son nombres de gentes mencionadas en pasajes genealógicos largos.

Las otras se encuentran en Samuel 15 y Génesis 25. En estos dos casos ellas están asociadas con Egipto, lugar que al mismo tiempo en la Palabra de Dios es asociado con estar esclavizado al pecado.

En otras palabras, a medida que El Verdadero Evangelio fluye en las áreas donde las gentes están esclavizadas a sus pecados, encuentra oro.

Dios en 1Reyes 6 nos dice que oro fue usado extensamente y especialmente en el santuario, para el templo que Salomón construyó.

Dios también registra que la Nueva Ciudad Santa, es hecha de puro oro cuando registra:

“Y el material de su muro era de jaspe: mas la ciudad era de oro puro, semejante al vidrio limpio.” Apocalipsis 21:18

Dios además declara: “Mas él conoció mi camino: Probaráme, y saldré como oro.” Job 23:10

Claramente Dios en Su Sagrada Escritura se refiere o asocia a los verdaderos creyentes con el oro, ellos son el templo de Dios.

2:12 “Y el oro de aquella tierra es bueno: hay allí también bdelio y piedra cornerina.”

El único otro lugar donde encontramos la palabra “…bdelio…” es en el libro de Números. Allí Dios describe al maná como color de “…bdelio…” y dice:

“Y era el maná como semilla de culantro, y su color como color de bdelio.” Números 11:7

De aquí que Dios asocia “…bdelio…” con el maná y el pan que viene ó baja del cielo. Dios también nos deja saber que el Señor JesúsCristo es nuestro pan celestial.

“Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dió Moisés pan del cielo; mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo.
Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo.
Y dijéronle: Señor, danos siempre este pan.
Y Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida: el que á mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.”
Juan 6:32-35

La Palabra “…bdelio…” significa perla, Dios en Apocalipsis 21 nos dice que en las doce puertas de la nueva ciudad santa están los nombres de las doce tribus de Israel.

“Y tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres escritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel.” Apocalipsis 21:12

Y que cada una de estas puertas está hecha de una perla: “Y las doce puertas eran doce perlas, en cada una, una; cada puerta era de una perla. Y la plaza de la ciudad era de oro puro como vidrio trasparente.” Apocalipsis 21:21

Dios también declara que en la tierra de Havilah hay piedra comerina ú ónice. El lugar más dinámico en las Sagradas Escrituras donde Dios presenta estas piedras, es Éxodo 28.

Allí Dios describe los atuendos que el sumo sacerdote debía vestir. Dos piedras camerinas ú ónice, fueron sujetadas o fijados sobre los hombros del ephod.

Aquellas dos piedras debían estar “…con los nombres de los hijos de Israel…” (v. 11) Así como el oro, “…bdelio…” y el ónice o piedra comerina son identificados con los verdaderos creyentes porque somos el Israel de Dios.

Lo que espiritualmente Dios está diciendo en este verso, es que a medida que El Verdadero Evangelio avanza en el mundo donde la gente está esclavizada al pecado, alcanzará aquellos que son el Israel de Dios.

Ellos escucharán El Verdadero Evangelio, recibirán el Pan de vida y Dios los convertirá en verdaderos creyentes.

1 | 3 <-- Haga Clic aquí para entrar a otra sección.

Arriba ^



Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Antigua Versión Reina-Valera Revisión de 1909.