El Libro A Los Gálatas

Capítulo 6 (2 de 2)

Por el Hno. Harold Camping
Traducido al Castellano por el Hno. Ricardo Pereddo
fuentedsabiduria@hotmail.com

“Entretanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.” 1Timoteo 4:13

VIVIENDO LA FE

6:10 “Así que, entre tanto que tenemos tiempo, hagamos bien á todos, y mayormente á los domésticos de la fe.”

¿Está diciéndonos Dios en este verso que debemos ser más benevolentes con los cristianos que con el resto de las gentes? Ciertamente da la impresión que eso es lo que dice.

“Podemos tener esa opinión debido a la manera en la cual nosotros normalmente usamos la palabra “…mayormente…”
Pero Dios en Su Palabra, no usa este vocablo como una vía para centrarnos, o poner la mira en un grupo dentro de otro grupo más grande o numeroso.”

Para entenderlo, escudriñemos unos versos donde Dios usa esta palabra. Dios registra el acontecimiento de Festo hablando al rey Agripa sobre el apóstol Pablo. Festo dijo al rey Agripa que a pesar de que los judíos deseaban matar al apóstol, él no había encontrado nada en el apóstol que era merecedor o digno de muerte.

Pero debido a que el apóstol había apelado a Cesar, él, Festo; tenía que enviarlo a Roma, pero no sabía qué cargos poner sobre el apóstol como acusación. Es por eso que Festo declara:

“Del cual no tengo cosa cierta que escriba al señor; por lo que le he sacado á vosotros, y mayormente á tí, oh rey Agripa, para que hecha información, tenga yo qué escribir.” Hechos 25:26

Allí la palabra “…mayormente…” es la misma usada por Dios aquí en Gálatas. Nota con cuidado que Dios registra que Festo dijo: “…lo he sacado á vosotros, y mayormente á ti…” Dios nos deja ver aquí que Festo no está seleccionando una parte del total.

El “…vosotros…” y el “…mayormente…” incluyen al rey Agripa, pero la segunda frase es dada simplemente para enfatizar que el rey Agripa es la persona de la cual Festo necesitó algo en particular.

Demos un vistazo a otro pasaje: “Palabra fiel es esta, y digna de ser recibida de todos. Que por esto aun trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, el cual es Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen.” 1Timoteo 4:9-10

De lo que escudriñamos del resto de la Palabra de Dios, sabemos que el Señor Jesús es el Salvador de todos los que han creído y de los que creerán, pero no de todos los seres humanos. Esto es registrado por Dios así:

“Y parirá un hijo, y llamarás su nombre JESUS, porque él salvará á su pueblo de sus pecados.” Mateo 1:21

Así, una vez más aquí, la palabra “…mayormente…” no es para poner extra énfasis en un pequeño grupo de gente entre todos los seres humanos, no. La segunda frase es dada para dejarnos saber cual es el “…todos los hombres…” en otras palabras, los escogidos de Dios.

Lo mismo es cierto donde Dios registra: “Y si alguno no tiene cuidado de los suyos, y mayormente de los de su casa, la fe negó, y es peor que un infiel.” 1Timoteo 5:8

Una vez más las frases “…de los suyos…” y “…mayormente de los de su casa…” se refiere a la misma gente. De esta manera Dios una vez mas nos enseña que Él primordialmente usa la Palabra “…mayormente…” para dar mayor énfasis al total.

Entonces, Dios aquí en Gálatas 6:10 está definiendo o precisando para nosotros que el “…todos…” a quienes nosotros debemos hacer bien, son aquellos que pertenecen a la familia de Dios, o en otras palabras, a los verdaderos creyentes.

Eso incluye a aquellos que vendrán a formar parte de los hijos de Su pueblo, como también a los que ya pertenecen o son salvos. La manera en que hacemos bien a ellos es propagando El Verdadero Evangelio para que de esta manera ellos sean alimentados con la Palabra de Dios.

6:11 “Mirad en cuán grandes letras os he escrito de mi mano.”

A primera vista este verso parece estar fuera de lugar, o parece que no tiene mucho que ver con el asunto que esta carta está enseñando. Pero verdaderamente no es así.

Desde la mitad del capítulo 5 hasta el verso 10 de este, el apóstol Pablo ha sido inspirado para enseñar a los Gálatas la manera en la cual ellos deben vivir como verdaderos cristianos.

Pero empezando con el próximo verso hasta el fin de la carta, él resumirá los puntos importantes que él ha sido inspirado a escribir en los primeros 4.5 capítulos. De esta manera, este verso sirve como una declaración de transición.

“Pero más importante, la reseña ó referencia a las “…grandes letras…” subraya que lo que él está a punto de escribir, merece especial atención.
Ella también sirve para recordar a los Gálatas una vez más, de su miopía o problema visual y de la afección, aprecio, cariño o ternura que ellos un día tuvieron por él.”

Ese fue el tiempo cuando ellos: “…si se pudiera hacer, os hubierais sacado vuestros ojos para dármelos.” Gálatas 4:15

Finalmente, el apóstol Pablo algunas veces dictaba sus cartas a un escriba. Por ejemplo, en el último capítulo de la epístola a los Romanos, leemos: “Yo Tercio, que escribí la epístola, os saludo en el Señor.” (v. 22)

Tercio fue quien transcribió el dictado del apóstol, pero aquí el apóstol es inspirado a asegurarse de dejar saber a los Gálatas que: “…os he escrito de mi mano.” Esto a pesar del problema que tenía con la vista.

Esto también nos deja ver su interés personal en la buena salud espiritual de los Gálatas.

6:12 “Todos los que quieren agradar en la carne, éstos os constriñen á que os circuncidéis, solamente por no padecer persecución por la cruz de Cristo.”

Dios por medio del apóstol ahora empieza a reiterar la razón primordial por la que ha escrito esta carta a las iglesias en Galacia. Él desea imprimir, estampar o grabar en ellos que la salvación por medio de la gracia de Dios, es el único Verdadero Evangelio.

Además Dios por medio del apóstol desea que ellos se den cuenta que aquellos que han estado diciendo que deben circuncidarse, lo han estado haciendo por motivos ulteriores, ocultos o con segunda intención.

Primeramente, aquellos falsos profetas buscan hacer o tener una buena exhibición, o el tener circuncidado a un gran grupo de gente. A estos falsos maestros verdaderamente no les importa si aquella gente han o no llegado a recibir salvación.

Por otro lado ellos están apoyando o hablando a favor de la circuncisión para evadir la persecución de los mismos judaizantes. Una situación paralela existe en nuestros días en el “mundo cristiano”.

Muy a menudo individuos, iglesias y organizaciones religiosas se deleitan hablando del número de personas que “han hecho una decisión” para recibir a Cristo, que han respondido al llamado al altar, o han orado la oración del pecador como resultado de sus esfuerzos evangelísticos.

A estas personas no les interesa si ellos verdaderamente han llegado a recibir salvación. También, existen aquellos pastores que en privado reconocen o admiten que la salvación proviene en su totalidad de la gracia de Dios.

Ellos también asienten o consienten que la obra de los hombres no contribuye en nada a ella. Pero para aplacar el orgullo de las gentes a las que predican, ellos han optado por enseñar que un individuo tiene que tomar una decisión para aceptar a Cristo de su libre albedrío.

En corto, ellos han substituido la Verdad con un evangelio de gracia + obras porque ellos tienen temor que de otra manera ellos serán perseguidos por la cruz de Cristo.

6:13 “Porque ni aun los mismos que se circuncidan guardan la ley; sino que quieren que vosotros seáis circuncidados, para gloriarse en vuestra carne.”

Dios por medio del apóstol continúa desnudando la inconsistencia de los legalistas notando que los judaizantes realmente no practican lo que ellos predican.

Temprano, el apóstol Pablo declaró: “He aquí yo Pablo os digo, que si os circuncidareis, Cristo no os aprovechará nada.
Y otra vez vuelvo á protestar á todo hombre que se circuncidare, que está obligado á hacer toda la ley.”
Gálatas 5:2-3

Pero mientras los judaizantes están enseñando a los gentiles que deben circuncidarse, ellos mismos no están siguiendo o cumpliendo otras partes de la ley mosaica. Ellos ya no celebran los días festivos de la manera que esos días debían ser observados. Y ellos ya no ofrecen animales y otros sacrificios en el templo.

La Palabra “…gloriarse…” aquí significa jactancia, alardear, presumir. Los legalistas en la congregación de Galacia desean presumir sobre el número de gente que ellos han persuadido a seguir sus enseñanzas. Ellos simplemente desean ver números.

Y una vez más, el mismo problema existe hoy en día. Para poder vanagloriarse o alabarse sobre el número de gente que ellos supuestamente han convertido al Señor, muchos que “hacen evangelismo” se han realmente convertido en diestros o astutos vendedores del evangelio.

Para preparar el estado mental de su audiencia, ellos siguen pasos muy bien formulados, usando algunas tácticas especialmente preparadas como una exposición computarizada, o una película para hacer sus presentaciones.

“Al final, ellos hacen la gran pregunta:
¿Deseas tu recibir a Cristo en tu corazón y de esa manera obtener todas estas bendiciones?
Para ese momento, la gente se encuentra tan hipnotizada que muchos están listos para decir que “SI,” a pesar de que ellos realmente no saben de lo que se trata.”

De aquí que como Dios señala en este verso, aquellos evangelistas se enaltecen en la carne de los “convertidos”. Después de cada presentación, ellos presumen sobre el gran número de “decisiones hechas” sin siquiera saber o importarles cuantos de estos verdaderamente han llegado a recibir salvación.

Pero la salvación no es un asunto generado de la venta del Verdadero Evangelio o del Señor JesúsCristo. Salvación tampoco tiene nada que ver con hacer que una persona se ponga de acuerdo con alguna serie de declaraciones.

La salvación tiene que ver con el hecho de que Dios aplica El Verdadero Evangelio al corazón de una persona, causando que ella se de cuenta que es impía y pecadora camino al infierno, y que solo confiando en Cristo puede escapar la condenación eterna.

Arriba ^

6:14 “Mas lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por el cual el mundo me es crucificado á mí, y yo al mundo.”

Esta es la gran verdad. Mi gloria, mi jactancia es toda en el Señor JesúsCristo. Eso es porque mi salvación es totalmente en Cristo. Él es el Único que murió sobre la cruz para pagar por mis pecados, y Él es quien me ha dado la Fe para creer en Él.

Debido a que Dios me ha salvado, una muerte ha tomado lugar entre mí y el mundo. Esta verdad puede ser vista desde dos puntos de ventaja.

Primeramente

El mundo es crucificado sobre mí, en otras palabras; el mundo ha sido puesto a muerte por Cristo. El mundo ya no tiene poder sobre mí, ya no me puede esclavizar.

Segundo

Yo he sido crucificado al mundo, yo estoy muerto al mundo. Las cosas y placeres que este ofrece, ya no llaman mi atención. He perdido todo interés en las cosas del mundo, yo solo deseo y anhelo vivir para Cristo.

“Estas declaraciones que el apóstol Pablo hace bajo la inspiración del Espíritu Santo, realmente nos desbarban y abofetean ¿no es así?
Ellas me pegan duro, me hacen desear más y más que nunca; que mi vida sea un testimonio vivo de Jesús.”

Esas declaraciones inspiradas por el Espíritu Santo me permiten dar cuenta que cuando ponemos nuestra vida en la perspectiva correcta, las cosas de este mundo llegan a ser lo que son, totalmente insignificantes.

¿Qué importancia tiene cuantos trajes y corbatas yo tenga? o ¿qué importancia tiene lo grande que sea la casa donde vivamos? ¿Qué importancia tiene la cantidad de dinero que haya en el banco? especialmente si no lo estamos usando para la honra y gloria de Dios propagando Su Palabra.

Nuestra vida en esta tierra es corta, tarde o temprano moriremos. Y cuando Él regrese, todo este universo será destruido por fuego. Lo que realmente tiene importancia es que estaré con el Señor por la eternidad. Eso es lo único que tiene valor.

6:15 “Porque en Cristo Jesús, ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión, sino la nueva criatura.”

Aquí el apóstol es inspirado a encapsular sucintamente lo que la salvación por medio de la gracia de Dios es. No existen condiciones para nuestra salvación, ya sea que nos hemos circuncidado o no, no significa nada.

Somos salvos solamente si estamos en Cristo, y estamos en Cristo solamente si somos una nueva criatura, una nueva creación. ¿Tiene alguno de nosotros el poder o potencial para hacer de nosotros mismos una nueva creación?

Obviamente que no, somos seres humanos. Físicamente crecemos por unos 20 años y después de un período de nivelación, nuestros cuerpos empiezan a envejecer y a debilitarse. Posiblemente hagamos ejercicios para mantenernos en buen estado por un poquito más de tiempo, pero eso no es ser una nueva creación.

Dios es el Único que puede crear, y Dios ha hecho una nueva creación de cada verdadero creyente al darle un alma resucitada, o esencia espiritual. Además, Él nos ha dado Su Santo Espíritu como prenda o garantía que en ese último día Él nos dará también un nuevo cuerpo resucitado.

No hay nada que nosotros hayamos hecho, o que podamos hacer para crear un alma o espíritu nuevo en nosotros, ni tampoco para crear un nuevo cuerpo glorificado. Nuestra salvación es totalmente un regalo de Dios debido a Su amor hacia nosotros y a Su gracia.

6:16 “Y todos los que anduvieren conforme á esta regla, paz sobre ellos, y misericordia, y sobre el Israel de Dios.”

La salvación no viene en todos los colores, descripciones, vías y carreteras. No, solo hay un camino que tenemos que caminar y ese es el camino a la cruz, la vía del Señor JesúsCristo, la vía de la gracia solamente.

Debemos caminar “…conforme á esta regla…” es una vía estrecha y pocos son permitidos encontrarla. Aquellos que la encuentran son el remanente escogido por gracia, los cuales Dios ha traído hacia este camino.

“Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva á la vida, y pocos son los que la hallan.” Mateo 7:14

“Entrad por la puerta estrecha: porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva á perdición, y muchos son los que entran por ella.” Mateo 7:13

Los que caminan por el camino angosto o la regla angosta de la gracia solamente, el camino que lleva á vida; son los que están o se encuentra en paz con Dios. Ellos también tienen la misericordia de Dios.

Esta es la primera vez que la palabra “…misericordia…” aparece en el libro á los Gálatas. ¿Qué es lo que esta palabra significa? En la Biblia es usada para describir el perdón que Dios provee a aquellos que se encuentran en una condición lamentable y desesperada.

Antes que Dios nos de Su salvación, nos encontrábamos en una terrible condición espiritual. Debido a nuestro pecado, estábamos destinados a ir al infierno. Pero Dios nos salvó.

“Ese milagro no fue efectuado debido a que nosotros éramos merecedores, candidatos, ó porque nosotros hicimos alguna obra para agradar a Dios.
Tampoco o mucho menos porque alcanzamos a asirnos de Dios.”

Ese milagro y tremenda bendición fue efectuado solamente porque Dios tuvo misericordia de nosotros. Dios declara: “Mas á Moisés dice: Tendré misericordia del que tendré misericordia, y me compadeceré del que me compadeceré.” Romanos 9:15

En Su maravillosa misericordia Él nos salvó, Él nos incluyó en Su Maravilloso Plan De Salvación. Él ha olvidado nuestros pecados. Aquellos que “…andan conforme a esta regla…” la regla de salvación por medio de Su gracia y nada mas, han obtenido misericordia. Ellos son el Israel de Dios.

6:17 “De aquí adelante nadie me sea molesto; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús.”

El apóstol Pablo para establecer sus credenciales, es inspirado en esta carta a empezar registrando que él fue un apóstol no de hombres, sino que fue especialmente escogido por el Señor JesúsCristo.

Ahora ya que él cierra su carta, él es inspirado a recordar a los Gálatas que él es un sirviente leal del Señor Jesús y esto es evidenciado por medio de las marcas de las heridas de su sufrimiento.

El hace esto para advertir a los falsos maestros que sería mejor que ellos no le causaran ningún otro problema de aquí en adelante. Pablo verdaderamente sufrió mucho por la causa de Cristo. El es inspirado a describir algunas de sus experiencias como por ejemplo:

“¿Son ministros de Cristo? (como poco sabio hablo) yo más: en trabajos más abundante; en azotes sin medida; en cárceles más; en muertes, muchas veces. De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno.
Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado en lo profundo de la mar;
En caminos muchas veces, peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los Gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en la mar, peligros entre falsos hermanos;
En trabajo y fatiga, en muchas vigilias, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez;”
2Corintios 11:23-27

En verdad, el apóstol Pablo consideraba un privilegio el compartir los sufrimientos de Cristo. Dios lo guía a registrar: “Que ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia;” Colosenses 1:24

Mientras nosotros hacemos nuestra parte para ayudar a construir la iglesia del Señor JesúsCristo, también debemos esperar soportar sufrimientos de una clase u otra.

Cristo mismo estableció o señaló el precedente. Obviamente Él soportó grande sufrimiento en la cruz, pero antes de eso; Él fue apedreado, azotado, ridiculizado, calumniado, despreciado, escarnecido, acusado, afrentado, abofeteado, escupido y Él soportó todo.

Pero entonces leemos: “Por lo cual Dios también le ensalzó á lo sumo, y dióle un nombre que es sobre todo nombre;
Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y de los que en la tierra, y de los que debajo de la tierra;
Y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, á la gloria de Dios Padre.”
Filipenses 2:9-11

Si, para compartir de Su gloria, nosotros que somos hijos de Dios debemos esperar también compartir Sus sufrimientos. Dios registra: “Y si hijos, también herederos; herederos de Dios, y coherederos de Cristo; si empero padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.” Romanos 8:17

6:18 “Hermanos, la gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vuestro espíritu. Amén.”

Que maravillosa declaración es esta al cerrar. Que la gracia del Señor JesúsCristo sea con los Gálatas. Dios inspira al apóstol a tener el deseo de que los Gálatas cambien sus caminos peligrosos y que vuelvan a buscar el Evangelio de gracia. Nota que él es inspirado a decir “…la gracia de nuestro Señor sea con vuestro espíritu.” en lugar de decir “sea con Uds.” Esto nos une una vez más con la enseñanza de que los verdaderos creyentes son una nueva creación.

“Cuando Dios nos concede Su salvación, es solo nuestro espíritu el cual es renovado.
Nuestro cuerpo no será renovado sino hasta el Día Del Arrebatamiento, el momento que empieza el Día Del Juicio en este mundo.”

Cuando el Señor regrese, la gracia de nuestro Señor entonces estará con nuestro cuerpo como también con nuestro espíritu. La última palabra “…Amén.” significa, “verdaderamente” o “así sea”

Todo lo que el apóstol Pablo ha sido inspirado a escribir en esta carta, como también su amor por los Gálatas es absolutamente verdadero, y totalmente confiable.

Eso es porque él movido por el Espíritu Santo, ha escrito en nombre de Dios. Muchos de nosotros tomamos estas verdades y las atesoramos en nuestros corazones.

Rogamos a Dios que nunca os dejéis engañar por un evangelio diferente al único que da Vida eterna, el Evangelio de gracia a través de la fe del Señor JesúsCristo.

Arriba ^



Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Antigua Versión Reina-Valera Revisión de 1909.