El Libro A Los Gálatas

Capítulo 2 (1 de 2)

Por el Hno. Harold Camping
Traducido al Castellano por el Hno. Ricardo Pereddo
fuentedsabiduria@hotmail.com

“Entretanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.” 1Timoteo 4:13

NO VUELTA ATRAS

BOSQUEJO

Para subrayar el hecho de que Pablo es un misionero o mensajero especial de Cristo, en este capítulo Dios por medio del apóstol registra dos ocasiones anteriores en las cuales Pablo confrontó líderes importantes de la iglesia sobre el Evangelio de gracia, y prevaleció.

La primera ocasión tomó lugar en Jerusalem donde falsos “hermanos” se habían infiltrado en la congregación y querían ponerla de regreso bajo la ley. Pero Pablo se paró firme rehusando permitir que Tito su protegido (quien era un gentil), fuese circuncidado. Pablo ganó el apoyo de tres de los líderes principales de la iglesia.

El segundo encuentro ocurrió en Antioquía donde Pablo ministraba a Pedro. Este era el portavoz o vocero habitual de los 12 apóstoles originales y estaba visitando la ciudad.

“Habiendo aprendido que Dios había extendido El Verdadero Evangelio a todas las gentes, Pedro vio correcto comer con los creyentes gentiles.
Pero mas tarde, Pedro empezó a observar la ley una vez mas simplemente para aplacar a algunos judíos influyentes.
Pablo ejercitó su autoridad y lo reprendió públicamente por haberse comportado hipócritamente.”

Recordando lo que él había dicho a Pedro, el apóstol Pablo enfatiza que nadie puede ser salvo observando la ley. La única vía para ser liberado de la Ley es morir a la Ley y eso solo pudo ser cumplido por nuestro Salvador crucificado JesúsCristo. Esa es la razón por la cual nuestra salvación es enteramente por gracia.

2:1 “DESPUÉS, pasados catorce años, fuí otra vez á Jerusalem juntamente con Bernabé, tomando también conmigo á Tito.”

Así como los tres años anotados en el verso 18 del capítulo anterior, el tiempo de catorce años aquí no está específicamente registrado en el libro de los Hechos.

Pero ambos períodos posiblemente cayeron entre Hechos 9:25 donde aprendemos que el apóstol Pablo fue bajado “…por el muro en una espuerta.” en Damasco, y el verso 26, donde Dios registra que Pablo fue a Jerusalem.

Esta visita particular de Pablo a Jerusalem no está entre ninguna de aquellas descritas en el libro de los Hechos. La palabra “…otra vez…” aquí en este primer versículo, indica que el apóstol Pablo había visitado Jerusalem previamente.

Presumiblemente la primera visita fue la de 15 días mencionada en el capítulo 1:18, pero en este viaje Pablo se encontraba en compañía de Bernabé y tito.

BERNABE

La primera vez que leemos sobre Bernabé es en Hechos 4, donde Dios registra que los primeros cristianos sacrificadamente vendían sus posesiones y daban el producto de esa venta a los apóstoles para distribución a los necesitados.

En ese contexto, Dios registra: “Entonces José, que fué llamado de los apóstoles por sobrenombre, Bernabé, (que es interpretado, Hijo de consolación) Levita, natural de Cipro,
Como tuviese una heredad, la vendió, y trajo el precio, y púsolo á los pies de los apóstoles.”
(v. 36-37)

La palabra “…consolación…” también puede ser traducida como “…ánimo…” o “…aliento…” Entonces, Bernabé también es llamado “…Hijo de aliento…” El siguiente evento registrado en Hechos 11, nos enseña cómo Bernabé hizo honor a su nombre.

Durante ese tiempo, un gran número de personas habían llegado a ser creyentes en Antioquía. “Y llegó la fama de estas cosas á oídos de la iglesia que estaba en Jerusalem: y enviaron á Bernabé que fuese hasta Antioquía.
El cual, como llegó, y vió la gracia de Dios, regocijóse; y exhortó á todos á que permaneciesen en el propósito del corazón en el Señor.”
(v. 22-23)

Bernabé exhortó o animó a aquellos nuevos creyentes a mantenerse fieles y verdaderos al Señor con todo el corazón. Ese es un ejemplo espléndido que todos nosotros debemos seguir. Nosotros debemos exhortar y animar a nuevos creyentes a crecer en el Señor acatando la Palabra del Señor.

TITO

En la Biblia no leemos mucho sobre Tito a pesar de que una de las cartas de Dios por medio del apóstol Pablo, fue dirigida a él.

Pero sí aprendemos de 2Corintios 7 que cuando Pablo fue a Macedonia fue severamente perseguido por los judíos, regularmente apedreado y golpeado. Pablo siempre vivía con el temor de perder su vida, pero él escribe:

“Mas Dios, que consuela á los humildes, nos consoló con la venida de Tito:
Y no sólo con su venida, sino también con la consolación con que él fué consolado acerca de vosotros, haciéndonos saber vuestro deseo grande, vuestro lloro, vuestro celo por mí, para que así me gozase más.”
(v. 6-7).

Entonces, de la misma manera que Bernabé demostró que los verdaderos creyentes deben animarse unos a otros, Tito ilustró que nosotros debemos confortarnos unos a otros.

2:2 “Empero fuí por revelación, y comuniquéles el evangelio que predico entre los Gentiles; mas particularmente á los que parecían ser algo, por no correr en vano, ó haber corrido.”

El apóstol Pablo fue a Jerusalem como respuesta a una revelación de parte de Dios. Allí, él se reunió con aquellos que tenían reputación o “…que parecian ser algo…” en la iglesia. Allí discutió con ellos las doctrinas que había aprendido de Cristo y que había estado predicando desde aquel momento.

El apóstol Pablo enfatiza que la comunicación que él tuvo con los líderes de la iglesia, fue privada. La razón: “…por no correr en vano, ó haber corrido.” El está sugiriendo que El Verdadero Evangelio podría haber sido pervertido si este hubiese sido discutido en una reunión pública.

“Como podrás ver, entre la congregación en Jerusalem, sin duda existían muchos de los nuevos creyentes quienes todavía no tenían un entendimiento sólido de las Sagradas Escrituras, especialmente en luz de la reciente muerte y resurrección del Mesías.”

También allí hubo muchos “…falsos hermanos…” como Pablo los denomina en el verso 4, los cuales declaraban ser cristianos, pero de todos modos eran inconversos.

En una reunión pública, el apóstol Pablo fácilmente pudo haber sido aventajado en número por aquellas personas que estaban mal informadas o no informadas, y de esta manera él hubiese corrido en vano.

Esto nos enseña que la Verdad bíblica nunca debe ser cambiada en sumisión a presión pública o para acomodar el consenso o aceptación pública.

Cuando se levantan preguntas sobre el significado o aplicación de una doctrina importante, ellas deben ser investigadas cuidadosamente a la luz de lo que Dios declara en Su Palabra; y después de esto discutirlas privadamente entre cristianos que están espiritualmente maduros y que se encuentran informados o al tanto de las Verdades bíblicas.

De la misma manera que fue en los días del apóstol Pablo, hoy es un hecho lamentable que no todos los miembros de una congregación son verdaderos creyentes.

Aquellos falsos miembros, caminan: “…conforme al príncipe de la potestad del aire…” lo que significa que ellos son regidos por Satanás.

Satanás es obviamente el enemigo de la iglesia de Cristo. De esta manera, concientemente o no, estas personas inconversas están trabajando u obrando en contra de la iglesia.

Además, no muchos cristianos profesantes pasan tiempo estudiando la Biblia para de esta manera familiarizarse con los mandatos de Dios. Como resultado, el punto de vista colectivo de estas personas; regularmente va contrario a lo que la Biblia enseña.

MUJERES MAESTRAS

De hecho, la razón del por qué menos y menos iglesias se mantienen fieles a la Palabra de Dios con respecto a las mujeres maestras dentro de la iglesia, es el amplio deseo de seguir las tendencias u orientaciones sociales. Dios lo pone totalmente claro cuando expone:

“Porque no permito á la mujer enseñar, ni tomar autoridad sobre el hombre, sino estar en silencio.
Porque Adam fué formado el primero, después Eva;
Y Adam no fué engañado, sino la mujer, siendo seducida, vino á ser envuelta en transgresión:
Empero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en la fe y caridad y santidad, con modestia.”
1Timoteo 2:12-15

La reseña a Adam, Eva y al engendrar hijos indica que esta orden tiene su génesis atrás en el jardín del Edén. Después de que Eva fue engañada por la serpiente, Dios le dijo:

“A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera tus dolores y tus preñeces; con dolor parirás los hijos; y á tu marido será tu deseo, y él se enseñoreará de ti.” Génesis 3:16

De esta manera, contrario a la excusa común; este mandato de Dios en 1Timoteo, no tiene nada que ver con las costumbres sociales del tiempo.

A pesar de eso, más y más lideres cristianos permiten que las mujeres enseñen a hombres adultos e incluso les permiten servir en el puesto del pastor.

¿Por qué? Porque ellos prefieren apaciguar o dan prioridad a algún segmento de la congregación, y no dan importancia al mantenerse fiel a los mandatos u ordenes que Dios ha puesto en Su Palabra.

Para parafrasear, Dios en este verso está diciendo:

“Esos líderes de esas iglesias han corrido en vano, pues su servicio no tiene ningún valor delante de Dios.”

2:3 “Mas ni aun Tito, que estaba conmigo, siendo Griego, fué compelido á circuncidarse.”

La iglesia primitiva, especialmente los creyentes judíos; tuvieron que hacer un ajuste mental muy grande. Esto significó que ellos debían cambiar la manera de pensar y dejar esa práctica que Dios habia abolido.

Por casi 2.000 años la ley de Moisés había requerido que cada varón identificado con la nación de Israel fuese circuncidado.

De hecho, algunas de las actividades ceremoniales y en particular los ofrecimientos de animales en sacrificios, habían sido observados desde los días de Caín y Abel, los primeros hijos de Adam y Eva.

Pero todas esas actividades ceremoniales fueron figuras o representaciones que apuntaban o señalaban el advenimiento del Mesías. Cuando el Señor Jesús murió en la cruz, Él cumplió permanentemente todos los requerimientos ceremoniales.

Es por eso que Dios declara: “Por tanto, nadie os juzgue en comida, ó en bebida, ó en parte de día de fiesta, ó de nueva luna, ó de sábados:
Lo cual es la sombra de lo por venir; mas el cuerpo es de Cristo.”
Colosenses 2:16-17

Esa es la razón por la que los creyentes del Nuevo Testamento ya no observan la pascua, las diferentes fiestas, el séptimo día Sábado y las leyes concernientes a los alimentos limpios o inmundos.

Ellos tampoco tienen que ser circuncidados pues el hacerlo constituiría una negación del hecho de que Cristo vino y murió a favor de Su pueblo.

Habiendo sido instruido por el mismo Señor JesúsCristo, el apóstol Pablo entiende plenamente la razón repentina de este cambio, es por eso que registra que a pesar de que Tito fue un griego, un gentil; no “…fué compelido á circuncidarse.”

2:4 “Y eso por causa de los falsos hermanos, que se entraban secretamente para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, para ponernos en servidumbre;”

La razón por la que Dios por medio del apóstol registra el suceso de que Tito no tuvo que circuncidarse, es debido a que algunos “…falsos hermanos…” habían infiltrado la iglesia.

Estos “hermanos” quieren llevar a la iglesia de regreso a la esclavitud espiando la libertad que los verdaderos creyentes tienen. Para entender lo que “…nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús…” significa, vayamos a Juan 8.

Dios declara: “Y decía Jesús á los Judíos que le habían creído: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;
Y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará.”
(v. 31-32)

Entonces los judíos replicaron con esta pregunta: “Y respondiéronle: Simiente de Abraham somos, y jamás servimos á nadie: ¿cómo dices tú: Seréis libres?” (v. 33)

Debido a que ellos eran descendientes sanguíneos de Abraham, ellos consideraban que ello los capacitaba para ser parte de los escogidos de Dios. El Señor Jesús les contesta:

“…De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, es siervo de pecado.
Y el siervo no queda en casa para siempre: el hijo queda para siempre.
Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.”
(v. 34-36)

Cristo aquí nos está enseñando que a pesar de que una persona sea descendiente sanguíneo de Abraham o no, a menos que ella reciba salvación; esta persona se encuentra esclavizada al pecado.

“Antes de que lleguemos a ser verdaderos creyentes, todos nosotros éramos esclavos del pecado.
Esa esclavitud nos tenia bajo la ira de Dios, pero el Hijo de Dios, habiendo muerto en la cruz por nuestros pecados y habiendo resucitado, nos ha rescatado de esa esclavitud.”

Entonces, esa es la libertad que ahora nosotros tenemos en Cristo. En este verso Dios por medio del apóstol Pablo está diciendo a los Gálatas que sin que otros se percataran, falsos hermanos habían infiltrado o habían sido permitidos en la iglesia.

Estos intrusos habian estado examinando la libertad que los verdaderos creyentes disfrutan tratando de encontrar alguna falta en ella.

Insistiendo que la circuncisión todavía era necesaria para ser salvo, esta clase de “hermanos” estaban y siguen tratando de llevar a los verdaderos creyentes una vez más a la esclavitud del pecado de la desobediencia.

CONCILIO JUDÍO

El problema que la iglesia primitiva tuvo con estos falsos hermanos quienes fueron llamados judaizantes, fue persistente y generalmente extendido en todos lados. Mas tarde, algunos de ellos fueron a Antioquía y una vez mas insistieron que la circuncisión era un requerimiento para salvación.

Eso hizo que los apóstoles Pablo y Bernabé fuesen a Jerusalem una vez más, lo cual inició la asamblea del llamado concilio judío. Dios registra:

“Así que, suscitada una disensión y contienda no pequeña á Pablo y á Bernabé contra ellos, determinaron que subiesen Pablo y Bernabé á Jerusalem, y algunos otros de ellos, á los apóstoles y á los ancianos, sobre esta cuestión.” Hechos 15:2

En lugar de tener una reunión privada con unos pocos líderes judíos, esta vez ellos discutieron el sujeto abiertamente delante de los apóstoles y los ancianos en Jerusalem.

El concilio en Jerusalem fue convocado después que Pablo y Bernabé hubieron terminado su primera y altamente exitosa jornada misionera. Como resultado, Dios registra que ellos vinieron a Jerusalem y fueron bienvenidos por la iglesia, apóstoles y ancianos.

“Y llegados á Jerusalem, fueron recibidos de la iglesia y de los apóstoles y de los ancianos: y refirieron todas las cosas que Dios había hecho con ellos.” Hechos 15:4

Entonces el concilio se reunió para considerar si era necesario que los gentiles observaran la ley de Moisés.

Después que ellos escucharon de la milagrosa obra que Dios había efectuado entre los gentiles a través de los apóstoles Pablo y Bernabé, este concilio decidió que no era necesario que ninguna persona observara la ley de Moisés para llegar a recibir la salvación de Cristo.

En una carta a los creyentes gentiles en Antioquía y a las ciudades comarcanas, Dios por medio de ellos declaró: “Que ha parecido bien al Espíritu Santo, y á nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias:
Que os abstengáis de cosas sacrificadas á ídolos, y de sangre, y de ahogado, y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien.”
Hechos 15:28-29

LA APLICACIÓN PARA EL DÍA DE HOY

¿Se aplica al día de hoy la directriz dada por Dios a través de este concilio en Jerusalem? El mandato u orden de abstenerse de “…cosas sacrificadas á ídolos…” fue rescindida cuando Dios por medio del apóstol Pablo declara:

“Acerca, pues, de las viandas que son sacrificadas á los ídolos, sabemos que el ídolo nada es en el mundo, y que no hay más de un Dios.” 1Corintios 8:4

En la misma carta a los Corintios Dios por medio del apóstol elabora: “Mas si alguien os dijere: Esto fué sacrificado á los ídolos: no lo comáis, por causa de aquel que lo declaró, y por causa de la conciencia: porque del Señor es la tierra y lo que la hinche.
La conciencia, digo, no tuya, sino del otro. Pues ¿por qué ha de ser juzgada mi libertad por otra conciencia?
Y si yo con agradecimiento participo, ¿por qué he de ser blasfemado por lo que doy gracias? Si pues coméis, ó bebéis, ó hacéis otra cosa, haced lo todo á gloria de Dios.”
1Corintios 10:28-31

En otras palabras, debido a que nosotros sabemos que un ídolo no es nada, el comer algo que ha sido ofrecido a un ídolo no es algo malo. ¿Por qué debemos ser censurados por comer algo por lo cual hemos dado gracias a Dios?

Pero, si nosotros estamos comiendo con alguien que se ofendería si comemos algo ofrecido a un ídolo, entonces nosotros no debemos comerlo. El preocupar o indisponer la conciencia de aquella persona no traerá gloria a Dios.

La orden de abstenernos de: “…sangre, y de ahogado…” o estrangulado, todavía se mantiene. Es la sangre de Cristo la que cubre nuestros pecados y nos provee de Vida eterna. Entonces, de la única sangre de la que debemos participar o tomar parte, es de la sangre del Señor JesúsCristo.

La razón por la que animales ahogados o estrangulados no deben ser comidos, es porque la sangre no ha salido de sus cuerpos, así la orden o prohibición contra el comer sangre es aplicada.

FORNICACIÓN

El mandato de abstenerse de fornicación obviamente es uno que se mantiene vigente a través de los tiempos. La razón especial por la que Dios amonesta contra este pecado, es doble.

Primeramente Dios en Su Palabra declara: “Huid la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre hiciere, fuera del cuerpo es; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.” 1Corintios 6:18

Nuestro cuerpo es el templo de Dios y debe ser mantenido en santidad.

En segundo lugar, Dios usa la metáfora o comparación de la fornicación física para tipificar el mandato u orden en contra de la fornicación espiritual, porque Él asimila la relación entre el esposo y la esposa con la de Cristo y Su iglesia.

Dios declara: “Por esto dejará el hombre á su padre y á su madre, y se allegará á su mujer, y serán dos en una carne.
Este misterio grande es: mas yo digo esto con respecto á Cristo y á la iglesia.”
Efesios 5:31-32

Además Dios advierte en el tercer mandamiento así: “No te inclinarás á ellas, [ídolos] ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos, sobre los terceros y sobre los cuartos, á los que me aborrecen,” Éxodo 20:5

“Idolatría es fornicación espiritual, en cualquier momento que nosotros adoramos algo o a alguien fuera del Único Dios Vivo, nos encontramos involucrados en fornicación espiritual.”

De hecho Dios agrega: “Amortiguad, pues, vuestros miembros que están sobre la tierra: fornicación, inmundicia, molicie, mala concupiscencia, y avaricia, que es idolatría:
Por las cuales cosas la ira de Dios viene sobre los hijos de rebelión.”
Colosenses 3:5-6

De aquí que cuando Dios nos ordena que nos abstengamos o que nos mantengamos alejados de fornicación, Él nos está diciendo que debemos huir de cualquier codicia.

2:5 “A los cuales ni aun por una hora cedimos sujetándonos, para que la verdad del evangelio permaneciese con vosotros.”

Los apóstoles ni siquiera por un momento cedieron a la presión a la que fueron expuestos, la que tuvieron que soportar. Ellos no cedieron a ninguna sugerencia que enseña que la salvación envuelve algo más aparte o en adición á la gracia de Dios.

Arriba ^

Dios por medio del apóstol ahora declara a los Gálatas que de la misma manera, ellos rechacen esa herejía para que El Verdadero Evangelio permanezca en sus congregaciones.

La pregunta de la circuncisión obviamente no es un gran problema en la iglesia institucional corporativa de hoy. Pero sí existen toda clase de evangelios falsificados o simulados que tratan de parecerse al Verdadero Evangelio los cuales son predicados ampliamente.

“Estos evangelios falsificados “suenan” como El Verdadero Evangelio, pero en realidad son falsos.
Anteriormente en nuestro estudio, llamamos la atención a evangelios encontrados en el mundo cristiano que predican la gracia de Dios + obras.”

Nosotros nunca debemos ceder a esas enseñanzas, para que la Verdad del Verdadero Evangelio permanezca con nosotros.

Otro evangelio falsificado es el que es ampliamente circulado y que regularmente es traído a nuestras puertas por medio de un par de “misioneros”. Estas personas predican una “cristiandad” en la cual el Señor JesúsCristo no es mas que un simple hombre sin pecado, y no el Dios verdadero.

Eso obviamente también es herejía, pues si Cristo no es el Dios eterno; no tendríamos un substituto por nuestros pecados, no tendríamos un Salvador. Ningún ser creado sin importar lo justo y santo que sea podría soportar la ira de Dios.

Ningún ser humano podría soportar la ira que Dios derramó sobre Cristo en la cruz, la ira que debía haber sido derramada en el castigo final sobre cada uno de las personas por las cuales Cristo vino a morir. No, ningún ser humano puodría; salir victorioso de ese castigo; solo Dios puede.

Entonces, ¿cómo debemos actúar con estos falsos profetas? Dios declara en Su Palabra que: “Si alguno viene á vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡bienvenido!
Porque el que le dice bienvenido, comunica con sus malas obras.”
2Juan 10-11

Nosotros no debemos darles cabida en nuestra casa. Algunas veces aquellos de nosotros que estamos familiarizados con la Biblia, nos encontramos tentados a discutir con ellos, esperando que nuestra discusión resulte en una conversión a Cristo.

Pero Dios en Su Palabra ordena que no debemos hacer eso. No debemos olvidar que Dios es supremamente más sabio que nosotros y posee mucho mejor conocimiento de cualquier situación de lo que nosotros poseemos.

2:6 “Empero de aquellos que parecían ser algo (cuáles hayan sido algún tiempo, no tengo que ver; Dios no acepta apariencia de hombre), á mí ciertamente los que parecían ser algo, nada me dieron.”

Dios nos enseña por medio del apóstol Pablo, que algunas de las personas en la iglesia en Jerusalem “…parecían ser algo…” o parecían ser importantes. Pero el hecho de que estas personas eran o no importantes, no fue un factor con él porque a Dios no le causa impresión lo importante que una persona sea o parezca ser.

Además, el hecho de que estas personas fuesen o no importantes no agregaba nada a la Verdad que el apóstol Pablo había estado predicando.

El punto que Dios hace aquí y verdaderamente a través de todos estos capítulos, es que la Verdad que el apóstol enseña le fue entregada por Dios a través de una revelación directa.

Pablo convencido de que él estaba en lo correcto en los puntos de discusión, él no va a permitir que nadie cambie la Verdad sin importar lo importante que esta persona sea o parezca ser.

Este es un principio muy importante que nosotros debemos aprender. Obviamente ninguno de nosotros es enseñado por Dios a través de revelación directa, y eso es porque nosotros ahora ya tenemos la revelación completa de la Palabra de Dios.

Si estudiamos la Palabra de Dios cuidadosa y diligentemente, constantemente buscando la ayuda del Espíritu Santo; Dios nos llevará a Su Verdad.

Ahora, es posible que algunos ministros que han obtenido títulos importantes, o teólogos sosteniendo posiciones significativas en ministerios; prediquen ciertas doctrinas que suenan atractivas o conmovedoras.

También, seminarios que son bien conocidos pueden enseñar algunas teorías que son altamente populares. Pero, a menos que esas doctrinas y teorías estén en armonía con todo lo demás que Dios enseña en Su Palabra; no debemos aceptarlas.

Nuestra máxima y Única autoridad debe ser la Biblia. Solo la Palabra de Dios es la guía divina en todas las cuestiones de nuestra vida.

2:7-8 “Antes por el contrario, como vieron que el evangelio de la incircuncisión me era encargado, como á Pedro el de la circuncisión, (Porque el que hizo por Pedro para el apostolado de la circuncisión, hizo también por mí para con los Gentiles;)”

La iglesia primitiva dividía la gente a quienes ministraban en dos grupos generales:

  1. los judíos eso es, los descendientes sanguíneos de Abraham, quienes son llamados “…la circuncisión…”
  2. y

  3. los griegos, una frase usada para referirse a todos los gentiles o a “…la incircuncisión…”

Entonces, lo que Dios está declarando en este verso es que, en lugar de que el apóstol fuese intimidado por aquellas personas en la iglesia que tenían apariencia de ser importantes, al contrario; estas personas importantes quedaron impresionadas del hecho de que el apóstol había sido comisionado por Dios para llevar El Verdadero Evangelio a los gentiles de la misma manera que Pedro había sido asignado el ministerio con los judíos.

Dándose cuenta de que Dios, quien estaba realizando obras maravillosas a través de Pedro, también estaba realizando obras poderosas por medio de Pablo, ellos sabían que los dos apóstoles servían al mismo Dios y proclamaban el mismo Evangelio.

Es interesante el hecho de que la iglesia católica romana considera como algo importante la práctica que ellos llevan a cabo al hacer al apóstol Pedro como el cabeza de esa organización.

El hecho es que Dios en Su Palabra declara y en especial en este verso, que la preocupación más grande que Pedro tenía, estaba centrada con los judíos. Básicamente la iglesia católica es una iglesia gentil, y fue el apóstol Pablo quien ministró en Roma.

2:9 “Y como vieron la gracia que me era dada, Jacobo y Cefas y Juan, que parecían ser las columnas, nos dieron las diestras de compañía á mí y á Bernabé, para que nosotros fuésemos á los Gentiles, y ellos á la circuncisión.”

Cuando el Señor Jesús estuvo en la tierra, hubo tres apóstoles que tuvieron particularmente una relación muy cercana a Él. Ellos fueron, Pedro, Juan y Jacobo. ¿Son estos tres, los mismos que Dios menciona aquí?

“Cefas ciertamente es Pedro. Cuando él fue traído al Señor Jesús por medio de su hermano, Él le dijo:
“…Tú eres Simón, hijo de Jonás: tú serás llamado Cephas (que quiere decir, Piedra).” Juan 1:42

Cephas es el nombre en el lenguaje Hebreo. Dios por medio del apóstol Pablo aquí identificó a Pedro por medio de su nombre Hebreo sin duda para acentuar su ministerio judío.

Es muy probable que el Juan en este verso es el apóstol Juan, pues él fue muy activo en la iglesia primitiva. Pero este Jacobo no es el apóstol Jacobo, este último había sido asesinado por Herodes antes que esta carta fuese escrita.

“En el mismo tiempo el rey Herodes echó mano á maltratar algunos de la iglesia. Y mató a cuchillo á Jacobo, hermano de Juan.” Hechos 12:1-2

El Jacobo aquí es el hermano del Señor Jesús, Dios por medio del apóstol pablo hizo una reseña a esto anteriormente en esta epístola cuando declaró: “Mas á ningún otro de los apóstoles vi, sino á Jacobo el hermano del Señor.” Gálatas 1:19 Esto fue durante sus 15 días de visita a Jerusalem.

Nacido de José y Maria, Jacobo era en realidad el medio hermano del Señor Jesús. Mientras el Señor ministraba aquí en la tierra, Jacobo no creía en Él. “Porque ni aun sus hermanos creían en él.” Juan 7:5

Pero después de la resurrección, él fue convertido y llegó a ser líder de la iglesia en Jerusalem. La palabra “…parecían ser…” en este verso, proviene de la misma palabra griega con la misma traducción en el verso 2 de este capítulo.

Estos tres líderes, en otras palabras ellos son reconocidos como pilares de la iglesia, ellos fueron los hombres que sostuvieron la iglesia en esos días de transición crucial.

DIESTRA

Estos tres hombres percibieron la gracia que había sido dada al apóstol Pablo; ellos reconocieron el don especial que Pablo poseía para ministrar El Verdadero Evangelio. Es por ello que dieron a Pablo y a Bernabé la diestra “…de compañía…”

En el Antiguo Testamento, el estrechar o tocar la mano fue un gesto que representaba voluntad o deseo de pagar la deuda debida a otro. Por ejemplo, Dios declara: “No estés entre los que tocan la mano, Entre los que fían por deudas.” Proverbios 22:26

Dios espiritualmente nos enseña aquí que nunca debemos acordar de pagar las deudas espirituales de otros pecadores; solo Cristo puede y lo hizo. A propósito, la palabra “proverbios” es traducida de la misma palabra Hebrea que significa “parábolas”.

Dios por medio de Job repite esta idea cuando él apeló a Dios diciendo: “Pon ahora, dame fianza para litigar contigo: ¿Quién tocará ahora mi mano?” Job 17:3

Entonces, Dios nos enseña que en Su Palabra, el estrechar o tocar la mano significa o expresa una relación muy cercana. La mano derecha en particular, representa o tipifica la relación estrecha que existe entre los verdaderos creyentes.

Además Dios declara: “Empero Dios, que es rico en misericordia, por su mucho amor con que nos amó
Aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo; por gracia sois salvos;
Y juntamente nos resucitó y asimismo nos hizo sentar en los cielos con Cristo Jesús.”
Efesios 2:4-6

Cristo está sentado a la diestra de Dios y de esta manera también nosotros. En la parábola donde el Señor Jesús separa las ovejas de las cabras, el lado derecho también significa voluntad y además tipifica a los verdaderos creyentes.

“Y pondrá las ovejas á su derecha, y los cabritos á la izquierda.
Entonces el Rey dirá á los que estarán á su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.”
Mateo 25:33-34

Dios también declara: “El corazón del sabio está á su mano derecha; mas el corazón del necio á su mano izquierda.” Eclesiastés 10:2

De aquí que cuando los líderes de la iglesia de Jerusalem dieron la diestra de compañerismo a Pablo y a Bernabé; ellos estaban declarando su total acuerdo y voluntad con estos dos hermanos.

COMPAÑÍA O COMUNION

La Palabra “…compañía…”, o comunión traducida de la palabra griega (koinonia), es una palabra muy popular hoy en muchos círculos cristianos.

Pero en las mentes de muchos, ella meramente significa reuniones sociales de los que van a la iglesia, o alguna expresión exterior de amor o afecto del uno al otro de estos asistentes.

Todo eso es bueno, pero queda muy corto de la implicación total de la palabra (koinonia). Demos un vistazo a algunos ejemplos que Dios nos ha dejado en Su Palabra para aprender lo que Dios tiene en vista por medio de ella.

“Por vuestra comunión en el evangelio, desde el primer día hasta ahora:” Filipenses 1:5

Aquí Dios declara que la comunión está relacionada con El Verdadero Evangelio. Eso significa que hay un entendimiento común entre los verdaderos creyentes de lo que El Verdadero Evangelio realmente es.

“POR tanto, si hay alguna consolación en Cristo; si algún refrigerio de amor; si alguna comunión del Espíritu; si algunas entrañas y misericordias,” Filipenses 2:1

Dios aquí enseña que cuando nosotros los verdaderos creyentes tenemos comunión el uno con el otro, también tenemos comunión con el Espíritu Santo. Eso es debido a que el Espíritu Santo habita en cada uno de los verdaderos creyentes.

“A fin de conocerle, y la virtud [poder] de su resurrección, y la participación [comunión] de sus padecimientos, en conformidad á su muerte,” Filipenses 3:10 Aquí Dios habla de la comunión con Sus sufrimientos.

El Señor Jesús advirtió que en este mundo tendríamos tribulación, pero Él también declaró: “Bienaventurados sois cuando os vituperaren y os persiguieren, y dijeren de vosotros todo mal por mi causa, mintiendo.
Gozaos y alegraos; porque vuestra merced es grande en los cielos: que así persiguieron á los profetas que fueron antes de vosotros.”
Mateo 5:11-12

Cuando nosotros pasamos por tribulaciones debido a Su Gran Nombre, nos encontramos en comunión con los sufrimientos de Cristo.

“Fiel es Dios, por el cual sois llamados á la participación [comunión] de su Hijo Jesucristo nuestro Señor.” 1Corintios 1:9 Dios en este verso habla de la comunión con Su Hijo. Nosotros estamos en comunión con el Señor JesúsCristo como también con Su Santo Espíritu.

“Lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros: y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo.” 1Juan 1:3 Aquí Dios habla de nuestra comunión con nuestro Padre celestial.

“Entonces (koinonia) es la clase de comunión entre creyentes que encuentra sus raíces en la común salvación de cada uno de ellos a través de los sufrimientos de Cristo.
Ademá en la comunión habitual con las tres personas de la deidad.
Eso es lo maravilloso de la riqueza que la palabra (koinonia) encierra y es.”

“La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?” 1Corintios 10:16

Dios aquí relaciona la palabra (koinonia) con la Santa cena del Señor.

De aquí que el compañerismo o comunión entre verdaderos creyentes es una unión mucho mas rica y profunda que solamente el hecho de tener juntos una reunión social y mucho más que solo el enseñar un amor superficial.

Este es el compañerismo o comunión que existe porque todos los verdaderos creyentes somos partícipes del cuerpo molido de Cristo y de Su sangre derramada, sin los cuales nosotros nos mantendríamos como pecadores condenados.

2:10 “Solamente nos pidieron que nos acordásemos de los pobres; lo mismo que fuí también solícito en hacer.”

Como ya anotamos anteriormente, la reunión de la que Dios por medio de Pablo habla aquí, es una reunión privada con unos pocos líderes de la iglesia. El concilio de Jerusalem tomó lugar mas tarde.

Al final de esta reunión, los líderes de la iglesia en Jerusalem, simplemente piden a los apóstoles que se acuerden de los pobres. ¿Es esto una orden de Dios para que nosotros los cristianos nos envolvamos profundamente en la tarea de eliminar la pobreza física del mundo?

A primera vista ciertamente eso es lo que parece decir, pero un cuidadoso estudio de lo que Dios enseña sobre este tema en otros lados de Su Palabra, revela que en este verso Dios no está hablando de la pobreza física.

Debido a Su sabiduría infinita, Dios ha puesto una conciencia incluso en los corazones de los no salvos, para que de esta manera todavía exista la “miel” de la amabilidad humana.

Debido que el mundo no salvo ve con sus ojos físicos el sufrimiento físico de los pobres, este mundo no salvo regularmente pone en orden o alinea sus recursos y energía para llevar ayuda física, lo cual demuestra la misericordia común de Dios sobre los seres humanos.

Los verdaderos creyentes obviamente debemos simpatizar con aquellos que sufren de pobreza física, pero como buenos mayordomos; nosotros debemos usar lo que Dios nos ha confiado, principal, fundamental o primordialmente en y para el eterno reino de Dios.

Por ejemplo, en el Antiguo Testamento cuando Dios comandó a Su pueblo a cuidar de las viudas y los huérfanos, siempre fue en el contexto congregacional. De hecho, Dios ordenó a la nación de Israel a no tener nada que ver con los que no pertenecían a Su pueblo o en otras palabras este cuidado físico no debía ser dado a los de fuera.

CASO HISTÓRICO

En el Nuevo Testamento una aplicación sumamente clara de este principio es registrada por Dios cuando declara:

“Y en aquellos días descendieron de Jerusalem profetas á Antioquía.
Y levantándose uno de ellos, llamado Agabo, daba á entender por Espíritu, que había de haber una grande hambre en toda la tierra habitada: la cual hubo en tiempo de Claudio.
Entonces los discípulos, cada uno conforme á lo que tenía, determinaron enviar subsidio á los hermanos que habitaban en Judea:
Lo cual asimismo hicieron, enviándolo á los ancianos por mano de Bernabé y de Saulo.”
Hechos 11:27-30

El alivio fue proporcionado solamente a los hermanos en Judea. Cuando el Señor Jesús estuvo en la tierra, hubo muchos mendigos donde Él estuvo y donde los apóstoles fueron enviados a predicar. Ellos con seguridad vieron muchos que sufrían de mala nutrición.

A pesar de esto no encontramos que Dios registra en ningún lugar de Su Palabra que el Señor Jesús o Sus apóstoles les proveyeron con comida o alguna otra cosa material.

Es cierto que el Señor Jesús dio de comer a los 5.000 y a los 4.000, pero ellos no eran pobres físicamente. Sus discípulos habían querido enviarlos a sus casas para que ellos comieran allí.

Tampoco el Señor Jesús pidió a sus discípulos que dieran de comer a la multitud con el producto de sus recursos. En lugar de eso, el Señor Jesús estaba dando una representación o figura de la naturaleza de la salvación.

Así como el Señor Jesús dio de comer a aquellos que tenían hambre física, Él por medio de Su Evangelio da de comer a aquellos que tienen hambre espiritual. En el contexto histórico, el alimento provisto a estas personas, también demuestra el poder creador de nuestro Señor JesúsCristo.

TAREA MÁS GRANDIOSA

La verdad es que Cristo nos ha asignado la tarea de ayudar a la clase de pobres de los cuales el mundo no tiene ningún conocimiento. Estos son los pobres espirituales que el mundo no puede ver.

Cuando nosotros vemos a los no salvos a través de los ojos espirituales que Dios nos ha dado, nosotros vemos billones de pecadores en camino al castigo final. Esta tragedia es infinitamente más horrible que cualquier malnutrición física.

El brillo de esta Verdad atraviesa resplandecientemente en la parábola del rico y Lázaro que es encontrada en Lucas 16:19-26. Desde el punto de vista del mundo, Lázaro era el que necesitaba compasión pues él fue el mendigo en este mundo.

Lázaro se sentaba fuera de la verja o valla, sufriendo de malnutrición y los perros lamían sus llagas. En contraste, el hombre rico tenía fama, comida y amigos. De acuerdo a lo considerado bueno y exitoso por el mundo, el rico tenía todo marchando viento en popa.

Pero lo que Dios desea que nosotros veamos y aprendamos, es el estado de las cuestiones o asuntos de la Vida Eterna. En ese estado, Lázaro tenía todo yendo viento en popa para él, pues él se encontró en el seno de Abraham; una representación o figura de estar en el cielo con Cristo.

“Al contrario, el hombre rico se encontró bajo la maldición del pecado.
En el momento en que él murió, se encontró camino al infierno.
De esta manera Dios nos está enseñando quién es el que debe ser nuestra preocupación, él hombre “rico” espiritualmente se encontraba en bancarrota.”

Esa es la razón por la que en este verso Dios por medio del apóstol Pablo declara que recordando a los pobres es lo que él está “…solicito en hacer.” Obviamente, por la gracia de Dios Pablo subsecuentemente comprobó ser un súper evangelista y no un filántropo.

2da Sección Capítulo 2 <-- Haga Clic aquí.

Arriba ^



Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Antigua Versión Reina-Valera Revisión de 1909.