Jesús

Por el Hno. Duane Spencer
Traducido al Castellano por el Hno. Ricardo Pereddo
fuentedsabiduria@hotmail.com

“Entre tanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.” 1Timoteo 4:13

Por la gracia de Dios la palabra clave que nos permite descifrar los secretos de la Sagrada Escritura y somos permitidos estudiar hoy, es la bendecida Palabra Jesús. Sin duda alguna en este mundo para el oído del verdadero creyente, Jesús es el nombre más dulce.

Ningún otro nombre ha excitado la adoración de tantos millones, ni tampoco inspirado tantos himnos ni canciones alentadoras de adoración y alabanza, como el nombre que está sobre TODO otro nombre, el Precioso nombre de Jesús.

Uno solo tiene que dar un vistazo al índice de su himnario cristiano, para descubrir que casi todos los himnos incluidos bajo la J, se basan en el nombre de Jesús.

Pasando la vista sobre las otras divisiones del índice, observamos que un gran porcentaje de los títulos en esos himnos, han sido elaborados en torno a este Precioso nombre.

Ninguna otra religión en el mundo tiene la abundancia de himnos y canciones de gozo y adoración como la religión cristiana.

Y si el contenido de estos himnos y canciones es examinado, queda evidenciado claramente, que la fuente de inspiración es la bendita “Segunda Persona” de la Santísima Tinidad, el Señor JesúsCristo.

JESÚS, UN NOMBRE MUY POPULAR ENTRE LOS JUDÍOS

Muchos cristianos ignoran el hecho, de que el nombre Jesús fue un nombre judío muy popular desde el momento que ellos se establecieron en Palestina.

Esta popularidad duró hasta el segundo siglo D. C., cuando dejó de ser usado por la comunidad judía por razones muy obvias. De hecho, Dios en el Nuevo Testamento da dos ejemplos certeros de hombres judíos que tuvieron el mismo nombre que nuestro Señor.

El uno fue un judío renegado quien practicaba magia en la isla de Cipro, quien era identificado por la palabra judía que significa hijo, la palabra (Bar) en Hechos 13.

El otro, un compañero de trabajo del apóstol Pablo, es identificado como perteneciente de la circuncisión. Un calificativo despectivo, burlón dado a los gentiles por los judíos.

“Y Jesús, el que se llama Justo; los cuales son de la circuncisión: éstos solos son los que me ayudan en el reino de Dios, y me han sido consuelo.” Colosenses 4:11

Varios de los manuscritos antiguos denominan a Barrabás, el maleante que fue requerido por los judíos, y dejado en libertad por Pilato durante el juicio de Jesús; como Jesús Barrabás (Griego: Iesous ton Barabbas).

Ciertamente es entendible por qué es que los escribas devotos quienes tradujeron el Nuevo Testamento de la Sagrada Escritura, titubearon y decidieron no dar todo el nombre de este hombre tan malvado, quien también tenía el nombre común igual al de nuestro Señor Jesús.

Pero dicho sea de paso, lo mencionamos simplemente porque nuestra intención es esta; enseñar que el nombre de nuestro Señor, fue muy común en la comunidad judía. Jesús fue un nombre muy popular.

JOSHUA EL GRAN GUERRERO

No tenemos que ir muy lejos para descubrir el por qué el nombre Jesús fue tan popular entre los judíos. De hecho, Jesús es la traducción al griego del nombre Joshua ó Josué.

Josué fue el gran guerrero que reemplazó a Moisés en el mandato y liderazgo de Israel. Cada vez que alguien preguntaba ¿quién es tu líder? La respuesta era: “Jehová es Salvador” ó “Jehová es Salvación,” porque eso es exactamente lo que el nombre Joshua significa.

Por más gran estratega militar que por la gracia de Dios Josué haya sido, su nombre nunca fue mencionado, sin al mismo tiempo dar testimonio de que era Dios el verdadero poder detrás de las victorias.

Por la gracia de Dios, vemos que esos eran los días cuando crédito militar no era dado a líderes militares humanos, sino a Jehová de los ejércitos, el Todopoderoso, quien es el Verdadero Libertador ó Salvador de Su Pueblo.

Ahora, sabemos que Dios usa hombres y Josué el hijo de Nun fue escogido por Jehová como el agente humano, a través del cual Él guiaría a Israel a ser victorioso sobre sus enemigos físicos.

Nadie sabía esto mejor que Jesús el hijo de Nun, él estaba al tanto de quién verdaderamente era el capitán de los ejércitos del Señor. De allí que Dios registra que Josué cayó sobre su rostro y lo adoró. Y registra:

“Y estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos, y vió un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desnuda en su mano. Y Josué yéndose hacia él, le dijo: ¿Eres de los nuestros, ó de nuestros enemigos?
Y él respondió: No; mas Príncipe del ejército de Jehová, ahora he venido. Entonces Josué postrándose sobre su rostro en tierra le adoró; y díjole: ¿Qué dice mi Señor á su siervo?
Y el Príncipe del ejército de Jehová respondió á Josué: Quita tus zapatos de tus pies; porque el lugar donde estás es santo. Y Josué lo hizo así.”
Josué 5:13-15

JOSUÉ UN TIPO O FIGURA DEL SEÑOR JESUSCRISTO

Cuando comparamos la Escritura con la Escritura, por la gracia de Dios llega a ser aparente que Joshua ó Josué del Antiguo Testamento, cuyo nombre puede ser fielmente traducido a Jesús, es realmente un tipo o figura de nuestro Amado Señor en su papel como el libertador o salvador del pueblo de Dios.

Es completamente cierto que nuestro Joshua no solo nos guiará en el día de Jehová contra los enemigos de Dios, también es cierto que Él nos da victoria contra las fuerzas demoníacas, que como meta principal obran arduamente por evitar que nos ocupemos en el estudio y aprendizaje de la Palabra de Dios hasta Su regreso.

Dios en Su Maravilloso pasaje en Efesios 6, donde por medio del apóstol Pablo describe toda Su armadura, declara:

“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales en los aires.” Efesios 6:12

Ahora, estos vocablos “…principados, potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales…” etc., son títulos para las filas y niveles de las fuerzas angelicales de Satanás. Ellas son fuerzas militares, espirituales poderosas.

Nuestro Joshua, el Señor JesúsCristo en quién el Dios Todopoderoso reside, es quien nos guiará a victoria sobre nuestros verdaderos enemigos, mayormente el mundo, la carne y el diablo.

Es maravilloso saber mientras combatimos con las fuerzas demoníacas que se encuentran detrás de la manera de vivir del mundo, que “…el que en vosotros está, es mayor que el que está en el mundo.” 1Juan 4:4

El apóstol Pablo es movido a expresar la misma verdad en el grito de guerra triunfante y declara: “¿Pues qué diremos á esto? Si Dios por nosotros, ¿quién contra nosotros?” Romanos 8:31

Como seguidores del Eterno Hijo de Dios, no tenemos ninguna ansiedad sobre el resultado del eterno conflicto cósmico, porque nuestro Capitán es JesúsCristo, el Rey de reyes y Señor de señores.

EL SUMO SACERDOTE JOSUÉ, UN TIPO O FIGURA DEL SEÑOR JESUSCRISTO

De la misma manera que Joshua ó Jesús el hijo de Nun es un tipo o figura del Gran Salvador ó Libertador, también lo es el sumo sacerdote Josué, en otras palabras Jesús el hijo de Josadac es presentado como un tipo o representación de Jesús el Sumo Sacerdote de Sus elegidos para salvación.

Por ejemplo, comparemos Zacarías 3:1 con Hebreos 3:1:

“Y MOSTROME á Josué, el gran sacerdote, el cual estaba delante del ángel de Jehová; y Satán estaba á su mano derecha para serle adversario.”

“POR tanto, hermanos santos, participantes de la vocación celestial, considerad al Apóstol y Pontífice de nuestra profesión, Cristo Jesús.”

En la visión de Zacarías 3, el sumo sacerdote Joshua, Josué, ó Jesús aparece en la corte de Jehová vistiendo ropas sucias y bajo la acusación de Satanás.

Dios en este pasaje enfoca nuestra atención sobre la vestimenta que el sumo sacerdote tenia puesta y registra:

“Y Josué estaba vestido de vestimentas viles, y estaba delante del ángel.
Y habló el ángel, é intimó á los que estaban delante de sí, diciendo: Quitadle esas vestimentas viles. Y á él dijo: Mira que he hecho pasar tu pecado de ti, y te he hecho vestir de ropas de gala.
Después dijo: Pongan mitra limpia sobre su cabeza. Y pusieron una mitra limpia sobre su cabeza, y vistiéronle de ropas. Y el ángel de Jehová estaba en pie.”
Zacarías 3:3-5

Arriba ^

Por la gracia de Dios podemos ver claramente que las vestimentas que Dios usa en este pasaje, son usadas como símbolos. Algo está siendo comunicado por medio de la acción que se lleva a cabo.

Esto es afirmado en Zacarías 3:5 porque el significado del cambio ha sido explicado por medio de la declaración: “…Mira que he hecho pasar tu pecado de ti…”

El cambio de vestimenta es una figura o representación de quitar la iniquidad. Ahora, si este pasaje es visto en contexto, veremos que Josué ó Jesús el sumo sacerdote, es presentado en la visión como el representante de Israel, el pueblo de Jehová.

Extrañamente, es él y no el cordero del sacrificio quien es visto cargando la culpa de Israel. Obviamente, esto significa que Joshua es el substituto para el pueblo de Dios, como también su sumo sacerdote.

El está bajo la acusación de Satanás, pues es la Ley de Dios la que demanda que aquel sobre el cual los pecados son puestos, deba soportar el castigo, la culpa, como también la vergüenza.

Básicamente esta es una representación del Señor JesúsCristo, quien no solo es el Cordero de Dios, sino también nuestro Sumo Sacerdote, y Substituto por nuestros pecados.

De esta manera, en esta visión las vestiduras sucias son un símbolo del pecado. El propósito de la visión es enseñar al profeta y a nosotros, que hay un Sumo Sacerdote, quien es el Substituto por los pecados del pueblo de Dios.

“Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto: y como que escondimos de él el rostro, fué menospreciado, y no lo estimamos.
Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.
Mas él herido fué por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados: el castigo de nuestra paz sobre él; y por su llaga fuimos nosotros curados.
Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino: mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.”
Isaías 53:3-6

Él es ambos, el Sumo Sacerdote y el Sacrificio expiatorio, esa es la razón por la cual en el pasaje, Él es presentado exactamente en el mismo lugar donde uno esperaría ver al sacrificio expiatorio.

Desde antes de la fundación del mundo vestido con las vestimentas de nuestra humanidad pecaminosa, nuestro Sacerdote Joshua, fue hecho pecado por los que Él había escogido para salvación, demostrando después el sufrimiento y vergüenza sobre la cruz del calvario.

En Su regreso Él estará vestido con un cuerpo espiritual glorioso, libre de pecado; ya que Satanás ha sido vencido y nuestro Sumo Sacerdote se presenta triunfante como el Omnipotente, Omnisciente, y Resucitado Sacrificio, quien es Rey como también Sacerdote.

LOS SÍMBOLOS SEMÍTICOS, DEMUESTRAN LA DEIDAD DE CRISTO

Los estudiantes de la Palabra de Dios quienes por Su gracia son movidos a ser cuidadosos en su estudio, y además Dios les ha permitido entender símbolos semíticos e imágenes en palabras hebreas.

Por la gracia de Dios han entendido desde hace ya mucho tiempo que la persona y obra de nuestro Salvador, es expresada proféticamente en los diferentes papeles que llevan a cabo los diferentes personajes del Antiguo Testamento, quienes llevan Su Santo nombre de una manera u otra.

Cuando Joshua fue llamado para ser el sucesor de Moisés, su nombre era Hoseas ó Oseas (Números 13). Este nombre Oseas que significa ayuda, es deletreado en una variedad de formas en la Palabra de Dios.

El profeta Oseas ó Hoseas expresa el amor de Jehová a Israel en términos de su relación como esposo. Una idea que impregna su profecía y que es generada por medio de su propia y triste experiencia domestica.

Oseas prefigura a Jesús en sus advertencias agudas contra el pecado. Sus repetidas ofertas de misericordia divina, su paciencia y tolerante amor.

Esto es manifestado en su trato con una esposa infiel y disoluta ó libertina, a la cual él individualmente tiene éxito en rescatar del pecado y de la muerte.

Mientras él vivó, él era una continua profecía viva del amor tierno hacia los pecadores. Un cuadro del amor de Dios por Sus escogidos, mientras se encontraban ajenos a Él, y con nada en ellos para amar.

Un cuadro o representación del Señor JesúsCristo, quien salva pecadores. Ahora si no ha leído la remarcable historia del profeta Oseas, y su esposa desenfrenada y corrompida (una representación de la nación de Israel y de la iglesia espiritual del Nuevo Testamento), debe hacerlo lo más pronto posible.

Rápidamente, la historia nos enseña cómo la Voz de Jehová vino al profeta ordenándole que tomara a una prostituta por esposa. Esto es para darnos un dramático retrato del hecho de que Jehová con pleno conocimiento de su comportamiento, tomó a Israel para que ella sea su esposa espiritual.

Esto a pesar de que de antemano conocía su infidelidad, incluso cuando llamó a Abram. Abram fue un acaparador y perseguidor de ídolos, Abram fue un idolatra procedente de Ur de los Caldeos, pero Dios sabía lo que estaba tomando.

De aquí que el hecho de que el profeta Oseas compra una mujer fornicaria e infiel para hacerla su esposa, habla de nuestro Oseas quien nos compró y ha redimido de la esclavitud al pecado.

JESÚSCRISTO AFIRMA SER DIOS EN LA CARNE

Ahora fue Su firme fe ó fidelidad y el testimonio de la Escritura lo que declara que JesúsCristo es Dios manifestado en la carne. En otras palabras, el Dios Jehová manifestado en forma humana entre los hombres.

Por esta razón es que Pablo es inspirado a insistir a Tito que JesúsCristo es aquel Gran Dios, nuestro Salvador. Si Jesús no es Dios, entonces significa que Él no es el Salvador del pecado, ni del pago que la Ley de Dios demanda.

La frase que continuamente es citada: “Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.” Romanos 10:13

Esta es una cita del Nuevo Testamento en la epístola a los Romanos, de un verso del Antiguo Testamento. Y ese verso en el Antiguo Testamento, tiene la Palabra Jehová en él escrita.

“Y será que cualquiera que invocare el nombre de Jehová, será salvo: porque en el monte de Sión y en Jerusalem habrá salvación, como Jehová ha dicho, y en los que quedaren, á los cuales Jehová habrá llamado.” Joel 2:32

Así que podemos declarar sin temor alguno y decir del verso en Romanos refiriéndose a Cristo Jesús y declarar: “Porque todo aquel que invocare el nombre de Jehová, será salvo.” Romanos 10:13

Si JesúsCristo no es el Dios Eterno, si Él no es Jehová, entonces Él no puede ser Salvador, porque es Jehová Dios quien salva. Y JesúsCristo es Emmanuel, lo cual significa Dios con nosotros.

Cristo es lo que el apóstol Pablo fue inspirado a declarar en el libro a Tito: “Esperando aquella esperanza bienaventurada, y la manifestación gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo.” Tito 2:13

Y si Cristo no es Dios, entonces Él nunca podría salvarnos del pecado y el castigo demandado. Todo gira en torno al hecho de que JesúsCristo es Señor, en otras palabras, que JesúsCristo es Jehová.

Los críticos de Jesús tenían toda la razón cuando declararon que solo Dios puede perdonar pecados. Por la gracia de Dios detallamos este estudio en la Palabra BLASFEMIA.

La blasfemia de ellos estaba fundaba en el hecho de que ellos en su estado natural sin salvación, rehusaron y se negaron a creer lo que Él declaró y demostró ser, por medio de Sus Palabras y Sus hechos.

Cristo Jesús declaró ser el Todopoderoso Jehová Dios en la carne, y en en Juan 5 y Juan 10, Sus enemigos los lideres religiosos y sus seguidores, declaran que la razón por la que lo iban a apedrear, fue porque Él se hacia igual a Jehová Dios.

Y Cristo Jesús es Jehová Dios, como por la gracia de Dios se nos permite ver en la Sagrada Escritura, por medio de la Fe de JesúsCristo.

Arriba ^



Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Antigua Versión Reina-Valera Revisión de 1909.