Gobernador Invisible

Por el Hno. Duane Spencer
Traducido al Castellano por el Hno. Ricardo Pereddo
fuentedsabiduria@hotmail.com

“Entre tanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.” 1Timoteo 4:13

“Por tanto, no desmayamos: antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior empero se renueva de día en día.
Porque lo que al presente es momentáneo y leve de nuestra tribulación, nos obra un sobremanera alto y eterno peso de gloria;
No mirando nosotros á las cosas que se ven, sino á las que no se ven: porque las cosas que se ven son temporales, mas las que no se ven son eternas.”
2Corintios 4:16-18

Por la gracia que Dios le impartió, Pablo fue capaz de soportar porque no tuvo los ojos fijados en el mundo, no tuvo los ojos fijados en la gente, no tuvo los ojos fijados en las circunstancias.

Sino que por la Gracia de Dios tuvo los ojos fijados de la manera que Dios registra de Moisés que: “Por fe dejó á Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible.” Hebreos 11:27

Considero que hay por lo menos cuatro clases de personas de las cuales en contraste, tres posiblemente pueden relacionarse a esta enseñanza en una manera eficaz.

Primero, existe esa clase de individuo que es gobernado por las masas. Segundo, hay individuos que son gobernados por grandes ideales.

Nosotros admiramos esta clase de personas cuando las llegamos a conocer, porque generalmente ellos son firmes en su carácter, en su manera de ser.

Tercero, existen aquellos que son gobernados por el miedo a las consecuencias. Y finalmente, lo mejor de todo y el único control del cual podemos depender para llevar gloria a Dios y bendición a su vida y la mía, son aquellos que son gobernados por cosas que no se ven.

AQUELLOS GOBERNADOS POR LAS MULTITUDES

Pensemos por un momento en aquellas personas que son controladas por las multitudes. A los jóvenes les decimos, ya que nosotros que somos más grandes, lo hemos vivido. Hemos cometido los errores, lo hemos visto, gracias a Dios hemos aprendido y por Su Gracia, vemos la vanidad en ello.

En particular cuando uno se encuentra en sus años jóvenes, cualquier cosa que las multitudes están haciendo eso es lo que hay que hacer. Y sin duda, alguna vez trajiste a casa el comentario a tus padres, cuando te pidieron que no hagas algo.

Y tu respuesta fue ¿Por qué no? ¡Todo el mundo lo hace! Padres de familia, ¿suena eso familiar para uds? …Pero, todos lo están haciendo.

El momento en que Ud. y yo decimos algo de esa naturaleza, estamos admitiendo que nos encontramos gobernados por la multitud. Nosotros queremos hacerlo porque el resto de personas lo están haciendo.

Somos seguidores de las multitudes, no tenemos independencia en nuestra manera de pensar, sino que cualquier cosa que el grupo esté haciendo, eso es lo que vamos a hacer.

Yo recuerdo que cuando era un muchacho yo fui culpable de lo mismo. Vestíamos overol y en caso que no sepas lo que un overol es, es simplemente un pantalón de mezclilla (jean) con un babero el cual tiene tirantes sobre los hombros que regularmente se usan cruzados en la espalda.

Bueno, llegó el tiempo cuando el resto de muchachos empezaron a enrollarse o arremangarse las bastas/dobladillos de los pantalones.

Así que una mañana cuando empezaba la escuela, mi madre dijo: “hijo para qué te estas arremangando las bastas/dobladillos, eso se ve ridículo.”

Mi respuesta fue: “¡Todos los otros muchachos lo están haciendo…!”

Eso es control de las multitudes, y es un control muy, pero muy peligroso. Es cierto que no necesariamente es malo hacer algunas cosas que el grupo hace, mientras lo que el grupo hace no sea malo, mientras sea agradable al Señor.

Pero el punto que tratamos de trasmitir, es que existen muchos individuos, que son gobernados por la clase de lenguaje de las multitudes. Ellos hablan de la misma manera, para pertenecer ellos tienen que usar la misma jerga e incluso en su escritura son como los del grupo que siguen.

Ellos tienen que escuchar la misma clase de música, pues cualquier cosa que esté con el grupo, eso es lo que tienes que hacer porque eres gobernado por él.

Estar bajo esa clase de control, es estar bajo un control sumamente peligroso. Pregúntate: ¿qué tanto soy yo gobernado por lo que sigue el gentío?

AQUELLOS GOBERNADOS POR GRANDES IDEALES

La segunda clase de individuo, es aquel que es gobernado por grandes ideales. Bueno, es cierto que esto es admirable ¿no es así? Porque nosotros realmente tenemos cierta clase de admiración por individuos que tienen un estándar alto.

Ellos pueden “pararse en ambos pies” y decir, “A mi no me importa lo que el grupo está haciendo, yo no apruebo lo que hacen y no lo voy a hacer.”

Ellos tienen grandes ideales, poseen buen sentido de lo que es bueno y malo, son moralmente fuertes y firmes, ellos quieren el respeto de la clase de gente adecuada.

Entonces algo no sale bien, y personas que ellos admiraban los defraudan y decepcionan. Posiblemente sus padres en los cuales ellos tenían confianza profunda, y talvez uno de ellos se descarrila.

Grandes ideales son buenos pero ellos no son inmutables, así que no debemos depender ciegamente en seres humanos. Principios y reglas regularmente son cambiados, abatidos y violados debido a que alguien falla.

Algunos son gobernados por ideales grandiosos hasta que algo hace añicos esos ideales. Algunos son gobernados por las multitudes, otros son gobernados por el miedo a las consecuencias.

AQUELLOS GOBERNADOS POR EL MIEDO A LAS CONSECUENCIAS

Tengo que hacer una confesión a uds, yo probé el juego al azar una vez. Durante mi tiempo en el ejército, me ví con unos sujetos en la casa de las literas, donde dormía.

Tenía estirada y bien arreglada sobre la cama la colcha café que nos proporciona en el ejército. Ellos estaban tirando dados sobre ella y yo nunca antes en mi vida había visto un dado.

Yo era un niño ingenuo y estando dentro del ejercito, entonces les pregunté: “Hey, ¿qué esta pasando?” y el sargento mayor me dice: “solo pon un dólar, toma los dados y tíralos.”

Yo le pregunté “¿para qué?” y el contestó: “para que te ganes dos.” Yo puse mi dólar sobre la cama, pero no recibí dos dólares y siendo muy pero muy cuidadoso en lo referente a simplemente dejar perder dinero así, el Señor me enseñó una lección. Ese fue el fin de los juegos de azar para mí.

Esa fue la primera y última vez, pero existen algunas personas que no se envuelven con juegos de azar, porque tienen miedo perder su dinero, pero si ellos pensaran que pudiesen ganar todo el tiempo, ellos jugarían.

El miedo a las consecuencias los mantiene lejos de ellos, también existen personas que hacen trampas en los exámenes. Te digo, en mi experiencia como profesor de escuela, he quedado perplejo sobre la clase de niño que hace trampa en su examen.

Arriba ^

Algunos de los niños y niñas más agradables que hayas conocido eran tramposos, porque pensaron que podían hacerlo exitosamente. Yo solía poner distancia entre ellos para que no pudiesen ver las respuestas del uno al otro.

Recuerdo a un niño bastante alto que tenía un alto cociente de inteligencia. El no tenía ningún motivo o razón por la cual tuviese que hacer trampa. Este niño era tan inteligente, que podía haber estudiado solo una hora la noche anterior y pasar el examen.

Legué alrededor de su escritorio y vi su mano entrar en la manga de su camisa, así que me acerqué a él, y por supuesto allí tenía el papel. El estaba mirándolo y estaba copiando.

Bueno, teníamos una regla, una vez y la consecuencia era el azote con la tabla, dos veces y eras suspendido de la escuela por un día, tres veces y eras suspendido de la escuela permanentemente.

Las trampas empezaron a menguar por un tiempo, ¿sabes por qué? Por el temor a las consecuencias. ¿Qué harías sino tuvieses que enfrentar consecuencias?

¿Has escudriñado tu corazón honestamente alguna vez? No robas porque no deseas ir a la cárcel, no haces algo que es moralmente incorrecto, porque talvez tienes miedo de alguna enfermedad, o ser expuesto y de lo que la gente diga de ti.

Temor a las consecuencias, pues mientras existan las consecuencias no hacemos cosas incorrectas. Quita el temor a las consecuencias, y las cosas se degeneran.

¿Saben? Es bueno ser gobernado por el temor a las consecuencias. Pienso que en este día hubiese una gran cantidad de jóvenes que tuviesen mucho más respeto por sus padres, si ellos supieran que sus padres tienen la autoridad de llevarlos al bloque de la guillotina, ó el degolladero y ser muertos si es que continúan haciendo las barbaridades que hacen.

Yo no estoy tratando de invocar ese tipo de práctica, todo lo que estoy diciendo simplemente, es que el temor a las consecuencias desvía y evita muchos crímenes.

¿Qué harías si no tuvieses que enfrentar el miedo a las consecuencias? ¿Puedes escudriñar tu corazón? ¿Qué tan seguras estarían las personas del sexo opuesto, la propiedad de otros, dinero, etc, etc.?

Cuando empezamos a hacernos preguntas de esta índole, empezamos a ver en nosotros la naturaleza de Adán, ¿no es así? Es posible que levantemos alguna protesta, porque sabemos que eso nunca llegará a suceder, pero me pregunto…

AQUELLOS GOBERNADOS POR LAS COSAS QUE NO SE VEN

De allí, que existen aquellos de la clase del apóstol Pablo, aquellos que son gobernados por lo que no se ve.

Pablo verdaderamente experimentó vicisitudes, pero estubo capacitado para afrontarlas todas y en una manera realmente victoriosa y maravillosa. El fue gobernado por aquello que no es visto.

Recordemos lo que Dios registra de Moisés en Hebreos 11:

“Por fe Moisés, hecho ya grande, rehusó ser llamado hijo de la hija de Faraón;
Escogiendo antes ser afligido con el pueblo de Dios, que gozar de comodidades temporales de pecado.”
(v. 24-25)

No olvidemos que él vivía en el palacio, él podía tener todo de la manera que él quería. Pero él estimó el reproche de Cristo, sufriendo por Cristo, lo cual es una mayor riqueza que los tesoros de Egipto (una representación del mundo).

Mucha gente tiene grandes dificultades con esto, escoger entre el dinero ó sufrir por Cristo.

A través de los años, he conocido muchos hombres, que cuando vino el momento donde se dieron cuenta que si realmente amaban al Señor, debían diezmar de lo mejor de sus ingresos brutos, se dieron “media vuelta” y dejaron de caminar con el Señor.

¿Saben por qué? Porque ellos prefirieron tener las riquezas de este mundo, que sufrir los reproches de Cristo y Su pueblo.

Pero por la Gracia de Dios Moisés: “Teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los Egipcios; porque miraba á la remuneración.” Hebreos 11:26

El fue movido a mirar mucho mas allá del día de hoy, “Por fe dejó á Egipto, no temiendo la ira del rey;…” y aquí está la línea: “…porque se sostuvo como viendo al Invisible.” Hebreos 11:27

El Solo Sabio Dios, Rey de los siglos, Inmortal, Invisible, Aquel al cual el ser humano nunca ha visto. Esa es la única razón por la que Moisés se sostuvo.

Y créanme, que el liderazgo de la multitud que Moisés tuvo que guiar, tomó aguante y fortaleza.

El apóstol Pablo también fue así, y Dios registra de él que: “…en trabajos más abundante; en azotes sin medida; en cárceles más; en muertes, muchas veces.
De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno.
Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado en lo profundo de la mar;
En caminos muchas veces, peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los Gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en la mar, peligros entre falsos hermanos;
En trabajo y fatiga, en muchas vigilias, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez.”
2Corintios 11:23-27

Así que no te desanimes, no dejes que caiga tu corazón. “Porque lo que al presente es momentáneo y leve de nuestra tribulación, nos obra un sobremanera alto y eterno peso de gloria.” 2Corintios 4:17

Las promesas de Dios superan con creces a todas las cosas del mundo. Moisés “…se sostuvo como viendo al Invisible.” Hebreos 11:27

Mirando mucho más allá de los límites de la propia muerte, a la gloria que le esperaba. Dios inspira a Pablo a hablar de lo mismo, fijemos nuestros ojos no en lo que es visto, sino en lo que no es visto.

La doctrina de la Gracia Soberana de la manera que es explicada a la Luz de la Escritura, habilita a un individuo a mirar mucho más allá de las circunstancias de hoy.

Los problemas le van a salir al encuentro mañana, también los dolores y los peligros del pasado se presentarán. Pero no importa qué clase de vicisitudes sean derramadas sobre él, debido a que él conoce la Palabra, y al Señor de la Palabra, ve al Invisible.

Debido a que es protegido y redargüido por esa Palabra, ve la gloria que es puesta frente a él. Y cuando es tentado, él recuerda que debe ser un hijo amado del Padre, un imitador y seguidor de Dios.

De esta manera por la gracia de Dios, él se aleja de las tentaciones porque tiene sus ojos puestos en la gloria, él tiene sus ojos fijados y establecidos en Dios y en Sus promesas.

Renuncia a todos los caminos del mundo, la carne y Satanás. Mantén tus ojos en Cristo, mantén tus ojos en Él. Soporta “…como viendo al Invisible.” pues esta es tu Esperanza.

Arriba ^



Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Antigua Versión Reina-Valera Revisión de 1909.