Bautismo: La Ablución Total De Nuestros Pecados

Por el Hno. Harold Camping
Traducido al Castellano por el Hno. Ricardo Pereddo
fuentedsabiduria@hotmail.com

“Entre tanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.” 1Timoteo 4:13

SUMARIO DE LO QUE HEMOS APRENDIDO EN EL PRIMER CAPITULO

Capítulo 1 (1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6)

Hasta ahora hemos descubierto las siguientes verdades:

  1. En el Nuevo Testamento, la palabra bautismo es usada para connotar y sugerir la limpieza o lavado provisto por Cristo.
  2. La palabra bautismo también es usada para señalar el lavado del Antiguo Testamento que se llevó a cabo para obtener limpieza espiritual.
  3. La palabra bautismo nunca significa inmersión, zambullida o sumergimiento.
  4. En el Antiguo Testamento como parte de las leyes ceremoniales, tres métodos fueron usados para indicar limpieza espiritual.

    • El derramamiento de sangre.
    • Una ofrenda quemada [holocausto], carbones tocando el altar, incienso quemado sobre los carbones en el altar.
    • Lavado o bañado.
  5. Ninguno de estos actos podía proveer limpieza espiritual. Ellos recibieron su valor pues son sombras o representaciones que señalaban la limpieza que seria provista por la muerte de Cristo y por Su resurrección.
  6. Jesús entró en la escena para proveer la limpieza eterna que fue representada en la Ley del Antiguo Testamento. Él vino a cumplir dos funciones.
  7. A pesar de que Él mismo no tuvo pecado, Él se identificó así con el hombre pecador pues al tomar nuestros pecados, Él llegó a ser nuestro pecado y fue como si Él mismo necesitara ser limpio.
    Él llegó a ser el Cordero que necesitaba ser muerto y ofrecido como una ofrenda quemada para expiar los pecados del mundo de los verdaderos creyentes.
  8. Él vino como el Sumo Sacerdote que debía ofrecer el Cordero.
  9. Debido a que el sacerdocio de Cristo fue predicho por el sacerdocio Aarónico, Él tuvo que ser lavado ceremonialmente y ungido antes de poder llevar a cabo Sus obligaciones como el Sumo Sacerdote.
  10. Debido a que Cristo no descendió de la tribu de Leví, el lavado y unción no podía ser llevado a cabo en el templo. En lugar de eso ello tomó lugar en el río Jordán siendo bautizado por Juan el Bautista.
  11. El bautismo de Juan como también el bautismo ofrecido por los discípulos de su tiempo antes del tiempo de la cruz, fueron de la misma naturaleza que los lavados ofrecidos en el Antiguo Testamento.
  12. A pesar de que los bautismos de Juan y los discípulos fueron mucho mas vibrantes en significado debido al hecho de que la cruz estaba tan cerca, todos los lavados del Antiguo Testamento, junto con los bautismos que Juan y los apóstoles llevaron a cabo fueron representaciones del lavado de la cruz que Cristo daría.
  13. Cuando Cristo fue a la cruz, Él fue limpiado o purgado de todos nuestros pecados los cuales habían sido imputados sobre Él.
    De aquí que Él proveyó eterna limpieza para todos aquellos que han puesto y pondrán su confianza en Él como su substituto.
  14. Además, Cristo cumplió todas las representaciones del Antiguo Testamento que señalaban a la acción limpiadora de la cruz.
  15. El término “derramamiento de sangre” es una figura de expresión, usada para enfatizar el sufrimiento y resistencia de la segunda muerte, la condenación eterna.
  16. Aquellos que reciben salvación, son bautizados [lavados] en la muerte de Cristo. Eso es, cuando Cristo pagó por sus pecados al soportar el infierno a su favor, fue como si ese individuo hubiese estado allí sufriendo y soportándo la condenación eterna.
  17. La muerte física de Jesús, la lanza enterrada en su costado, Su entierro, y Su resurrección son evidencias o pruebas de que Él verdaderamente había pagado totalmente por nuestros pecados.
  18. Todas las referencias que hasta ahora hemos estudiado, en las cuales la palabra griega [baptizo] o [baptismos] son traducidas a bautizar o bautismo, tienen en vista el bautismo espiritual, el lavado que Dios lleva a cabo al salvarnos.
  19. Hay otro aspecto del bautismo que debemos examinar. Precisamente ese, el sujeto del “bautismo en el Espíritu Santo” entre las últimas palabras que el Señor Jesús habló antes de regresar al cielo, están encontradas en el libro de los Hechos donde declara:

“Porque Juan á la verdad bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo no muchos días después de estos.” Hechos 1:5

Examinaremos cuidadosamente el significado de esta frase en el próximo capítulo.

Haga Clic aquí para entrar a otra sección. --> 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6

Arriba ^



Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Antigua Versión Reina-Valera Revisión de 1909.