La Caída De Babilonia

Apocalípsis 18

Por el Hno. Harold Camping
Traducido al Castellano por los Hnos. Ricardo y Olga Pereddo
fuentedsabiduria@hotmail.com

“Entretanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.” 1Timoteo 4:13

NOTA DE LOS TRADUCTORES: Esta traducción es del estudio publicado en 2001.

18:1 “Y DESPUÉS de estas cosas vi otro ángel descender del cielo teniendo grande potencia; y la tierra fué alumbrada de su gloria.”

Aquí la palabra “…potencia…” en la frase “…teniendo grande potencia…” significa poder o autoridad. De esta manera entonces, podemos ver inmediatamente que la palabra “…ángel…” una vez mas sería traducida mejor con la palabra “…mensajero…”

Los ángeles no rigen, ellos son de acuerdo a lo que Dios declara: “¿No son todos espíritus administradores, enviados para servicio á favor de los que serán herederos de salud?” Hebreos 1:14

El único mensajero de Dios que tiene “…grande potencia…” y autoridad es el Señor JesúsCristo. Él es el mensajero que viene del cielo y debido a que Él es la luz que viene a alumbrar la oscuridad de esta tierra, es que leemos que “…la tierra fue alumbrada de su gloria.”

18:2 “Y clamó con fortaleza en alta voz, diciendo: Caída es, caída es la grande Babilonia, y es hecha habitación de demonios, y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de todas aves sucias y aborrecibles.”

En Apocalipsis 14:8 Dios declaró: “Y otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, aquella grande ciudad, porque ella ha dado á beber á todas las naciones del vino del furor de su fornicación.”

Tomando ese tema, Dios ahora nos da un poco más de percepción del dominio de Satanás o en otras palabras, del mundo no salvo.

Las palabras “…guarida…” y “…albergue…” son derivadas de la misma palabra griega que muchas veces en otra parte de la Biblia, es traducida “…prisión…” Y la palabra “…sucias…” normalmente también es traducida como “…inmundo…”.

Entonces podríamos leer este verso de esta manera: “…Caída es, caída es la grande Babilonia, y es hecha habitación de demonios, y prisión de todo espíritu inmundo, y albergue de todas aves inmundas y aborrecibles.”

Podemos entender muy bien el por qué la “…grande Babilonia…” ha llegado a ser la “…habitación de demonios…” y la “…la prisión de todo espíritu…” o alma de cada persona no salva.

Pero ¿por qué es el “albergue de todas las aves inmundas y aborrecibles.”? Yo considero que la respuesta se encuentra en la inusual palabra que Dios usa aquí. “…aves…”

AVES INMUNDAS

Esta palabra griega particular aparece solamente en dos otros versos en la Biblia, y ambas están en Apocalipsis 19: “Y vi un ángel que estaba en el sol, y clamó con gran voz, diciendo á todas las aves que volaban por medio del cielo: Venid, y congregaos á la cena del gran Dios,
Para que comáis carnes de reyes, y de capitanes, y carnes de fuertes, y carnes de caballos, y de los que están sentados sobre ellos; y carnes de todos, libres y siervos, de pequeños y de grandes.”
(v. 17-18)

Y este capítulo concluye así: “Y los otros fueron muertos con la espada que salía de la boca del que estaba sentado sobre el caballo, y todas las aves fueron hartas de las carnes de ellos.” (v. 21)

En estos versos, Dios usa la figura de aves inmundas devorando las carnes de los no salvos para representar a Satanás destruyéndose a sí mismo, o para representar a una parte del mundo destruyendo a otra parte mientras nos acercamos al fin del tiempo. Esta es la misma representación que vimos en Apocalipsis 17

“Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán á la ramera, y la harán desolada y desnuda: y comerán sus carnes, y la quemarán con fuego: Porque Dios ha puesto en sus corazones ejecutar lo que le plugo, y el ponerse de acuerdo, y dar su reino á la bestia, hasta que sean cumplidas las palabras de Dios.” (v. 16-17)

De aquí que las “…aves inmundas y aborrecibles” son simplemente otra representación del dominio de Satanás, y esa es la razón por la que ellos están aprisionados en la gran Babilonia que cae.

18:3a “Porque todas las gentes han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella…”

Cuando estudiamos Apocalipsis 14:8, vimos la fornicación que los reyes y las naciones habían cometido con Babilonia. En su rebelión contra Dios, ellos se han involucrado en adulterio espiritual con Satanás; ellos han adorado las cosas y placeres del mundo.

El hecho de que Dios considera esa fornicación como un acto de rebelión contra Él, es reflejado claramente en el libro de Santiago.

“¿DE dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No son de vuestras concupiscencias, las cuales combaten en vuestros miembros?
Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y guerreáis, y no tenéis lo que deseáis, porque no pedís.
Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. Adúlteros y adúlteras, ¿no sabéis que la amistad del mundo es enemistad con Dios? Cualquiera pues que quisiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.”
Santiago 4:1-4

18:3b “…y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites.”

Pero aquí Dios introduce un nuevo símbolo, el cual representa a las gentes envueltas en fornicación espiritual. “…los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites.”

Posiblemente ningún otro país pueda entender esa declaración con más claridad que los Estados Unidos de Norte América. A través del comercio y trueque, los mercaderes de este país se han enriquecido canjeando toda clase de deleites y cosas lujosas.

Verdaderamente durante el cierre del siglo 20 este país disfrutó prosperidad económica sin precedentes. Debido a la constante ampliación del intercambio mundial, la búsqueda de deleites no está limitada solamente a los Estados Unidos de Norte América. Hombres de negocios en todo el mundo han alcanzado riquezas.

18:4 “Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, porque no seáis participantes de sus pecados, y que no recibáis de sus plagas;”

Pero nosotros los verdaderos cristianos hijos de Dios, debemos separarnos del mundo. La Biblia declara: “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, la concupiscencia de la carne, y la concupiscencia de los ojos, y la soberbia de la vida, no es del Padre, mas es del mundo.” 1Juan 2:15-16

Muchas veces en Su Palabra Dios nos ordena que salgamos del mundo. Por ejemplo en Jeremías donde Dios usa a Babilonia para tipificar al mundo, leemos: “Y visitaré á Bel en Babilonia, y sacaré de su boca lo que ha tragado: y no vendrán más á él gentes; y el muro de Babilonia caerá. Salid de en medio de ella, pueblo mío, y salvad cada uno su vida de la ira del furor de Jehová.” Jeremías 51:44-45

Al mismo tiempo que Dios advierte que Él destruirá a Satanás y su dominio, Él ordena a Su pueblo a salir del mundo y sus deleites para de esta manera escapar de Su ira. Obviamente al final de cuentas es Su gracia la que capacita a los verdaderos creyentes a separarse del mundo.

El Señor Jesús pone esto en claro cuando Él ora al Padre en la víspera a Su crucifixión y declara: “Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.” Juan 17:14-16

18:5 “Porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades.”

Mucha gente piensa que ellos pueden vivir sus vidas en esta tierra haciendo cualquier cosa que ellos quieran hacer, buscando cualquier placer que les dicte su corazón y al fin de todo salirse con la suya.

Pero el hecho es que Dios sabe y recuerda cada pecado de cada persona no salva. Dios advierte esto en Mateo 12 donde declara: “Mas yo os digo, que toda palabra ociosa que hablaren los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio;” (v. 36)

Dios también lo pone muy claro en Hebreos 4: “Y no hay cosa criada que no sea manifiesta en su presencia; antes todas las cosas están desnudas y abiertas á los ojos de aquel á quien tenemos que dar cuenta.” (v. 13)

18:6 “Tornadle á dar como ella os ha dado, y pagadle al doble según sus obras; en el cáliz que ella os dió á beber, dadle á beber doblado.”

Dios en el Antiguo Testamento ha establecido un principio o regla que cuando la herencia sea dividida entre los herederos, el primogénito siempre recibiría doble porción. Dios lo declara así: “Cuando un hombre tuviere dos mujeres, la una amada y la otra aborrecida, y la amada y la aborrecida le parieren hijos, y el hijo primogénito fuere de la aborrecida;
Será que, el día que hiciere heredar á sus hijos lo que tuviere, no podrá dar el derecho de primogenitura á los hijos de la amada en preferencia al hijo de la aborrecida, que es el primogénito;
Mas al hijo de la aborrecida reconocerá por primogénito, para darle dos tantos de todo lo que se hallare que tiene: porque aquél es el principio de su fuerza, el derecho de la primogenitura es suyo.”
Deuteronomio 21:15-17

Y Dios tipifica a todos los verdaderos creyentes como los primogénitos. Por ejemplo Dios declara: “…asimismo redimirás todo humano primogénito de tus hijos.” Éxodo 13:13 Como los primogénitos, los verdaderos creyentes reciben doble herencia. Ellos la reciben en el sentido que las bendiciones nunca paran, ellas continúan por siempre.

Pero Dios también habla de aquellos que a pesar de ser primogénitos son condenados. Vemos ambos usos en el libro de Éxodo. “Y dirás á Faraón: Jehová ha dicho así: Israel es mi hijo, mi primogénito. Ya te he dicho que dejes ir á mi hijo, para que me sirva, mas no has querido dejarlo ir: he aquí yo voy á matar á tu hijo, tu primogénito.” Éxodo 4:22-23

Entonces, de la misma manera que la doble herencia para los verdaderos creyentes significa la bendición más sublime de parte de Dios; así, la doble herencia para los condenados significa el castigo más grave.

Este principio o regla es reflejado en Isaías 40 “CONSOLAOS, consolaos, pueblo mío, dice vuestro Dios. Hablad al corazón de Jerusalem: decidle á voces que su tiempo es ya cumplido, que su pecado es perdonado; que doble ha recibido de la mano de Jehová por todos sus pecados.” (v. 1-2)

Para obtener el perdón de las iniquidades del pueblo de Dios, el pago total de sus iniquidades tuvo que ser hecho. Ese pago fue hecho por el Señor JesúsCristo en la cruz; Él soportó el castigo más terrible, Él recibió el doble por nuestros pecados. Aquí en Apocalipsis 18:6 Dios subraya que el castigo para Babilonia también será el castigo más terrible.

18:7 “Cuanto ella se ha glorificado, y ha estado en deleites, tanto dadle de tormento y llanto; porque dice en su corazón: Yo estoy sentada reina, y no soy viuda, y no veré llanto.”

El hombre fue creado para glorificar a Dios, pero siendo rebelde por naturaleza, y siendo regido por Satanás; él se glorifica a sí mismo y no a Dios. El ser humano piensa que él es el rey de su propia vida y vive deliciosamente o en otras palabras, vive lujosamente solo para satisfacer sus propios gustos, y placeres.

Pero por mas que Babilonia se auto glorifique y satisfaga, Dios declara aquí que en la misma medida recibirá “…tormento y llanto…” Una relación directa existe entre la penalidad que debe ser pagada y el pecado que fue cometido. Esto está en línea con la regla o principio del verso 6 “Tornadle á dar como ella os ha dado…”

Entre los pecados por los cuales Dios castigará al mundo perdido, está la insistencia que este no necesita a Dios. La expresión que Dios usa aquí nos une de regreso a Isaías 47 donde Dios también habla sobre el juicio sobre Babilonia, donde leemos:

“Y dijiste: Para siempre seré señora: y no has pensado en esto, ni te acordaste de tu postrimería.
Oye pues ahora esto, delicada, la que está sentada confiadamente, la que dice en su corazón: Yo soy, y fuera de mí no hay más; no quedaré viuda, ni conoceré orfandad.
Estas dos cosas te vendrán de repente en un mismo día, orfandad y viudez: en toda su perfección vendrán sobre ti, por la multitud de tus adivinanzas, y por la copia de tus muchos agŁeros.”
Isaías 47:7-9

Como puedes ver, Babilonia se ha jactado, alardeado y presumido diciendo: “…Para siempre seré señora…” en otras palabras, yo soy la señora de mi casa sin fin. “…no quedaré viuda, ni conoceré orfandad…” En otras palabras, no necesito a Dios, nada malo me puede pasar a mí.

Pero [parafraseando] Dios replica: “Pero tu, sí llegarás a ser viuda y perderás a tus hijos. Estas dos cosas te sobrevendrán en un momento en el mismo día, y ellas vendrán a ti en perfección [en otras palabras, en toda su medida] por la multitud de tus maldades.”

18:8 “Por lo cual en un día vendrán sus plagas, muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque el Señor Dios es fuerte, que la juzgará.”

De la misma manera ya que el mundo hace alarde diciendo “Yo soy una reina, y no soy una viuda y no veré llanto” será golpeada por plagas en un día, las plagas incluyen muerte, lamento, amargura, llanto de luto y hambruna.

La muerte obviamente es castigo eterno en el infierno. El luto viene debido a que todas las cosas por las cuales este mundo ha anhelado y por las cuales ha trabajado y peleado, repentinamente desaparecerán en un mismo día. La hambruna en este escenario subraya que ya no habrá mas pan celestial ni agua viva. El día de salvación ha terminado.

FUEGO ETERNO:

Hay aquellos que leen la siguiente declaración “…y será quemada con fuego…” y concluyen que los no salvos simplemente serán aniquilados en el Día Del Juicio. Esa conclusión no tiene apoyo ni pasará el escrutinio de lo que el resto de las Sagradas Escrituras enseñan.

Dios advierte en otros versos que “Y el humo del tormento de ellos sube para siempre jamás. Y los que adoran á la bestia y á su imagen, no tienen reposo día ni noche, ni cualquiera que tomare la señal de su nombre.” Apocalipsis 14:11

“Mas los hijos del reino serán echados á las tinieblas de afuera: allí será el lloro y el crujir de dientes.” Mateo 8:12

“Y los echarán en el horno de fuego: allí será el lloro y el crujir de dientes.” Mateo 13:42

“Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando viereis á Abraham, y á Isaac, y á Jacob, y á todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros excluídos.” Lucas 13:28

“Donde su gusano no muere, y el fuego nunca se apaga.” Marcos 9:46,48

Arriba ^

Todos estos versos enfatizan que el juicio de Dios es eterno, que el castigo es para siempre. Mucho peor, no puede haber duda que el Día Del Juicio viene, ¿por qué? Porque Dios es fuerte y Dios declara: “…el Señor Dios es fuerte, que la juzgará.”

18:9-10 “Y llorarán y se lamentarán sobre ella los reyes de la tierra, los cuales han fornicado con ella y han vivido en deleites, cuando ellos vieren el humo de su incendio, Estando lejos por el temor de su tormento, diciendo: ¡Ay, ay, de aquella gran ciudad de Babilonia, aquella fuerte ciudad; porque en una hora vino tu juicio!”

El amor por este mundo está enraizado tan profundamente en los corazones de los no salvos, que incluso en el Día Del Juicio la primera reacción de los reyes, los grandes de la tierra; es lamentarse por ella. Ellos están tristes al ver que el rey de este mundo es consumido por fuego.

Pero nota que ellos están mirando de lejos. Antes del Día Del Juicio, los no salvos están en el centro de la mundanalidad. Ellos están rodeados por todas las cosas placenteras que este mundo puede producir. Pero ahora ellos han sido separados del mundo; ellos están aterrados por la destrucción repentina, pero ellos todavía se lamentan.

¿Recuerdas la esposa de Lot? Mientras Lot y su familia eran guiados fuera de la ciudad, Dios les dijo: “…Escapa por tu vida; no mires tras ti, ni pares en toda esta llanura; escapa al monte, no sea que perezcas.” Génesis 19:17

Pero aparentemente la esposa de Lot amaba las cosas que Sodoma y Gomorra tenían para ofrecer. “Entonces la mujer de Lot miró atrás, á espaldas de él, y se volvió estatua de sal.” (v. 26) En la Biblia, la sal regularmente representa juicio.

Entonces, todos aquellos que todavía se mantienen deseando a la Babilonia derrotada, aquellos quienes se mantienen lamentando por los placeres y cosas de este mundo, con seguridad serán juzgados.

18:11-13 “Y los mercaderes de la tierra lloran y se lamentan sobre ella, porque ninguno compra más sus mercaderías: Mercadería de oro, y de plata, y de piedras preciosas, y de margaritas, y de lino fino, y de escarlata, y de seda, y de grana, y de toda madera olorosa, y de todo vaso de marfil, y de todo vaso de madera preciosa, y de cobre, y de hierro, y de mármol; Y canela, y olores, y ungŁentos, y de incienso, y de vino, y de aceite; y flor de harina y trigo, y de bestias, y de ovejas; y de caballos, y de carros, y de siervos, y de almas de hombres.”

Dios ha advertido en Mateo 6 “Ninguno puede servir á dos señores; porque ó aborrecerá al uno y amará al otro, ó se llegará al uno y menospreciará al otro: no podéis servir á Dios y á Mammón.” (v. 24)

Debido a que los no salvos de este mundo no sirven a Dios, todos ellos están sirviendo a mammón el dios del dinero. El dinero es su maestro, en ese sentido todos ellos son mercaderes de la tierra. Esta verdad también es inferida o deducida en Apocalipsis 13 donde Dios habla de Satanás siendo el dueño de todos los no salvos del mundo.

Dios explica: “Y hacía que á todos, á los pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y siervos, se pusiese una marca en su mano derecha, ó en sus frentes: Y que ninguno pudiese comprar ó vender, sino el que tuviera la señal, ó el nombre de la bestia, ó el número de su nombre.” (v. 16-17)

En otras palabras, todos ellos son mercaderes, ellos pueden comprar y vender porque pertenecen a Satanás, y ellos llorarán y lamentaran cuando vean la destrucción de este mundo.

PUERTO CAIDO

Dios en el Antiguo Testamento da una profecía similar en Ezequiel 27, donde Tiro, un puerto marítimo muy frecuentado por barcos mercantes, fue usado como representación de este mundo. Algunas veces Dios usa a Tiro para tipificar a la iglesia visible corporativa que se ha convertido apostata en estos días del fin del tiempo.

En los primeros 33 versos de este capítulo, Dios describe como los mercaderes de los varios países se beneficiaron teniendo negocio con Tiro. Entonces, Él declara en los últimos tres versos.

“En el tiempo que serás quebrantada de los mares en los profundos de las aguas, tu comercio y toda tu compañía caerán en medio de ti.
Todos los moradores de las islas se maravillarán sobre ti, y sus reyes temblarán de espanto: inmutaránse en sus rostros.
Los mercaderes en los pueblos silbarán sobre ti: vendrás á ser espanto, y dejarás de ser para siempre.”
(v. 34-36)

ESCLAVOS Y ALMAS

Regresando a Apocalipsis 18, ¿notaste que entre la lista de “…mercaderías…” de este pasaje que no tendrá mas compradores, se encuentran “…siervos, y de almas de hombres”?  Dios está declarando que los no salvos no limitan sus actividades en búsqueda de dinero comprando y vendiendo bienestares físicos, sino que ellos también venden las almas de los hombres.

Esta es la segunda verdad implícita en Apocalipsis 13 que acabamos de ver, donde Dios declara que ningún hombre podía comprar o vender a menos que tuviese la marca de la bestia. En el sentido espiritual el comprar y vender están relacionados a la predicación o la persecución de otros evangelios.

Verdaderamente aquellos que vienen con falsos evangelios para obtener ganancia personal están efectivamente vendiendo las almas de sus seguidores a Satanás. Estas actividades, como también la mercadería de cosas, cesarán cuando el Día Del Juicio venga.

18:14-15 “Y los frutos del deseo de tu alma se apartaron de ti; y todas las cosas gruesas y excelentes te han faltado, y nunca más las hallarás. Los mercaderes de estas cosas, que se han enriquecido, se pondrán lejos de ella por el temor de su tormento, llorando y lamentando,”

Cuando Cristo regrese a destruir al mundo, los no salvos lamentarán diciéndose el uno al otro “todas las cosas que tú has deseado, y por las que has trabajado han desaparecido de tu lado. Toda tu riqueza y esplendor se ha desvanecido para nunca mas ser recobrado.”

De la misma manera que los reyes hablaron en el verso 9, estos mercaderes mirarán de lejos en horror. Ellos están totalmente consternados al encontrar que sus grandes riquezas han llegado a convertirse en ruinas repentinamente.

18:16-19 “Y diciendo: ¡Ay, ay, aquella gran ciudad, que estaba vestida de lino fino, y de escarlata, y de grana, y estaba dorada con oro, y adornada de piedras preciosas y de perlas! Porque en una hora han sido desoladas tantas riquezas. Y todo patrón, y todos los que viajan en naves, y marineros, y todos los que trabajan en el mar, se estuvieron lejos; Y viendo el humo de su incendio, dieron voces, diciendo: ¿Qué ciudad era semejante á esta gran ciudad? Y echaron polvo sobre sus cabezas; y dieron voces, llorando y lamentando, diciendo: ¡Ay, ay, de aquella gran ciudad, en la cual todos los que tenían navíos en la mar se habían enriquecido de sus riquezas; que en una hora ha sido desolada!”

Este pasaje una vez mas describe el lamento de los no salvos mientras ellos ven al mundo destruido en una hora. Pero el lenguaje que Dios usa, señala particularmente a la iglesia apóstata.

Cuando estudiamos Ezequiel 16 en un estudio anterior, aprendimos que Dios viste a sus escogidos con lino fino, oro, plata y piedras preciosas y toda clase de ornamentos dotados de hermosura. Bueno, esa es la manera que esta gran ciudad está vestida aquí.

Además hemos aprendido anteriormente que la iglesia regularmente es representada en la Biblia por medio de naves o navíos, y aquí entre los que lamentan se encuentran “…todo patrón y todos los que viajan en naves y marineros…”

Para estos falsos predicadores y estos falsos creyentes, este mundo es la única seguridad que poseen, es por eso que ellos también declaran “…¿Qué ciudad era semejante á esta gran ciudad?…” Para ellos simplemente no hay nada que sea como este mundo que ellos conocen.

18:20 “Alégrate sobre ella, cielo, y vosotros, santos, apóstoles, y profetas; porque Dios ha vengado vuestra causa en ella.”

Mientras que la destrucción del mundo será totalmente traumática sobre los no salvos, esta será todo lo contrario o un momento de gozo para los apóstoles y profetas. En un sentido, cada verdadero creyente es un apóstol y profeta.

Hablando estrictamente un apóstol es aquel que es enviado y un profeta es aquel que declara la Palabra de Dios. Pero cuando Dios usa estas palabras, Él generalmente se refiere a aquellos apóstoles y profetas especiales presentados en las Escrituras.

Debido a que la gente no quiso ni le gustó escuchar lo que ellos predicaron, esos profetas fueron odiados por el mundo. Por ejemplo Jeremías, fue perseguido severamente. Y de acuerdo a los registros seculares, todos los apóstoles con la posible excepción del apóstol Juan, experimentaron una muerte de mártires.

Pero ahora la retribución ha llegado, y Dios les dice: “Alégrense sobre ella, ahora que Uds. pueden ver que la malvada tierra finalmente está siendo juzgada, alégrense.”

¿Está Dios enseñando aquí que nosotros debemos anticipar con gozo el día cuando Él venga a castigar a los malvados? No, no creo que eso sea así. Mientras nosotros estemos en esta tierra, debemos amar a nuestros enemigos como a nosotros mismos.

Pero cuando estemos en el cielo, cuando ya no tengamos un cuerpo terrenal que esté manchado por el pecado, nuestra mente será la mente de Cristo y desearemos que se cumpla la perfecta justicia de Dios.

18:21 “Y un ángel fuerte tomó una piedra como una grande piedra de molino, y la echó en la mar, diciendo: Con tanto ímpetu será derribada Babilonia, aquella grande ciudad, y nunca jamás será hallada.”

Por si sola, esta es una representación dramática. “…una grande piedra de molino…” es muy pesada. Cuando es echada al mar se hunde hasta el fondo y se queda allí. Pero también hay una dimensión espiritual para esta declaración.

En el próximo verso vamos a leer: “…y el sonido de muela no será más en ti oído:” En el contexto de ese verso, como veremos, la muela está relacionada o tiene que ver con el enviar o el propagar de la Palabra de Dios.

Dios al usar la frase “…una piedra como una grande piedra de molino…” aquí en el verso 21, considero que Dios está diciendo que de la misma manera que Cristo [quien regularmente es representado como una roca o piedra] soportó el infierno por aquellos que han creído en Él; de la misma manera ahora, Babilonia debe soportar el infierno por sus pecados.

Que estamos pensando o tenemos el mensaje correcto dado por Dios, es sugerido por una frase muy similar en Jeremías 51 donde Dios también está hablando sobre la destrucción de Babilonia, y leemos.

“Y dijo Jeremías á Seraías: Cuando llegares á Babilonia, y vieres y leyeres todas estas cosas, Dirás: Oh Jehová, tú has dicho contra este lugar que lo habías de talar, hasta no quedar en él morador, ni hombre ni animal, sino que para siempre ha de ser asolado. Y será que cuando acabares de leer este libro, le atarás una piedra, y lo echarás en medio del Eufrates: Y dirás: Así será anegada Babilonia, y no se levantará del mal que yo traigo sobre ella; y serán rendidos. Hasta aquí son las palabras de Jeremías.” (v. 61-64)

18:22-23a “Y voz de tañedores de arpas, y de músicos, y de tañedores de flautas y de trompetas, no será más oída en ti; y todo artífice de cualquier oficio, no será más hallado en ti; y el sonido de muela no será más en ti oído: Y luz de antorcha no alumbrará más en ti; y voz de esposo ni de esposa no será más en ti oída…”

A diferencia de los versos anteriores en este capítulo, donde Dios habló sobre reyes, mercaderes y marineros lamentándose sobre la destrucción de este mundo, este verso acentúa el hecho de que el día de salvación ha terminado.

Anteriormente en nuestro estudio de Apocalipsis, recordarás que vimos tañedores de arpas, músicos y trompetistas los cuales frecuentemente representan a los verdaderos creyentes cantando las canciones de salvación.

Una vez que el Día Del Juicio llegue, esa canción dejará de ser escuchada en este mundo. Todos los verdaderos creyentes habrán sido arrebatados en El Rapto, para estar con Cristo. En otras palabras ese es el fin de la predicación del Verdadero Evangelio.

Los verdaderos creyentes en el Señor JesúsCristo algunas veces también son representados como artífices, eso es porque nosotros somos constructores del templo. Pero una vez que venga el Día Del Juicio, ya no habrá artífices pues todos ellos habrán sido arrebatados para estar con el Señor por toda la eternidad.

Como ya vimos, aquí “…la piedra de molino…” es una representación o figura del Señor JesúsCristo. Y el “…sonido de muela…” o “…ruido de piedra de molino…” es el sonido del Señor JesúsCristo lo cual es la Palabra de Dios, la cual ya no será oída más.

De la misma manera, la “…luz de antorcha…” y “…voz de esposo ni de esposa…” son todas representaciones del Verdadero Evangelio. Cuando el Día Del Juicio venga, el Maravilloso Plan De Dios Para Salvación habrá terminado.

18:23b-24 “…porque tus mercaderes eran los magnates de la tierra; porque en tus hechicerías todas las gentes han errado. Y en ella fué hallada la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que han sido muertos en la tierra.”

Dios termina el capítulo 18 de Apocalipsis con tres acusaciones que resumen los pecados por los cuales el mundo de Satanás es juzgado. Primeramente: “…porque tus mercaderes eran los magnates de la tierra…”

El hombre fue creado para glorificar a Dios, en lugar de eso el hombre adora navíos y adula, lisonjea, halaga o agasaja a aquellos que han ganado poder y riquezas por medio del trueque y el comercio.

En segundo lugar: “…porque en tus hechicerías todas las gentes han errado.” Siendo un espíritu, Satanás tiene la capacidad de efectuar, obrar o realizar cosas que son sobrenaturales, y él ha usado prodigios y milagros para engañar gentes de todas las naciones.

Finalmente porque: “…en ella fué hallada la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que han sido muertos en la tierra.”Satanás ha sido un asesino desde el principio. A través de todo el tiempo, él y sus siervos; los no salvos del mundo, han perseguido y asesinado a los verdaderos creyentes en Cristo.

Pero Cristo no se tardará, pues una vez que Él haya dado salvación al último de Sus escogidos; Él regresará a recoger a Su pueblo para Sí mismo y a vengarse de la sangre de todos aquellos que Satanás asesinó aquí en la tierra.

Arriba ^



Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Antigua Versión Reina-Valera Revisión de 1909.